Nacional

La segunda jornada del G20 finaliza con el compromiso de realizar ajustes fiscales

La cumbre del G20 ha terminado la jornada de hoy con el compromiso de Italia de aplicar medidas de ajuste fiscal, que deberán ser aprobadas por el Fondo Monetario Internacional y la Comisión Europea. Los demás países del euro y el resto de miembros del G20 también se han comprometido a adoptar medidas de ajuste fiscal y para mejorar la economía, de acuerdo con la situación de cada uno.

La cumbre del G20 ha terminado la jornada de hoy con el compromiso de Italia de aplicar medidas de ajuste fiscal, que deberán ser aprobadas por el Fondo Monetario Internacional y la Comisión Europea. Los demás países del euro y el resto de miembros del G20 también se han comprometido a adoptar medidas de ajuste fiscal y para mejorar la economía, de acuerdo con la situación de cada uno.

Según anuncia el comunicado emitido al final de la reunión, "Italia se compromete a una reducción rápida de la deuda en términos de Producto Interior Bruto (PIB) a partir de 2012 y estar cerca de un presupuesto equilibrado para 2013". Este objetivo se basa en la “total implementación” del paquete fiscal aprobado en verano, por un total de 60.000 millones de euros, y que debe ser asegurado mediante el refuerzo de las normas fiscales.

Durante una rueda de prensa posterior a la cumbre, Silvio Berlusconi ha negado que la supervisión de la disciplina fiscal se una “tutela”, sino que más bien es una “certificación”. "No hay ninguna limitación a la soberanía nacional. El FMI será como una empresa de certificación externa que utilizaremos para dar a conocer los resultados de nuestra acción parlamentaria", ha explicado a los medios.

Consolidación fiscal

El compromiso italiano es el más importante de los que se han obtenido durante la jornada de hoy por los países de la zona euro. Además, Francia, Alemania, Italia, España y el Reino Unido, miembro de la UE pero no de la eurozona, se han comprometido a lograr una consolidación fiscal “clara y creíble” para reducir a la mitad su déficit en 2013 respecto a los datos de 2010 y a “estabilizar y reducir” de aquí a 2016.

Francia deberá reducir su déficit fiscal hasta el 3% en 2013, con límites estrictos al gasto del Gobierno y al seguro de salud, mientras que Alemania y otros países del G20 con unas finanzas públicas “relativamente fuertes” deberán aprobar medidas fiscales que impulsen el crecimiento económico, la demanda, el consumo privado y la inversión.

Mejorar la situación económica y financiera de la eurozona

Según el G20, el objetivo de todas estas medidas es paliar la situación en que se encuentra actualmente la zona euro, caracterizada por la falta de confianza y el alza de los tipos de interés, consecuencia del riesgo de la deuda soberana de algunos estados miembros. A esto se une también el debilitamiento de la actividad económica y el aumento del desempleo.

El G20 respalda todos los esfuerzos de la eurozona encaminados a lograr la estabilidad, especialmente las medidas adoptadas en la cumbre celebrada el pasado 26 de octubre en Bruselas, y más en concreto el aumento del fondo de rescate europeo hasta la cifra de un billón de euros.

También ha anunciado su apoyo a las “medidas excepcionales” adoptadas por Grecia, entre ellas la quita de su deuda del 50% por parte de los inversores privados y las medidas destinadas a reforzar la confianza en el sector bancario, con la obligación de aumentar hasta un 9% de los recursos propios.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba