Nacional

La Generalitat pretende gastar 600.000 euros en 2015 en los sueldos de sus 'embajadores'

El Govern de Artur Mas pretende abrir otras dos delegaciones exteriores en Viena y Roma durante los próximos meses. Sus actuales representantes en Estados Unidos o la Unión Europea perciben unos 78.000 euros anuales...

El presidente de la Generalitat sigue empecinado en abrir delegaciones en el exterior.
El presidente de la Generalitat sigue empecinado en abrir delegaciones en el exterior. EFE

Artur Mas sigue empecinado en aumentar sus delegaciones en el exterior. Hace unos días, el portavoz de la Generalitat y mano derecha del president, Francesc Homs, anunció la intención del Govern de abrir en 2015 otras dos embajadas: una en Roma y otra en Viena. En caso de lograr su propósito, el Ejecutivo catalán pagará unos 78.000 euros a ambos embajadores, dado que esa es la cantidad que cobran algunos de los actuales. Y, en total, gastaría más de 600.000 euros en pagar a todos los representantes de sus delegaciones fuera de Cataluña.  

Los actuales 'embajadores catalanes' cobran salarios que oscilan entre los 74.000 y los 78.000 euros, cantidad que se asemeja a lo que cobra Rajoy y que es superior a la que percibe cualquier ministro

Meses atrás Vozpópuli ya desveló que los embajadores de la Generalitat cuestan unos 500.000 euros a las arcas públicas. En su afán por remarcar la independencia catalana, el Ejecutivo de CiU incluye entre sus delegaciones exteriores la de Madrid. Amén de esta embajada en España, lo cierto es que la Generalitat ya ha desplegado a sus representantes en Estados Unidos, Unión Europea, Francia, Reino Unido y Alemania. Todos ellos cobran salarios que oscilan entre los 74.000 y los 78.000 euros, cantidad que se asemeja a lo que cobra el presidente del Gobierno y que es superior a la que percibe cualquier ministro. 

La delegación en Roma, en enero

El citado consejero de Presidencia y también ocupado de las Relaciones Internacionales de la Generalitat, Homs, explicó públicamente, tras una reunión del Govern, que su proyecto consiste en que "a principios de año, y por tanto es inminente y no un proyecto lejano, se abrirá una delegación en Roma"y después se hará lo propio en la capital austriaca. Tal y como ha desvelado el portal Sueldospúblicos, los dos individuos que ocupen ese puesto cobrarán 74.833 euros al año. Y es que este es el salario que la Generalitat paga a los cabezas visibles de sus delegaciones en Londres, París y Berlín. 

Además de impulsar las dos nuevas embajadas, la Generalitat tiene decidido mantener a sus diplomáticos en la Unión Europea y en Estados Unidos. Ellos cobran 76.270 euros cada uno. Y también continuará el delegado en Madrid, que percibe un sueldo anual de 79.651 euros brutos al año. Si a los casi 500.000 euros que costaban los salarios de los embajadores actuales se suman otros dos sueldos como los comentados, es evidente que el gasto en este capítulo superará, con creces, los 600.000 euros al año.

Llueve sobre mojado

La Generalitat apunta entre sus prioridades "fomentar la proyección exterior de Cataluña y las relaciones con otros gobiernos y organismos internacionales"

Es habitual que la Generalitat destine dinero público a su actividad fuera de España. De hecho, como ha publicado este diario recientemente, en el proyecto de los presupuestos para 2015 se incluyen partidas para vender en el extranjero el "derecho a decidir". En concreto, la Generalitat apunta entre sus prioridades de este campo de actuación "fomentar la proyección exterior de Cataluña y las relaciones con otros gobiernos y organismos internacionales"; "dar a conocer internacionalmente el proceso democrático iniciado para el derecho a decidir, dando apoyo a las iniciativas de la sociedad civil"; y, por último, "impulsar y coordinar la acción exterior del Govern y generar sinergias con la acción exterior de otros organismos públicos y privados".

Claro que tampoco está garantizado que las intenciones del Ejecutivo de Mas vayan a convertirse en realidad. La crisis política abierta por el proceso soberanista aún no ha erminado y es más que posible que Mas no logre apoyos para sacar adelante sus cuentas. En todo caso, Cataluña acumulaba hasta septiembre un déficit de 3.070 millones, es decir, de un 1,53%, frente al 1% del PIB autorizado para todo el año. A pesar de ello, la Generalitat se ha comprometido este año a recuperar tanto la paga extra para los 210.000 empleados públicos como a poner fin a los recortes a los interinos, lo que elevará el gasto de la administración en unos 600 millones


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba