Nacional

El testimonio del comisario Villarejo será decisivo en el 'caso Francisco Nicolás'

El próximo viernes el policía declarará en sede judicial por petición de la defensa del joven. Éste ya ha reclamado la nulidad de la causa y recuerda la grabación a varios agentes del CNI y Asuntos Internos... 

La cita es el próximo viernes en los juzgados de Plaza de Castilla. Allí acudirá como testigo el célebre comisario José Villarejo para prestar declaración en la causa abierta contra Francisco Nicolás Gómez Iglesias. Dicho testimonio, pedido por la defensa del joven, se antoja decisiva para el devenir de este asunto judicial. La clave es que este policía, que últimamente ha aparecido con profusión en la vida pública por su relación con el caso del ático de Ignacio González, mantiene un enfrentamiento con el comisario Marcelino Martín-Blas, quien dirigió la investigación del caso Nicolay y fue destituido como jefe de Asuntos Internos precisamente a raíz de su oscura actuación en este caso. 

El juez que instruye el caso del joven es el titular del Juzgado de Instrucción 2 de Madrid, Arturo Zamarriego. El pasado cinco de marzo dictó una providencia, desvelada por Efe la pasada semana, en la que citaba a declarar a Villarejo porque así se lo pidió la defensa del conocido como pequeño Nicolás. Los letrados del muchacho pidieron que Villarejo declarase con urgencia como testigo para aclarar si hubo irregularidades en la investigación, ya que, según su versión, Asuntos Internos instó a Francisco Nicolás a decir que conocía al comisarion aunque no era cierto

Villarejo denunció a Martín-Blas por manipular pruebas en el sumario del 'caso Nicolay'; la batalla entre ambos tiene una relación directa con la causa contra el joven

No puede perderse de vista que Villarejo ha denunciado a Martín-Blas por haber manipulado pruebas y haber alterado la investigación en varios sumarios de corrupción. Como se recordará, Martín-Blas firmó un informe policial que consta en el sumario del caso Nicolay según el cual Villarejo se habría reunido con el célebre joven en el parque de Santander de Madrid. Las imágenes de ese presunto encuentro entre el joven y Villarejo aparecieron en algunos medios. Poco después se supo que se trataba de un clamoroso error porque, intencionadamente o no, los agentes de Asuntos Internos confundieron a Villarejo con un jubilado que acudía al parque a pasear junto a su perro y un amigo. Es decir, la batalla entre Villarejo y Martín Blas tiene una relación directa con el caso del joven. 

La grabación como eje fundamental

Por pura lógica es una incógnita saber qué dirá Villarejo ante el juez el próximo viernes. Pero está claro que sus declaraciones se antojan decisivas para el caso porque, tal y como pide la defensa del joven, puede poner negro sobre blanco una serie de irregularidades graves en el curso de la investigación. A este respecto, no puede olvidarse que la defensa de Francisco Nicolás ya ha pedido en diversas ocasiones la nulidad de la causa por la existencia de una grabación en la que varios agentes del CNI y al citado Martín-Blas hablan sobre borrar pruebas sobre el asunto

La defensa de Francisco Nicolás ya ha pedido en diversas ocasiones la nulidad de la causa por la existencia de una grabación a varios agentes del CNI y al citado Martín-Blas

Villarejo no será el único que acuda el juzgado el viernes. El magistrado Zamarreigo ya había llamado a declarar para este mismo día, aunque en calidad de imputadas, a otras seis personas: el propio Francisco Nicolás; el excoordinador de Seguridad y Emergencias de Madrid Emilio García Grande -dimitió de su cargo por este caso-; los agentes municipales Jorge G.H. y Felipe G.S.; el guardia civil Francisco Javier S.L., y una policía nacional. Al final, el joven no tendrá que prestar declaración porque así lo decidió el juez en la misma providencia en la que citó al polémico comisario, metido en mil y una cuestiones polémicas

Discusión en el Congreso

Las implicaciones del enfrentamiento entre Villarejo y Martín Blas llegaron este miércoles al Senado. Allí, en sede parlamentaria, el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, insistió en que esperará a los resultados de la investigación interna abierta en la Policía sobre las actividades de Villarejo para, en su caso, actuar. Así, respondía en el Pleno a una pregunta del parlamentario socialista Enrique Cascallana, quien se mostró convencido de la existencia de una "guerra policial" con "gravísimas acusaciones" entre responsables máximos de la Policía.

De hecho, Cascallana citó las acusaciones de Villarejo sobre supuestas falsificaciones de pruebas, engaños a los jefes o malversación de caudales, pero Interior, dijo el senador, cesa al comisario jefe de Asuntos Internos, Marcelino Martín Blas, "asesor de PP y frecuente visitante de Génova". El socialista también hizo referencia a los lucrativos negocios de Villarejo. Como ya contó este diario, la decisión de fulminar a Martín Blas se interpretó en ambientes policiales como un respaldo para su rival, a quien el propio Fernández Díaz ya había dado su apoyo públicamente pese a tener abierta una investigación. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba