Nacional

Nuevo varapalo para el PP: la Fiscalía se querella contra Camps por posibles delitos en la Fórmula 1

Nuevo episodio en el escándalo político: la Fiscalía Anticorrupción ha metido al expresidente Camps en la querella por presunta malversación, prevaricación y delito societario en la compra de Valmor Sports para poder seguir celebrando el Gran Premio de Valencia.

Francisco Camps con Bernie Ecclestone
Francisco Camps con Bernie Ecclestone Europa Press

La Fiscalía Anticorrupción de Valencia se ha querellado contra el expresidente de la Generalitat Valenciana y diputado en las Corts, Francisco Camps, contra la exconsellera, exsecretaria autonómica de Comunicación del Consell y exdirectora de Televisión Valenciana, Lola Johnson, y el expiloto Jorge Martínez Aspar por presunta malversación, prevaricación y delito societario en la compra de Valmor Sports por el Gobierno autonómico para poder seguir celebrando el Gran Premio de la F-1 en Valencia.

La querella se ha interpuesto ante la Sala de lo Civil y lo Penal del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana, dado que Camps es aforado dada su condición de diputado autonómico, y ha partido de la Delegación de Valencia de la Fiscalía Especial contra la Corrupción y la Criminalidad Organizada contra los anteriormente citados y contra otros que pudieran derivarse de la instrucción de esta causa.

Según la denuncia, de 18 folios, durante la prueba de GP2 en Valencia los días 8 y 9 de abril de 2006, Camps, en su condición de President de la Generalitat Valenciana, se reunió en el Circuito de Cheste (Valencia) con el director ejecutivo de la mercantil CVC Capital, Bernard Ecclestone, titular de los derechos de promoción y organización de la Fórmula 1. A esa reunión también asistieron Belén Reyero, Adrián Campos, Facundo García de la Cuadra, Natalia Meneu y Flavio Briattore.

En esos dos días se celebraron al menos otras dos reuniones con el objetivo de “ofrecer al Sr. Ecclestone que se celebrase en Valencia una prueba de Fórmula 1”. En esas reuniones se pergeñarían, según el relato de la Fiscalía, determinadas condiciones en las que podrían apreciarse supuestos delitos de malversación, prevaricación y delito societario.

Una sociedad creada ‘ad hoc’ para un gran negocio

Según la Fiscalía, fueron Camps y Ecclestone quienes dirigieron directamente las negociaciones para “garantizar la viabilidad económica y organizativa del proyecto”, que debía desarrollarse necesariamente en un circuito urbano de la Formula 1 en la zona del puerto de Valencia como Camps le había garantizado a Ecclestone.

Señala la querella al respecto: “El Sr. Camps garantizó personalmente y en nombre de la Generalitat la viabilidad del proyecto, sin embargo dado que esta garantía debía ir acompañada de los requisitos económicos y jurídicos propios de cualquier contratación del sector público, decidió que su amigo Jorge Martínez Salvadores, conocido como ‘Aspar’, crease una sociedad para poder organizar la prueba de Fórmula 1 y se pudiera beneficiar con ello. Para la creación de esta sociedad se solicitó la intervención de Bancaja y de Fernando Roig, quienes al ser un proyecto que contaba con el respaldo del Sr. Camps, no dudaron en participar”.

"Sabía al firmar el contrato que Valmor Sports S.L. no podía organizar la prueba al carecer de licencia federativa de la Real Federación Española de Automovilismo"

Sin embargo, el fiscal asegura que ‘Aspar’, que había montado la sociedad Valmor Sports S.L. para este negocio, “también sabía al firmar el contrato de 1/06/2007 que Valmor Sports S.L. no podía organizar la prueba al carecer de licencia federativa de la Real Federación Española de Automovilismo”, y para ello “resultaba necesario contar con una entidad con esta licencia, como era la sociedad pública Circuito del Motor y Promoción Deportiva S.L.”.

“Esta cuestión”, incide la Fiscalía, “era sabida por todos los intervinientes y antes de firmar el contrato ya sabían que la empresa que iba a organizar la prueba era la sociedad pública Circuito del Motor y Promoción Deportiva S.L. y no Valmor Sports S.L...”. En esta operación, cuyo contrato se firmó en Londres, habrían estado tanto Camps como Ecclestone, Martínez, Roig y Olivas.

Sin embargo, la Fiscalía afirma que “Camps eludió todos los procedimientos administrativos de contratación pública, interponiendo una empresa privada, sabiendo que quien iba a desarrollar el proyecto era una empresa pública”.

Y añade aún más en su querella: “De hecho el Sr. Ecclestone en declaraciones públicas, condicionó la celebración de la prueba de Fórmula 1 en Valencia a que el Sr. Camps fuese elegido President de la Generalitat Valenciana en las elecciones autonómicas del 27 de mayo de 2007. Finalmente el contrato con Valmor Sports S.L. no se firmó hasta el 1 de junio de 2007, es decir 5 días después de que se cumpliese la condición exigida por el Sr. Ecclestone”. Es decir, que el círculo se había cerrado.

Capital público para negocios privados

A partir de ahí, el cúmulo de irregularidades fue en aumento en años sucesivos, de tal manera que el fiscal afirma que Valmor Sports S.L., que no podía organizar los eventos por sí sola, nunca pagó los servicios prestados por la empresa pública Circuito del Motor y Promoción Deportiva S.L., a la que habían comprometido para organizar deportivamente la prueba.

"Camps con consciente desprecio hacia la legalidad vigente, asumió avalar a Valmor Sports S.L. en sustitución de Bancaja"

En años sucesivos, y ante la alegación de que la prueba era ruinosa, se pidieron y concedieron numerosos subvenciones por parte de la Generalitat, que es lo que el fiscal dtambién enuncia. A lo largo de ese proceso, Camps consiguió meter como avalistas, primero a Bancaja y luego a la propia Generalitat Valenciana.

Camps con consciente desprecio hacia la legalidad vigente, asumió ante el Sr. Jorge Martínez y el Sr. Ecclestone avalar a Valmor Sports S.L. en sustitución de Bancaja. Conocía no solo el procedimiento a seguir, sino también a quién le competía firmar ese aval, como había hecho en varias ocasiones en su condición de President de la Generalitat Valenciana”, asegura la Fiscalía.

En resumen, el fiscal, tras una larga exposición de hechos, se querella contra todos ellos por presunta malversación, prevaricación y delito societario en la compra de Valmor Sports para poder seguir celebrando el Gran Premio de Valencia.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba