Nacional

Sants, camino de convertirse en el Gamonal catalán con la confluencia de grupos violentos

La policía ve un amalgama de grupos ideológicos diferentes que han confluido en las protestas, algunos de ellos 'profesionales' de la lucha callejera que ya pudieron intervenir en Burgos o en Madrid.

Ataques violentos el juves 29 en la capital de Catalunya
Ataques violentos el juves 29 en la capital de Catalunya GTRES

Los Mossos d'Esquadra detuvieron en la noche del jueves a un total de 23 personas tras los nuevos incidentes registrados en el barrio barcelonés de Sants en protesta por el desalojo y el comienzo del derribo del centro ocupado de Can Vies, ha informado un portavoz de la Policía de la Generalitat. Durante los incidentes, grupos de jóvenes encapuchados se enfrentaron a los agentes antidisturbios desplegados en el barrio, quemaron contenedores y causaron destrozos en el mobiliario urbano y en sucursales bancarias, en una de las cuales provocaron un incendio. Después del importante movimiento de efectivos hacia Barcelona del pasado miércoles por la noche, se ha visto cuánta importancia dan las autoridades a este movimiento. Y, al igual que se sospechó en los incidentes de Gamonal o el 22M en Madrid, los manifestantes violentos podrían haber sido reforzado por grupos 'profesionales' venidos de otros puntos del país.

La noche comenzó con una cacerolada de protesta en la que participaron varios centenares de personas y a continuación muchos de los participantes se dirigieron hacia la comisaría de los Mossos d'Esquadra de Les Corts, donde permanecen algunos de los detenidos en los altercados de los tres últimos días. La manifestación se disolvió poco antes de llegar a la comisaría debido al importante despliegue policial en las inmediaciones de la misma, informa Efe.

Algunos grupos se dirigieron entonces a la sede del distrito de Sants-Montjuïc, situada en la confluencia de la calle de Sants con la de 22 de enero, donde los Mossos montaron una barrera y avisaron a los manifestantes de que cargarían si se acercaban. Fue entonces cuando aparecieron grupos de encapuchados que empezaron a quemar contenedores y a destrozar los cristales de sucursales bancarias, incendiando incluso una de ellas, así como mobiliario urbano, señales de tráfico, marquesinas y paneles publicitarios.

Los encapuchados lanzaron también piedras y otros objetos a los agentes policiales, que realizaron entonces varias cargas para disolver a los alborotadores. Las últimas 23 detenciones se suman a las 38 practicadas desde el comienzo de los disturbios el pasado lunes por la noche.

De los 27 detenidos por los Mossos en la noche del miércoles al jueves, está previsto que 18 pasen hoy a disposición judicial, mientras el resto quedaron en libertad con cargos.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba