Nacional

Las 'otras' maniobras de la Royal Navy en el Peñón: fútbol, rugby, disfraces y homenaje a Trafalgar

La Armada británica llevará a cabo este mes en Gribraltar unos ejercicios similares a los de octubre pasado, donde el tiempo de recreo marcó la visita a la colonia. La flota de Reino Unido no comenzará los entrenamientos de mayor envergadura y complejidad hasta llegar a Albania. Mientras, reeditarán la famosa 'Carrera de la Roca'.

El paso de la flota principal de la Armada británica por el Estrecho a lo largo de este mes, con parada en Rota y Gibraltar, tiene más de travesía hacia el Adriático, donde empezarán las operaciones de mayor envergadura junto a la Marina albanesa, que de intimidación e incremento de la vigilancia sobre las aguas españolas en plena escalada de tensión. La Royal Navy navegará luego hasta el océano Índico y el golfo Pérsico, donde volverán a efectuar complejos ejercicios junto a países aliados de Reino Unido en lo que se ha denominado operativo Cougar 13. Las maniobras que harán en el Peñón tres fragatas, entre ellas la HMS Westminster, junto a embarcaciones de apoyo como Lyme Bay y Mounts Bay, serán de perfil bajo, al tratarse, como se ha encargado de precisar el propio Ministerio de Defensa británico, de “rutinarias”. Ahora tendrá lugar la tercera edición de las mismas, después de que se iniciaran en 2011.

En principio, los trabajos serán similares a los llevados a cabo el año pasado, dentro del programa Cougar 12, que tuvo una duración de dos meses y condujo a la Royal Navy hasta Gibraltar en el mes de octubre (del 13 al 16). La Marina británica estuvo tres días en el Peñón antes de participar en la primera gran prueba que aparecía en su hoja de planificación: un entrenamiento junto a la flota francesa y el portaaviones Charles de Gaulle, buque insignia de la Marine Nationale frente a la isla de Córcega. De igual modo, la Armada de Reino Unido prosiguió luego su preparación a mayor nivel en aguas de Albania.  

Algunos marines también vistieron ropa de mujer en la carrera por la parte más alta del Peñón. Completaron una distancia de 4,3 kilómetros que se complicaba, sobre todo, al inicio de la cuesta de la montaña, una subida de 380 metros

La estancia de cuatro barcos de la Royal Navy en Gibraltar hace ahora diez meses (el buque de asalto anfibio HMS Bulwark; sus fragatas escolta Northumberland y Montrose, y el buque de apoyo logístico Mounts Bay) permitió a los marines disfrutar de un breve pero “agradable” tiempo de recreo. Estas fuerzas fueron recibidas en una ceremonia de bienvenida por la representación de la Armada británica en la colonia: el Escuadrón Gibraltar. Fue el bote de patrulla rápida HMS Scimita el que salió al encuentro de los navíos visitantes para saludarlos en el mar. Ya en tierra firme, los marines tuvieron oportunidad de disfrutar de la zona deportiva de la base naval y medirse en encuentros de fútbol, rugby y baloncesto femenino para las soldados, en el mismo pie del Peñón.

No obstante, el plato fuerte del calendario deportivo diseñado para el fin de semana fue la famosa Carrera de la Roca. Alrededor de 200 militares británicos se pusieron las zapatillas de deporte y corrieron hasta meta, situada en la parte más alta del Peñón accesible a pie. La competición fue tan distendida que los participantes más atrevidos dejaron a un lado la ropa deportiva de uniforme y se disfrazaron de personajes de lo más variopintos. Algunos marines también vistieron ropa de mujer. Completaron una distancia de 4,3 kilómetros que se complicaba, sobre todo, al inicio de la cuesta del Peñón, una subida de 380 metros.

Cena de gala a bordo del buque 'HMS Bulwark'

En un tono más solemne, un grupo de oficiales mostraron sus respetos a los caídos en un acto en el conocido Cementerio de Trafalgar de Gibraltar. Lo hicieron sólo poco días antes del 207º aniversario de la victoria de Nelson sobre la flota española. Durante la ceremonia, se recordó a quienes perdieron sus vidas en la mítica batalla y se guardó silencio por todos los miembros de las Fuerzas Armadas británica que han muerto en combate o servicio. Dicha efeméride y el cumpleaños de la Real Infantería de Marina fueron conmemorados después con una cena a bordo del buque HMS Bulwark.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, confirmó ayer que España tenía constancia de estas maniobras por parte de Reino Unido, que las había adelantado con respecto a 2012, desde el pasado 4 de junio. De este modo, el jefe del Ejecutivo desmintió, tras su despacho con el Rey en Marivent, que Londres avisara de las mismas el miércoles a través de la llamada teléfonica de su primer ministro, David Cameron. De hecho, la Armada británica ya contaba con el permiso de Madrid para atracar su portaaviones Illustrious en la base naval de Rota, espacio OTAN. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba