Nacional

Francesc Escánez, director de Atlàntida Viatges: “El turista de lujo español no es maduro"

Atlàntida Viatges es una agencia de viajes poco habitual. Diseña proyectos a medida que alcanzan cualquier rincón del planeta en cualquier momento del año. La empresa, con sede en Barcelona, es un pulso de cómo han cambiado los hábitos de los españoles y cómo se recupera el negocio nacional en plena crisis económica.

El director general de Atlàntida Viatges, Francesc Escánez.
El director general de Atlàntida Viatges, Francesc Escánez. ATLÀNTIDA VIATGES

La agencia de viajes de lujo a medida Atlàntida Viatges, con sede en Barcelona y que dirige su fundador Francesc Escánez, se ha integrado en la exclusiva red Virtuoso, que le permite formar parte de una asociación de agencias estadounidenses y es la primera española que lo consigue. La asociación genera una facturación de 10.000 millones de euros anuales y cuenta con más de 1.700 de proveedores de productos y servicios de lujo en todo el mundo.

P - ¿Cómo han cambiado los viajes de lujo en el cliente español en plena crisis económica?

R - Durante el período de crisis, el cambio más importante que hemos notado es que el cliente ha sido más sensible con el precio final, desde el punto de vista de que controlaba más el importe del viaje, sin renunciar al lujo y al tipo de viajes que estaba acostumbrado. Lo que sí que hacía es, o bien reducir la estancia un poco, en lugar de viajes de 10 o 12 días, hacía 8 o 10 días respectivamente o no escoger tipos de habitaciones de las más buenas en los hoteles, pero sin renunciar al hotel que querían ellos, aunque sin escoger las habitaciones más caras. Es un tipo de cliente que no quiere renunciar a unos mínimos cuando va de viaje, y que buscaba los valores añadidos que los hoteles les podían ofrecer. No hemos de olvidar que los hoteles también se vieron obligados a ofrecer más cosas por el mismo precio, para poder seguir teniendo este tipo de clientes, aunque no renunciaban a sus estándares de calidad, si que ofrecían promociones tipo 7 x 5 noches en temporadas que no fueran temporada alta, o bien un bono para un tratamiento de spa, y cosas por el estilo para que el cliente viera que su dinero le rendía más. 

- ¿Qué caracteriza al viajero español a diferencia o en comparación con otros viajeros? 

No es un cliente tan maduro como algunos países europeos, y eso se nota en el tipo de viajes que hacen, aunque poco a poco van convirtiéndose en más expertos viajeros. Para el cliente español, en general, es impensable estar dos semanas en un mismo resort en Maldivas, cuando para viajeros de otros países, es una práctica habitual. Otra característica importante del viajero español es la poca antelación con la que piden los viajes, siendo el promedio de entre un mes y quince días antes, cuando en países como Alemania, están acostumbrados a solicitar sus viajes, con una antelación promedio de unos seis meses.

- ¿Han entrado ustedes en este segmento turístico en la "guerra" por bajar precios?

No hemos entrado nunca, pues es una guerra perdida, y este segmento de público no está muy por la labor de descuentos y bajar precios, más bien, como decía antes, lo que buscaban es más cosas por el mismo precio, y los hoteles lo entendieron perfectamente.

- ¿Cuáles son los destinos preferidos y las experiencias que demandan este tipo de clientes? 

Se están poniendo de moda Camboya y Vietnam, que pueden resultar novedosos, sobre todo por la inauguración del nuevo crucero de lujo Aqua Mekong, que recorre este famoso río de la Ciudad de Ho Chi Minh hasta Siem Reap, y por la apertura de nuevos hoteles de lujo Amankora en distintos valles de Bután. Otro destino muy demandado es Corea del Sur, sobre todo para viajes en familia y en los que los miembros más jóvenes son aficionados a los grupos de música pop coreanos. Al otro lado del Océano Pacífico, dos destinos en auge son Colombia y las Islas Galápagos.

- ¿Y Latinoamérica?

El turismo en la patria de Gabriel García Márquez se ha beneficiado de los cambios políticos que se están produciendo en el país, que han permitido el acceso de los viajeros hasta una media docena de regiones del país que antes estaban cerradas y que también han propiciado el desembarque de las grandes cadenas de hoteles de lujo. El hecho de contar con una nueva oferta hotelera de lujo también ha disparado el interés de los viajeros de más poder adquisitivo por las Galápagos, que antes solo se podían visitar durante varios días a bordo de cruceros de expedición. Ahora, en cambio, pueden alojarse en el nuevo eco-resort Pikaia Lodge mientras descubren el paraíso de Darwin. Quiero destacar que hoy en día, la optimización del tiempo, es el lujo más demandado, el bien más preciado, por lo que además de ofrecer a nuestros clientes los mejores productos y experiencias personalizadas, nuestra misión consiste en optimizar al máximo su tiempo de viaje, que suele ser de entre dos y tres días. Para ello, solemos contratar empresas de alquiler de jets privados, especialmente en desplazamientos de corta distancia, ya sea a las principales capitales europeas o a Marruecos, por ejemplo.

- ¿Cuál es su plan de negocio en el medio plazo?

De momento no tenemos previsto abrir oficinas en España y tampoco a nivel internacional, aunque no descartamos colaboraciones con agencias europeas en las que el tipo de negocio es muy similar. De hecho, el haber sido nombrados en la agencia Virtuoso, nos abre muchas posibilidades para alcanzar posibles acuerdos de colaboración con algunas agencias europeas que también pertenecen a esta prestigiosa red mundial.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba