OPERACIÓN PÚNICA

Granados planeaba vivir del ladrillo: creó con su mujer dos inmobiliarias 54 días antes de ser detenido

Cuando fue arrestado, el 'exnúmero 2' de Esperanza Aguirre planificaba su futuro ligado a negocios urbanísticos. Según revela el Registro Mercantil, el político creó el pasado 3 de septiembre junto a su mujer dos sociedades para "la consultoría y asesoramiento de proyectos inmobiliarios".

Francisco Granados planeaba su futuro en el mundo ladrillo
Francisco Granados planeaba su futuro en el mundo ladrillo EFE

Francisco Granados planeaba seguir viviendo el ladrillo en el futuro y apuró sus movimientos en el terreno inmobiliario hasta que cayó en manos de la Guardia Civil. Es lo que refleja el Registro Mercantil sobre el antiguo consejero de Presidencia, Justicia e Interior de la Comunidad de Madrid, quien llegó a crearel pasado 3 de septiembre, apenas 54 días antes de ser arestado en la 'Operación Púnica', dos empresas dedicadas a la "consultoría inmobiliaria y la intermediación comercial". En las mismas, figura como administrador solidario junto a su mujer, María Nieves Alarcón. Ambas compañías fueron fundadas por la pareja con un capital social de sólo 4.000 euros cada una. 

Granados inscribió ambas sociedades bajo los nombres de Alegra Dealum S.L. y Dealum Events S.L. y, según la reseña registral, con ambas pretendía dedicarse a "la compra, venta, arrendamiento, construcción, reformas y promoción de toda clase de inmuebles, fincas, solares, edificaciones, pisos, locales y urbanizaciones, libres o acogidas a cualquier ley". Es decir, operar en el mundo del ladrillo. El acta del Registro Mercantil recoge como sede de ambas empresas el domicilio particular de la pareja en la localidad madrileña de Valdemoro, un chalé de 350 metros cuadrados que Granados compró en el año 2007 y que construyó la empresa Dico, la empresa de la que fue director general otro de los detenidos en la trama, su íntimo amigo David Marjaliza.

Los planes de Granados y su esposa de crear ambas empresas eran conocidos por la Guardia Civil, que, gracias a las pesquisas, había detectado conversaciones en las que el antiguo 'número 2' de Aguirre admitía su intención de empezar a hacer negocios con ellas. Sin embargo, la reciente detención del político, cuando ninguna de las dos compañías había empezado a operar, cerró esta vía de investigación, según fuentes cercanas a la pesquisas. "Nada delicitivo puede haber en unas empresas que no han estado activas", añaden. Por ello, los agentes de la UCO decidieron no incluirlas en sus investigaciones de los últimos días.

A su paso por el Senado, Francisco Granados ya había declarado ser dueño de un pequeño parque inmobiliario particular. Así, el expolítico 'popular' registró en su declaración de bienes ser dueño de cuatro casas, otros tantos garajes y una finca. Entre ese parque inmobiliario se incluían:

  • Una vivienda de 1.000 metros cuadrados distribuidos en tres plantas, resultado de unir seis parcelas destinadas a viviendas unifamiliares hasta sumar un inmueble de 1.700 metros cuadrados de suelo en una de las zonas con las mejores vistas de Valdemoro y que en la localidad se describe como el "Palacete de Granados"
  • Dos fincas contiguas de más de 8.000 metros cuadrados en la zona de San Pedro, al sur del casco urbano de Valdemoro, cuya propiedad comparte con su hermano
  • Un piso de 127 metros cuadrados cuya titularidad comparte con su mujer, comprado en 1993, seis años antes de que Granados llegara a la alcaldía de Valdemoro

Además, declaró poseer más de 510.000 euros en cuentas bancarias, aunque ninguna de ellas las situó en Suiza. Granados reconocía, además, ser dueño de dos vehículos y tener una hipoteca con 275.000 euros pendientes de pago.

Similitudes con el 'caso Pujol'

La Unidad contra la Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía ha investigado reiteradamente la creación de empresas de consultoría utilizadas para blanquear fondos mediante la facturación de proyectos de tareas de asesoramiento. En el caso de Jordi Pujol Ferrusola y su ex esposa, la creación de empresas de consultoría fue la clave que sirvió para investigar su fortuna en Latinoamérica puesto que las cantidades que aseguraban facturar coincidían exactamente con las cantidades que presuntamente cobraron de manera irregular mediante comisiones. 

La misma dinámica utilizó presuntamente Diego Torres y su socio, Iñaki Urdangarin, quienes facturaban por servicios de consultoría en ocasiones inexistentes o con facturas falsas en lo que la Fiscalía Anticorrupción ha descrito como intentos de blanqueo de capitales.

La creación de consultoras inmobiliarias por parte de Francisco Granados hace apenas 54 días deja clara su sensación de impunidad y deja en el aire la cuestión de si la sociedad pretendía utilizarse para gestiones lícitas o si, por el contrario, pudo ser un sistema para blanquear fondos ilícitos.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba