Nacional

La Generalitat intenta ganarse el apoyo de Marruecos con clases de árabe en los colegios

El Govern ofrece introducir el árabe y el tamazig o bereber en horario lectivo con la pretensión de calmar la hostilidad que generan las tesis independentistas catalanas en el reino alauí por su posible contagio al Sáhara Occidental.

El Govern ha aprobado el pasado lunes el Plan Marruecos 2014-17, con el que prevé impulsar las relaciones entre Cataluña y Marruecos en ámbitos de interés común, como las relaciones institucionales, económicas, culturales, sociales y educativas. Precisamente en el ámbito de la educación destaca la posible introducción del árabe y el tamazig o bereber en horario lectivo para satisfacer algunas de las aspiraciones de los 270.000 marroquíes que residen en Cataluña.

Según informa este miércoles el periódico 'El Mundo', la Generalitat pretende convencer a la población inmigrante de sus tesis independentistas. Además, la ley de consultas que se dispone a aprobar el Parlament el próximo 19 de septiembre "prevé que la mayoría de los inmigrantes puedan votar"

Con el Plan Marruecos, la Generalitat busca "atraer a los marroquíes a las urnas y apaciguar la hostilidad del reino alauí ante el proyecto independentista por temor a que la autodeterminación se contagie al Sáhara Occidental".

Se trata de una iniciativa elaborada por varios departamentos de la Generalitat, la Consejería de Enseñanza, la dirección general de inmigración, los Mossos d'Esquadra y la Fundació Nous Catalans, vinculada a Convergència, "que intenta atraer a los inmigrantes al independentismo".

"Es conveniente impulsar iniciativas diseñadas especialmente para esta comunidad", dice el Govern

Hasta el momento y pese a que hay casi 24.000 alumnos marroquíes escolarizados en Cataluña, ningún centro público ofrece clases de religión islámica en horario lectivo; algunos colegios enseñan árabe y tamazig pero en horario extraescolar. Esta propuesta de que la Generalitat pase a regentar el islam en Cataluña se debatirá en una comisión mixta.

A la espera de su introducción, cabe destacar que Andalucía, Cantabria o el País Vasco "llevan años impartiendo clases de islam sin haber tenido que crear ningún órgano conjunto con Marruecos". 

Ámbitos de cooperación

El portavoz del Govern, Francesc Homs, explicó que el plan establece "cinco grandes ámbitos de cooperación": relaciones institucionales; cooperación al desarrollo; relaciones económicas; cultura, universidades e investigación, y catalanes de origen marroquí.

Homs destacó que los catalanes de origen marroquí son desde hace 15 años el colectivo más numeroso de ciudadanos de origen foráneo -con un 20,3% de la población extranjera y un 3% de la población total- y que Cataluña ya tiene planes de trabajo operativos con Japón, Quebec y Flandes, a los que ahora se suma Marruecos para reforzar y promover la acción exterior de Cataluña.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba