Nacional

Director gerente del FMI, un cargo maldito

Los últimos tres directores gerentes del organismo se han visto envueltos en polémicos casos de corrupción y escándalos que hacen sospechar de una institución que debería infundir confianza a los países miembro. 

La actual directora gerente del FMI, Christine Lagarde
La actual directora gerente del FMI, Christine Lagarde Efe

La investigación y detención de Rodrigo Rato ha sido el último escándalo que salpica de lleno a un director gerente del Fondo Monetario Internacional, un organismo que lejos de ofrecer la confianza que requiere a los países miembro empieza a ser mirada con lupa

Rato ocupó el cargo entre 2004 y 2007 tras ser el responsable del llamado 'milagro español', pero en los últimos años su imagen y sus logros han dado un vuelco. Su presidencia de Bankia y la salida a Bolsa de ésta o el uso de las llamadas tarjetas 'black' han puesto en entredicho su gestión. Ahora la noticia de que se acogió a la amnistía fiscal de 2012, su inclusión en la lista de sospechosos de blanqueo de capitales y su detención, acusado de fraude fiscal, alzamiento de bienes y blanqueo de capitales han dejado su imagen seriamente dañada. 

A Rato le sustituyó en el cargo Dominique Strauss-Kahn, también protagonista de un escándalo mientras estaba al frente del FMI. Strauss-Kahn fue detenido en Nueva York en 2011 acusado de agresión sexual a una camarera del Hotel Sofitel de Manhattan. La guineana Nafissatou Diallo le acusó de haberla atacado con golpes, de un intento de violación y de haberla obligado a practicarle sexo oral. La Fiscalía le atribuyó los delitos de violación en grado de tentativa, de acto sexual delictivo y retención ilegal. 

DSK se declaró entonces no culpable y fue finalmente absuelto en el juicio, pero poco después se vio envuelto de nuevo en un escándalo sexual y le acusaron de proxenetismo agravado y de mantener una red de prostitución, por lo que tuvo que sentarse de nuevo en el banquillo

Tras la dimisión de Strauss-Kahn ocupó el cargo la también francesa Christine Lagarde, que tampoco se ha salvado de la sombra de la sospecha. En 2014 fue imputada por "negligencia" por una investigación por corrupción. Se pretende dilucidar si hubo actuación ilícita al atribuir como exministra francesa una indemnización de 403 millones de euros al empresario Bernard Tapie en 2007. Se trata de un caso de arbitraje privado entre este empresario y el banco Crédit Lyonnais en el que Lagarde podría haber llevado a cabo un presunto trato de favor

La directora jefe del FMI llegó a declarar durante 15 horas y su apartamento fue registrado. Lagarde, de momento, se mantiene en el cargo sin intención de dimitir, apoyada, además, por la confianza que manifestó el organismo pese a la investigación por negligencia política. 

Pese a los últimos acontecimientos respecto a Rato, el FMI ha seguido su costumbre de no comentar los procesos judiciales en marcha. "No tenemos comentarios ni información al respecto", indicó a Efe un portavoz del organismo tras la detención de Rodrigo Rato. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba