Nacional

El Gobierno de Zapatero subvencionó a la cantera que utiliza Gibraltar para ganar terreno al mar

Industria destinó ayudas por valor de 260.000 euros a la empresa que extrae rocas del yacimiento kárstico de la Sierra de La Utrera, localizado en el término municipal de Casares (Málaga). El grupo de Ecologistas en Acción de la zona denuncia que el suministro a la colonia británica se realiza desde el año 2005. “Las extracciones en extensión ya han llegado a su límite, pero en profundidad pueden prolongarse durante muchos años”, advierten.

Uno de los camiones cargados de piedras que cruzaron ayer el puesto fronterizo con Gibraltar, en La Línea de la Concepción (Cádiz).
Uno de los camiones cargados de piedras que cruzaron ayer el puesto fronterizo con Gibraltar, en La Línea de la Concepción (Cádiz). EFE

La pasividad del Gobierno socialista que presidía José Luis Rodríguez Zapatero ante las incursiones urbanísticas de Gibraltar, con las que ha ido ganando terreno al mar, era algo conocido. De lo que aún no existía certeza era de que inyectara dinero público a la empresa que, según denuncia el grupo Ecologistas en Acción, extrae las rocas que luego sirven a la colonia británica para ampliar su perímetro de manera ilegal, violando la normativa medioambiental comunitaria.

La Guardia Civil que opera en la Verja ha intensificado esta semana el control aduanero sobre el paso de camiones cargados con piedras y rocas que irían destinados al espigón que el Gobierno de Fabián Picardo está construyendo en la cara oriental del Peñón. El segundo dique que las autoridades gibraltareñas extienden en apenas un mes y medio. Y ello, para proteger entre ambos espigones la construcción del complejo inmobiliario de lujo Eastside Proyect o Cape Vantage. Además, Gibraltar ha introducido camiones de arena procedente de la duna protegida de Valdevaqueros, en Tarifa (Cádiz), para rellenar espacios que van de uno a otro dique.

El Ministerio de Interior emitió una orden, de la que hubo noticia el pasado martes, para que se prohibiera en los puestos fronterizos el paso de camiones cargados de áridos (arena y gravilla). Sin embargo, la instrucción dada a los agentes del Instituto Armado no incluye impedir el acceso a vehículos pesados con piedras, que han seguido entrando en la colonia británica. De hecho, la asociación Verdemar-Ecologistas en Acción aseguró ayer que "de nuevo" este jueves pasaron "más que nunca" camiones "con piedras" por la frontera de Gibraltar. El presidente de la organización conservacionista, Antonio Muñoz, hizo un seguimiento a varios de estos vehículos, procedentes de la provincia de Málaga y pudo comprobar que "han pasado" la aduana. Según apuntó Muñoz a Ep, en estos días están cruzando la Verja "más camiones que nunca", al tiempo que insistió en cómo la montaña de arena y piedras para realizar rellenos en la colonia "crece cada día más rápido".

La empresa Compañía General de Canteras SA es filial de Financiera y Minera, controlada ésta a su vez por el grupo francés Sodecim, con un 56,58% de sus acciones, y la sociedad de derecho holandés Ciments Francais Europe, con un un 39%

Desde Ecologistas en Acción apuntan a la zona de la Sierra de La Utrera, en el término municipal de Casares (Málaga) como el punto de extracción de las rocas que sirven a Gibraltar para expandir su lengua de tierra. En concreto, subrayan que la cantera de este paraje kárstico ha suministrado material al Ejecutivo del Peñón para anteriores actuaciones en la Roca, como la construcción de zonas residenciales y la ampliación de su aeropuerto. La coordinadora del grupo de Ecologistas en Acción para la Sierra de La Utrera-Casares-Manilva, Rosario Loring, denuncia, en declaraciones a Vozpópuli, que ya desde 2005 tienen constancia de que salían camiones a diario de esta cantera con destino a la colonia británica.

Con el pretexto de preservar el medio ambiente

Precisamente a 2005 se remonta la primera subvención que el Gobierno de Zapatero otorgó a la empresa Compañía General de Canteras SA, filial de Financiera y Minera (posee un 96% de la misma), controlada ésta a su vez por el grupo francés Sodecim, con un 56,58% de sus acciones, y la sociedad de derecho holandés Ciments Français Europe, con un 39%. Desde entonces, el Ministerio de Industria (con sus distintos responsables: José Montilla, Joan Clos y Miguel Sebastián) fue concediéndole ayudas públicas hasta 2009 por un valor de 260.000 euros. Según reza en las bases reguladoras de estas subvenciones, se daban como apoyo a la “atenuación de la incidencia negativa en la calidad del medio ambiente que pudieran tener las actividades mineras”.

Las extracciones en la cantera de La Utrera continuarán, ya que, como advierte Rosario Loring a este diario, “si bien ya han llegado al límite del perímetro para explotar el yacimiento en extensión, sí podrán seguir excavando en profundidad durante bastante tiempo”. Desde la Plataforma para la Conservación de la Sierra de La Utrera han reivindicado para este enclave la declaración de Paraje Natural por parte de la Junta de Andalucía y su inclusión en la red internacional de Reservas de la Biosfera; así como la paralización de los trabajos de extracción y una revisión de oficio para anular la licencia municipal concedida a la cantera.  


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba