OPERACIÓN PÚNICA

El juez trae a dos empresarios desde Singapur para aclarar el blanqueo de 4,2 M. para Granados y su socio

El pasado vienes declararon como imputados en la Audiencia Nacional los responsables de CDD Investments Pte Ltd que participaron en el verano de 2013 en la compraventa bajo sospecha de 18 cuadros, cinco fotos, cuatro esculturas y 185 plumas estilográficas.

Francisco Granados, a bordo de un vehículo de la Guardia Civil el día de su detención.
Francisco Granados, a bordo de un vehículo de la Guardia Civil el día de su detención. EFE

El titular del Juzgado Central de Instrucción número 6, Eloy Velasco, reactiva una nueva línea de investigación dentro del 'caso Púnica'. Tras centrar las pesquisas de las últimas semanas en los contratos de reputación 'online' con los que presuntamente se desviaron fondos públicos en la Comunidad de Madrid, ahora quiere desentrañar todos los detalles sobre la supuesta operación de blanqueo que presuntamente permitió al exdirigente del PP madrileño Francisco Granados y a su socio, el constructor David Marjaliza, repatriar desde Singapur más de 4,2 millones de euros con la compraventa de obras de arte y plumas estilográficas. Para ello, y amparado en la discreción que da el secreto de sumario, el magistrado ha hecho venir desde la ciudad estado del sudeste asiático a dos empresarios españoles asentados allí cuya firma participó en la operación bajo sospecha. Su comparecencia como imputados, junto al de una tercera persona relacionada con su sociedad, se produjo el pasado viernes. El juez y la Fiscalía les interrogaron por la comisión de 127.228 euros, el 3% de la transacción, que cobraron.

El magistrado quiere aclarar si la venta de 18 cuadros, cinco fotografías, cuatro esculturas y 185 estilográficas es real o una maniobra para 'lavar' 4,2 millones de euros de los cabecillas de la Púnica

Se trata, en concreto, de los hermanos Miguel y Javier D.B., y José C., responsables de la asesoría de inversiones CDD Investment Pte Ltd, con sede en Singapur y que aparece como socio único de la sociedad española Medley Capital SL, domiciliada en la Plaza de las Salesas, de Madrid, a escasos metros del Tribunal Supremo. Las oficinas de esta última fueron, de hecho, registradas el pasado mes de octubre, en los días en los que se detuvo a los principales implicados en la trama. Entonces, los agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil no encontraron empleados de estas compañías en las oficinas y tuvieron que ser trabajadores de una mercantil con la que comparten las instalaciones los que asistieran a la intervención de documentación, incluido material informático, según detallan a este diario fuentes cercanas a la investigación. Detrás de este registro estaba un informe de la Agencia Tributaria de junio de 2014, uno de los pocos incorporados a la causa sobre los que ya no pesa el secreto de sumario, en el que se destacaba la participación de la primera de la sociedad de Singapur en la sospechosa exportación en julio de 2013, sólo unos meses antes de que se pusiera en marcha la investigación que desembocó el pasado 27 de octubre en su detenciónde 18 cuadros, cinco fotografías, cuatro esculturas y 185 plumas estilográficas por parte de empresas de Marjaliza. Según fuentes jurídicas, los tres empresarios negaron el viernes ante el juez Velasco ningún tipo de irregularidad en la operación

No es lo que piensan, sin embargo, los expertos de Hacienda, quienes descubrieron la operación tras detectar el importante tráfico comercial que diferentes mercantiles del socio de Granados habían mantenido en los últimos años con una empresa dedicada a la comercialización de joyas, Gold Diamond Joyeros SL. En el análisis de las numerosas compras que el socio de Granados había realizado a dicha sociedad de artículos de lujo detectaron que "tres operaciones de exportación de obras de arte realizadas en el año 2013 por parte de las sociedades Inversiones y Estudios Urbanos SL, Aruba Arte y Gestión SL y Anahid Gestión SL, todas ellas vinculadas directa o indirectamente a David Marjaliza". Según el informe, el importe total de dichas operaciones fue 4.240.934,98 euros, dinero que acabó ingresado en la sucursal 9726 que Ibercaja tiene en el número 34 de la calle Estrella de Elola, de Valdemoro, localidad del sur de Madrid epicentro de la trama. En dicha cuenta, abierta a nombre de una de las mercantiles del empresario, figuraba éste como autorizado.

Rumbo a Suiza

La exportación de obras de arte fue declarada por tres empresas de Marjaliza. Así, Inversiones y Estudios Urbanos SL aseguró haberse embolsado 2.737.208,75 euros por cuatro partidas que incluían 18 cuadros, tres fotografías y dos esculturas, todos ellos de"diversos artistas" sin especificar, así como "93 plumas estilográficas de colección". Por su parte, Aruba Arte y Gestión SL declaró ingresos por esta operación de 159.765 euros a cuenta de "tres partidas de exportación" que incluían diez cuadros de diversos artistas, dos fotografías de la alemana Claudia Terstappen (dos de la serie 'Fushimi-Inari-Taisha-Japón') y dos esculturas del brasileño Britto Romero ('Karina' y 'Big Hug'). Finalmente, Anahid Gestión SL aseguró haber percibido 1.343.961,23 euros por una partida de 92 plumas estilográficas "de colección". A más de 14.600 euros la unidad. El informe de Hacienda recoge que el "destino declarado" de todas estas obras de arte no fue Singapur, sino Suiza, donde Granados y Marjaliza tenían cuentas en el banco UBSHasta allí viajaron por carretera en un camión de una compañía especializada en el transporte de objetos de valor.

Hacienda destacaba en su informe que la firma de los empresarios españoles está domiciliada en el mismo edificio que la sociedad que pagó por las obras de arte y operaba con el mismo banco

Lo que si procedía de Singapur fueron los 4,2 millones que llegaron a España. En concreto de la sociedad Milenia Trading Pte Ltd, quien remitió los fondos en dos partidas. Una primera de 2.125.000,00 euros, transferidos el 13 de mayo de ese año desde el Standard Chartered Bank, una entidad financiera de la ciudad estado, bajo el concepto "pago parcial factura". Y una segunda, por 2.115.934,98 euros, que tuvo fecha de entrada en el banco de Valdemoro el 15 de julio y que procedía de la misma entidad de Singapur. En este caso, se indica como justificación "the rest of the total price of the works of art" (el resto del precio total de las obras de arte). Es aquí donde hace acto de presencia la compañía de los interrogados ahora por el juez Velasco. Hacienda detectó que, de la millonaria cantidad enviada desde Singapur, 127.228 euros fueron transferidos de vuelta a esta ciudad estado.

El informe detalla que se hizo a una cuenta del mismo banco del que había partido el dinero hacia Madrid y que dicho depósito estaba a nombre de la asesoría de inversiones CDD Investment Pte Ltd. Los autores del documento de la Agencia Tributaria destacaban también la circunstancia de que la compañía de los empresarios españoles tenía la misma sede que Millenia Trading Pte Ltd, la compañía que realizó las transferencias a España para el pago de las obras de arte. El informe de la Agencia Tributaria concluye que esos 127.228 euros son "justamente el 3% de 4.240.934,98 euros, que son los fondos repatriados a España, bajo la cobertura de exportaciones a Millenia, lo que hace pensar que es la comisión satisfecha a CDD Investments que podría estar detrás de la planificación de la operación". Una operación bajo sospecha de haber servido para el blanqueo de fondos.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba