Nacional

El Gobierno cambia su discurso catastrofista seguro de que habrá buenos datos de empleo hasta octubre

Rajoy intenta levantar el ánimo de los suyos tras las malas perspectivas que ofreció el equipo económico el pasado 26 de abril y que generaron un gran nerviosismo entre los dirigentes regionales del partido. Moncloa cree que los datos de desempleo del pasado mes pueden repetirse.

El Gobierno cree que vienen unos meses seguidos de buenos datos de empleo, en la misma línea de abril, y que esta racha puede seguir al menos hasta octubre, según se ha transmitido a distintos dirigentes regionales y parlamentarios populares. Esa noticia pretende en buena medida aliviar el estado de "depresión" y de nervios generalizado en el que entraron tras las malas perspectivas que presentó el equipo económico del Gobierno, los ministros Luis de Guindos y Cristóbal Montoro, el pasado 26 de abril, a la hora de presentar el Programa de Estabilidad 2013-2016 y en el Plan Nacional de Reformas que el Ejecutivo debe remitir a Bruselas.

Muchos dirigentes populares consideran que aquella comparecencia ante los medios de comunicación supuso un "punto de inflexión" de la legislatura puesto que se transmitió la impresión de que poco o nada podía hacerse ante las malas perspectivas económicas. Bien es cierto que, a diferencia del PSOE, barones territoriales y destacados parlamentarios creen que es mejor "ser realistas" con las previsiones que "falsear los datos", aunque admiten el efecto demoledor de esa rueda de prensa. Otros apuntan que la estrategia pasaba por ofrecer un panorama sombrío de modo que toda previsión que supere esas expectativas tendrá mucha más repercusión.

Pero, finalmente, Moncloa ha preferido optar por cierto optimismo impulsado por los esperanzadores datos de empleo de abril que alivió en cerca de 46.000 parados las listas del paro. Se ha tratado de una buena cifra habida de un mes de abril sin vacaciones de Semana Santa (este año fueron en marzo) que inaugura una tendencia que creen que se consolidará, al menos, hasta el final del periodo estival, incluso entrando en octubre.l

De hecho, el discurso de Mariano Rajoy en el Congreso de los Diputados de ayer para explicar el Plan Nacional de Reformas estuvo preñado de términos optimistas. "Esto empieza a funcionar, nos queda todavía mucha tarea que atender, pero llegará la cosecha", "algo está cambiando", "España está en una situación más sólida y con más futuro que hace un año" fueron algunos de sus mensajes. No dijo explícitamente eso de los "brotes verdes", que perseguirá toda la vida a la exvicepresidenta económica Elena Salgado, pero fue lo más parecido que se le ha escuchado.

Cambio de estrategia de Rajoy, que intenta ser "más didáctico" y aliviar los mensajes pesimistas. Muchos barones creen que debiera haber comparecido él ante la prensa el pasado 26 de abril

Todo un cambio de estrategia de Moncloa que arranca del pasado lunes, cuando Rajoy reclamó a los miembros del comité ejecutivo nacional que se emplearan a fondo en explicar las reformas que está acometiendo el Gobierno, un esfuerzo de pedagogía, empezando por él mismo. Por eso, el lunes por la tarde, durante su comparecencia ante la prensa acompañado del primer ministro italiano, Enrico Letta, intentó ser especialmente "didáctico", aunque fuentes de Moncloa aseguraron este miércoles que el jefe del Ejecutivo "lo ha sido siempre en todas y cada una de sus comparecencias".

De hecho, muchos de los barones territoriales que fueron exhortados a asumir en primera persona las reformas del Gobierno creen que debiera haber sido Rajoy el que compareciera ante la prensa tras el Consejo de Ministros del día 26, en lugar de mandar a los dos ministros económicos.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba