Las encuestas que maneja el partido reflejan una fuerte inflexión en el electorado hacia la izquierda

Pavor en el PSOE ante la inclinación de Pedro Sánchez a forjar un Frente Popular

Los sondeos que maneja la dirección del PSOE reflejan que el próximo Parlamento tendrá una clara mayoría de izquierdas. Las inclinaciones de Pedro Sánchez y de una parte de su ejecutiva provocan miedo en los sectores del partido que defienden un alejamiento de todo lo que huela a Frente Popular.

Pedro Sánchez y el dirigente de IU Cayo Lara, en un acto sobre sanidad pública.
Pedro Sánchez y el dirigente de IU Cayo Lara, en un acto sobre sanidad pública. EFE

En la cúpula socialista ha despertado especial interés una encuesta reciente supervisada por el sociólogo José Félix Tezanos que con una muestra de más de 2.000 entrevistas domiciliarias, no telefónicas, concluye que si en estos momentos se celebraran elecciones generales, casi el 60% de los votos irían a partidos de izquierdas mientras que las formaciones encuadradas en el centro derecha solo obtendrían entre el 32 y 34% de los apoyos. Según fuentes socialistas, el sondeo evidencia que hay, pues, espacio más que suficiente para la conformación de un Frente Popular después de las legislativas ya que, según los expertos que trabajan para el PSOE, se está produciendo una fuerte inflexión hacia la izquierda entre el electorado español, tanto en lo que se refiere a las intenciones de voto declaradas como a la evolución de las autoubicaciones político-ideológicas.

Si ahora hubiera elecciones, casi el 60% del voto iría a partidos de izquierdas, según el sondeo que maneja el PSOE

Fuentes socialistas conceden especial relevancia a esta conclusión de la encuesta dirigida por Tezanos: “La autoubicación media de los españoles en un eje espacial en el que el 10 es la posición más a la izquierda y el 1 más a la derecha, ha pasado de unas cifras medias que estaban en torno al 5,97-6,07 entre los años 2006 a 2012, a situarse en 2015 en un 6,41, es decir en parámetros similares o superiores a los años en los que el PSOE obtenía mayorías absolutas”.

En el equipo de Pedro Sánchez se comenta que cualquier inclinación en estos momentos hacia la moderación, apuesta que defienden miembros de la vieja guardia como Felipe González o Alfredo Pérez Rubalcaba, daría lugar a mayores pérdidas de votos que ganancias, en parte debido a la competencia que ejerce Podemos por el espacio de la izquierda. Este también es un peligro del que advierte la encuesta, al constatar que el PSOE dispone ahora de más votantes potenciales en su izquierda inmediata que en su derecha. Dentro de los que desean una clara decantación de los socialistas hacia sus posiciones tradicionales están los votantes jóvenes, estudiantes de clase media, parados y personas laicas. Por el contrario, entre los que agradaría un corrimiento del partido hacia espacios más conservadores, están los católicos practicantes, jubilados y un importante volumen de voto volátil que suele inclinarse a conveniencia por una u otra opción política.

Felipe González y Alfredo Pérez Rubalcaba, entre los que trabajan a favor de una coalición con el PP

Los consejos que desde el arranque de su mandato como secretario general le viene dando Felipe González a Pedro Sánchez, coinciden bastante con la estrategia que siguió Rubalcaba al frente de su partido durante los dos años largos que estuvo manejando su aparato: conducir la nave hacia posiciones nítidas de izquierdas supondría un serio error y un importante lastre si se llegara al Gobierno, pues se traicionaría al electorado y se tardarían años en recuperar posiciones de centro.

Pero ni González ni aquellos que verían con satisfacción una disposición de la actual dirección socialista hacia un pacto estable de Gobierno con el PP tras las próximas elecciones, albergan esperanzas de ver cumplidos sus objetivos y evitar así que Pedro Sánchez caiga en la tentación de formar un Frente Popular. Es algo que también han detectado destacados empresarios del Ibex, que consideran a la presidenta andaluza, Susana Díaz, mejor equipada para alcanzar acuerdos con el PP si las cosas pintan mal y no hay mayorías claras de gobierno después de las próximas elecciones generales. En esta opinión pesan algunas de las propuestas lanzadas por Sánchez en los últimos meses, desde una reforma laboral que devuelva todo el poder de la negociación colectiva a los sindicatos hasta la revocación del principio constitucional que garantiza la estabilidad presupuestaria, pasando por una reestructuración a la griega de la deuda de las familias.

Los sondeos reflejan un alto voto oculto en el PP que podría acabar desplazándose a Ciudadanos

En el sondeo que ha coordinado Tezanos, la formación de Pablo Iglesias ocupa la segunda posición política con el 25% de los votos, a menos de tres puntos del PSOE, y el PP la tercera con el 21%. Ciudadanos aparece en cuarta posición, con el 12%, pero los expertos advierten de dos aspectos a tener en cuenta: que los populares tienen un voto oculto considerable que no aflorará hasta el mismo día de las elecciones y que es probable que una parte importante del mismo, el de perfil más centrista y desengañado, acabe desplazándose hacia la formación de Albert Rivera.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba