Nacional

El turbio pasado de Francisco Granados: cuatro puntos negros de su gestión en Madrid

El que fuera hombre fuerte de Aguirre en la Comunidad tuvo que responder, durante sus años en primera línea política, a varias acusaciones: un coche a nombre de un constructor local, supuestas comisiones en metálico, el espionaje a concejales...

¿Dónde será el próximo golpe? En el PP de Madrid no se acaban de recuperar de una y les viene la siguiente. Algunos interlocutores hablaban este lunes con temor por teléfono. A algunos incluso les temblaba la voz. Tras la crisis del ébola, las tarjetas black y el pequeño Nicolás, ahora llegan detenciones de alcaldes. 

Francisco Granados tuvo durante sus años en primera línea política que responder a varias acusaciones. La primera fue que su mujer conducía un vehículo de la marca Mini que fue incendiado en el garaje de su casa y que resultó estar a nombre de un constructor local. El entonces consejero del Gobierno de Aguirre lo justificó diciendo que no se había hecho la transferencia en Tráfico. 

En el año 2009, un directivo de DICO, una empresa constructora, aseguró en declaraciones a una revista haber pagado comisiones en metálico a Granados, detallando que el dinero habría sido entregado en una bolsa de deporte. Posteriormente el directivo retiró las acusaciones. 

Granados también estuvo implicado en un caso de espionaje contra el Ayuntamiento de Madrid, en aquellos tiempos en manos de Alberto Ruiz-Gallardón. Se acusó a personas de la Consejería de Presidencia, que él dirigía, de seguir a cargos del Consistorio. 

Por último, el dirigente popular estuvo en el punto por unos electrodomésticos para su casa de Marbella que habría pagado un empresario. Granados aclaró que se debió a un error y que él mismo los había abonado. 

Estupor y desolación

A muchos no les ha extrañado, aunque sí sorprendido, la detención de Francisco Granados, que en febrero tuvo que admitir que había ocultado durante años 1,5 millones de euros en Suiza. Sin embargo, en el PP de Madrid sí existe cierta decepción por el arresto personas que pertenecían al futuro del partido. Es el caso de Agustín Juárez, alcalde de Villalba, al que varios agentes han tenido retenido en su despacho durante toda la mañana. Aunque no ha trascendido, los agentes podrían estar haciendo preguntas sobre la adjudicación del alumbrado público.

Otro de los detenidos del PP es José Carlos Boza, alcalde de Valdemoro, localidad de la que ya fue primer edil Francisco Granados. 

Cada caso de corrupción que se conoce son miles de votos para Podemos y sus satélites", lamentaba un cargo del PP de Madrid

El ambiente entre altos cargos, parlamentarios y concejales populares es de estupor y desolación durante toda la mañana. “Creo que cada caso de corrupción que se conoce son miles de votos para Podemos y sus satélites”, afirmaba uno de estos cargos.

Sorpresa en Parla

Pero la sorpresa es mayor aún por el caso de la detención del alcalde de Parla, el socialista José María Fraile, mano derecha de Tomás Gómez en esa localidad. El Ayuntamiento está en bancarrota y no se entendía en filas socialistas que estuviera implicado en un asunto de corrupción. 

Mientras, el presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, dijo en un acto en el Metro que el PP expulsará a todos los detenidos que sean imputados y cuya responsabildiad quede acreditada. González calificó de “malas noticias” las que se habían producido durante la mañana, “que no ayudan a la necesidad de regeneración de la vida política”. “Hay mucha más gente en política que trabaja para los demás que implicada en estos casos”, añadió.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba