Nacional

El ‘pequeño Nicolás’ asegura haber tenido contactos con el rey Juan Carlos y Zarzuela para exculpar a la infanta

Francisco Nicolás Gómez-Iglesias, alias Nicolasín, aparece hoy en el diario ‘El Mundo’ con la primera entrega de una extensa entrevista en la que, el mundo al revés, se defiende "de las múltiples acusaciones recibidas". Afirma el infante haber mantenido contactos con Soraya Sáenz de Santamaría para resolver el problema catalán y asegura, gallito, que denunciará las pruebas que están “fabricando” contra él.

Abierta la veda de las declaraciones, Francisco Nicolás Gómez-Iglesias, más conocido como el ‘pequeño Nicolás’ o Nicolasín,  ha concedido una entrevista al diario El Mundo –de la que el rotativo ofrece hoy apenas la primera parte- en la que esta especie de patético James Bond a la española asegura haber mantenido todo tipo de conversaciones y contactos con las más altas autoridades del Estado para resolver, o al menos intentarlo, algunos de los asuntos y/o escándalos políticos más notorios de la actualidad. Entre ellos, la más que enrevesada cuestión catalana o el no menos delicado caso Nòos, en el que figura como imputada la hija y hermana de rey, la infanta Cristina de Borbón. La repera.

"He colaborado con el Centro Nacional de Inteligencia (CNI), con Presidencia y con la Casa Real"

El ‘pequeño Nicolás’, a quien al parecer no le gusta nada que le llamen de tal guisa, afirma que lo primero que hicieron al detenerle fue borrar sus “whatsapp con personalidades del Estado y mis emails. Pero son tan chapuzas que no lograron eliminar todo. Aún tengo en mi poder material”. “Colaboro con varios organismos. Lo que hago siempre son colaboraciones. Nunca he cobrado del Estado, al revés, me ha costado dinero ayudar al Estado. He colaborado con el Centro Nacional de Inteligencia (CNI), con Presidencia y con la Casa Real” afirma el valiente Francisco Nicolás.

En la entrevista, el hasta ahora huido y en paradero desconocido explica que mantuvo contactos con Carlos García Revenga, secretario de las Infantas Elena y Cristina, que le avisó del inminente proceso que se iniciaría contra él; con la vicepresidente del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría y con diversos miembros de la Casa Real, caso de Alfonso Sanz Portolés, jefe de la Secretaría del Rey padre, e incluso llamadas con el propio rey Juan Carlos, vinculadas en el tiempo al mandato que recibió de Zarzuela y del CNI, por el cual, según sostiene con total desparpajo, tenía la misión de “lograr que a Doña Cristina se la exculpe en el proceso judicial en el que está metida”.

Con Moncloa, el joven asegura que mantuvo contactos para afrontar el problema catalán, ni más ni menos, a través de los cuales estableció relación con personas vinculadas con la política catalana, con el fin de descubrir trapos sucios, caso de ERC, que afirma haber encontrado, para lo cual se entrevistó con gente como Cristóbal Martell, Javier de la Rosa y en tres ocasiones con Oriol Pujol Ferrusola, todo ello orientado a frenar, él solito, el avance independentista.

Nicolás, asegura además que si se mantiene oculto es para evitar “los seguimientos de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado” y por “la presión mediática”, por la cual, según explica, habría recibido mensajes de más de 200 periodistas, entre ellos de medios internacionales como la BBC o The Washington Post. Cierra Nicolasín la faena con una media verónica en la que sostiene que se “están fabricando pruebas contra mí y lo voy a denunciar”.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba