Nacional

La fragata de la Royal Navy que atracó en Gibraltar hizo una "patrulla de soberanía" en aguas del Peñón

Un portavoz de las Fuerzas Armadas de Reino Unido reconoce esta misión, según recogen medios británicos y la agencia gala de noticias 'France-Presse'. Consiste en una "demostración de un país a otro país de la capacidad que tiene para moverse dentro de territorio propio". Tuvo lugar al día siguiente del tenso enfrentamiento entre pesqueros españoles y patrulleras de la colonia. El Gobierno de David Cameron habló en todo momento de ejercicios militares “regulares y rutinarios” dentro de la denominada 'operación Cougar 13' por el Mediterráneo.

Militares de la fragata británica 'HMS Westminster', en la cubierta de la embarcación durante su escala en Gibraltar.
Militares de la fragata británica 'HMS Westminster', en la cubierta de la embarcación durante su escala en Gibraltar. EFE

La fragata británicaHMS Westminster llegó el pasado lunes al puerto de Gibraltar después de escoltar hasta la base aeronaval de Rota (Cádiz) al portaaviones Illustrious, buque insignia de la Royal Navy que por sus dimensiones haría escala en dicho espacio OTAN y no en el Peñón. El paso del barco de guerra por la colonia británica, acompañado de dos buques de apoyo, el Mounts Bay y el Lyme Bay -no llegaron a entrar en la base militar gibraltareña-, fue presentado por el Ministerio de Defensa de Reino Unido como una “escala técnica” en el marco de “maniobras militares” en el mar Mediterráneo, dentro de la operación Cougar 13.

Sin embargo, tales ejercicios también albergaron en pleno conflicto diplomático entre España y Reino Unido lo que se conoce como una “patrulla de soberanía”, algo que en ningún momento fue advertido por el Gobierno de David Cameron. Tal acción, según fuentes de Defensa, consiste en una "demostración de un país a otro país de la capacidad que tiene para moverse dentro de territorio propio". En concreto, desde el Ejecutivo británico se limitaron a señalar que se trataba de unos “despliegues militares regulares y rutinarios". Una terminología que ocultaba lo que tuvo lugar la mañana del lunes, cuando la fragata HMS Westminster realizó esa “patrulla de soberanía” apenas 24 horas después de que unos 40 pesqueros de Algeciras y de La Línea de la Concepción (Cádiz) protestaran ante patrulleros gibraltareños al no poder faenar por los vertidos de bloques de hormigón al mar que está perpetrando el Gobierno de Fabian Picardo.

El barco de guerra HMS Westminster lleva 185 militares a bordo y está equipadp con sistemas de vigilancia de última generación y misiles mar-aire, mar-mar y torpedos submarinos entre su arsenal

Según recogen medios británicos y la agencia gala de noticias France-Presse, desde las Fuerzas Armadas británicas reconocen que la fragata HMS Westminster “efectuó una patrulla de soberanía mientras se dirigía al Peñón”. Así lo hace el Gibraltar Chroniclediario decano de la colonia que relata cómo “la Guardia Civil se mantuvo alejada mientras la fragata era luego escoltada por barcos del Escuadrón Gibraltar -representación de la Royal Navy en el Peñón- y de la Policía gibraltareña”. En la misma línea, la agencia France-Presse apuntó que la nave de guerra HMS Westminster“navegó por la frontera de las aguas territoriales que reclama Reino Unido cuando entraba a puerto en una denominada patrulla de soberanía”.

Fuentes de la Armada española declararon a Vozpópuli que en el Ministerio de Defensa no tenían constancia de esta maniobra en concreto y que las fuerzas españolas desplegadas en dicha zona marítima eran únicamente las patrulleras de la Guardia Civil. Agentes del Instituto Armado intervinieron el domingo para calmar los ánimos en el tenso enfrentamiento entre los pescadores españoles y la Policía de Gibraltar.

La Armada española, sin presencia en la zona

Las mismas fuentes precisaron que la Armada sólo ha sido reclamada para los ejercicios conjuntos en los que participó la pasada semana el patrullero Centinela, coincidiendo con el paso de la agrupación de la Royal Navy por la costa noroeste de España, y para dar el visto buen al paso inocente del portaaviones HMS Illustrious en su escala en la base aeronaval de Rota. El ministro de Defensa, Pedro Morenés, llegó a manifestar que negar la autorización al buque insignia de la Armada británica habría sido "escalar" en un conflicto que "no interesa" ni a Reino Unido ni a España.

La HMS Westminster, que cumplió ayer su tercer día de visita en el Peñón, es una fragata modelo 23, lleva 185 militares a bordo y está equipada con sistemas de vigilancia de última generación y misiles mar-aire, mar-mar y torpedos submarinos entre su arsenal. Los dos buques de apoyo que le acompañan también van armados.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba