POLÉMICA INVERSIÓN

Interior echa mano ahora de la geometría para justificar el cuartel donde veranea el ministro

El departamento de Fernández Díaz se refugia en la fórmula del área de una circunferencia para explicar por qué es necesario gastar más de un millón de euros en levantar una nueva instalación de la Guardia Civil en Fitero (Navarra). Hace poco se escudó en que el puesto era clave para la "vertebración estatal".

El ministro, el alcalde de Fitero y la presidenta de Navarra, en la colocación de la primera piedra de la casa cuartel el pasado marzo.
El ministro, el alcalde de Fitero y la presidenta de Navarra, en la colocación de la primera piedra de la casa cuartel el pasado marzo. MINISTERIO DEL INTERIOR

De la "vertebración estatal" a la fórmula del área de la circunferencia. El Ministerio del Interior ha vuelto a hacer alarde de originalidad para contestar a una pregunta parlamentaria sobre la casa cuartel de la Guardia Civil que construye en la localidad navarra de Fitero, lugar donde veranea el propio Jorge Fernández Díaz y reside su madre. En esta ocasión, los responsables del departamento se han escudado en figuras geométricas y "medias aritméticas" para justificar que se gaste más de un millón de euros en levantar una nueva instalación del Instituto armado. Según detallan las respuestas dirigidas a la parlamentaria de Geroa Bai, Uxue Barkos, y a las que ha tenido acceso Vozpópuli, "tomando como centro de una hipotética circunferencia dotada de un radio de longuitud igual a 8,92061015 kilómetros el municipio de Fitero (Navarra), en el interior de la superficie de 250 kilómetros cuadrados definida por tal circunferencia, úinicamente se encuentran enclavados los puestos de la Guardia Civil de Cintruénigo y Corella". La respuesta no ha satisfecho a Barkos, quien después de haber realizado ya tres baterías de preguntas sobre la polémica construcción, ha anunciado ahora que pedirá la comparecencia del ministro en el Congreso para que explique "las razones reales" del gasto.

De los tres párrafos de su respuesta, Interior dedica dos a "la exposición de algunos conceptos básicos" de geometría para concluir que sólo hay dos cuarteles a menos de 9 kilómetros del que levanta en Fitero

De hecho, la representante de Geroa Bai se queja de la "ironía" de estas últimas respuestas de Interior, en la que el equipo de Fernández Díaz parece darle clases de geometría. Así, en su contestación, el Ministerio aclara en primer lugar que "cualquier argumentación que pretenda dar una explicación certera" necesita "la exposición de algunos conceptos básicos", entre ellos definir la "fórmula definitoria del área del círculo" para saber a qué corresponde exactamente una circunferencia de 250 kilómetros cuadrados. Tras dos párrafos de conceptos, concluye que dicha "círculo" estaría definido por un radio de 8,9 kilómetros. Sólo entonces, en el tercer y último párrafo, Interior responde a la pregunta de la representante de Geroa Bai sobre la cercanía de otras instalaciones del Instituto armado a la que ya se está levantando: sólo dos, suficiente motivo para explicar la inversión, según el Ministerio.

A una segunda cuestión sobre "la media ponderada de acuartelamientos de la Guardia Civil por kilómetro cuadrado y la tasa de criminalidad en el conjunto del Estado español", el Ministerio pone en duda el uso por parte de la diputada del término "media ponderada" ya que, en su opinión, "se trata de un parámetro de tendencia central, apropiado cuando en un conjunto de datos cada uno de ellos tiene una importancia relativa respecto de los demas datos". Por ello, los autores de la respuesta se permiten corregirla y decirle que realmente lo que solicita es "la media aritmética o promedio". A partir de ahí, asegura que el Instituto cuenta con "0,005 puestos por kilómetro cuadrado" y que con ellos el año pasado hizo frente a 590.878 infracciones penales conocidas, lo que significa un descenso del 3,68% respecto a 2012. Finalmente, y sobre la segunda parte de la cuestión relativa a la tasa de criminalidad, remiten a la representante de Geroa Bai a la página web del Ministerio.

Polémica nacida en octubre

La polémica sobre el proyecto de unas nuevas instalaciones de la Benemérita en esta localidad navarra, después de que las anteriores fueran desmanteladas en 1991 por superfluas, se comenzó a gestar el pasado 28 de octubre. Ese día, Fernández Díaz acudió a Fitero a firmar con el primer edil el convenio por el que el municipio se comprometía a ceder gratuitamente 2.133 metros cuadrados para levantar la casa cuartel. En aquel acto, en el que el alcalde, Pachi Yanguas (UPN y también senador), llegó a calificar al ministro como "el gran valedor de Fitero en Madrid, éste anunció ya la millonaria inversión aunque "los tiempos no están para muchos gastos". Cinco meses después, el titular de Interior volvía al pueblo navarro y ponía la primera piedra en una acto al que también asistó la presidenta de la Comunidad Foral, Yolanda Barcina. En los discursos de aquel 15 de marzo, el ministro obvió su polémica y estrecha relación personal con el pueblo -su padre era originario de Fitero y allí reside aún su madre, además de acudir él regularmente a descansar y a su balneario- y justificó su construcción simplemente en la necesidad de "más seguridad en Navarra".

Esa fue, de hecho, el argumento que utilizó Interior en mayo para responder a la primera batería de preguntas que planteó la diputada Uxue Barkos tras aquel acto protocolario. Sin embargo, la "inverosimilitud" de algunos de los datos esgrimidos por el Ministerio en las mismas, llevó a la parlamentaria de Geroa Bai a registrar más cuestiones por escrito en el Congreso. Es en las respuestas a esa segunda tanda de preguntas en las que el departamento de Fernández Díaz hablaba de la "vertebración estatal" como una de las claves que justifica levantar la nueva construcción pese a los recortes presupuestarios y las quejas de vecinos e, incluso, guardias civiles. La principal asociación de agentes, la AUGC, lleva tiempo tildándola de "inútil" y "cacicada". Altos mandos del Instituto armado consultados por Vozpópuli comparten su opinión y destacan, precisamente, la vinculación familiar de Fernández Díaz con la localidad para explicar la decisión de éste "cuando ese dinero es más útil destinarlo a otras partidas".

Terrorismo y crimen organizado

En esa segunda tanda, Interior defiendía que "los datos de ciminalidad no son los únicos factores a tener en cuenta a la hora de determinar el establecimiento de una nueva unidad de la Guardia Civil en Fitero (Navarra)". Para ello, recordaba que en la actualidad la Policía Foral no tiene las competencias en exclusiva sobre seguridad ciudadana en la comunidad y que, por lo tanto, las decisiones que se adoptaban sobre el despliegue del Instituto armado se rigen "siempre por un criterio de complementariedad", aunque recordaba que las Unidades de la Guardia Civil "asumen la responsabilidad derivada de los ámbitos supracomunitarios y extracomunitarios". De este modo, destacaba que dentro de la Comunidad Foral, la Benemérita tenía encomendada "además de las propias de la lucha antiterrorista", combatir el crimen organizado, el contrabando, proteger instalaciones y realizar el control de armas y explosivos. "La Institución -al igual que en el resto del territorio nacional- asume un papel de vertebración estatal, por lo que su despliegue, junto a de otras instituciones de carácter nacional, ha de estar presente efectivamente en todo el territorio español", concluye.

En una anterior respuesta parlamentaria, Interior consideró el cuartel de Fitero necesario para "la vertebración estatal" ya que la Guardia Civil "ha de estar presente en todo el territorio nacional"

Tras "la somera enumeración de responsabilidades y cometidos a desarrollar por las Unidades del Cuerpo en la Comunidad Foral Navarra", Interior sugería que la decisión del emplazamiento de la casa cuartel -una de las dos que se van a levantar en 2015 en España- no era caprichosa y hablaba de "un proceso permanente de estudio y adecuación del despiegue de Unidades y de efectivos a las necesidades y cambios experimentados por la seguridad ciudadana". En este sentido, señalaba que las nuevas instalaciones de Fitero contribuirían "a mejorar la calidad del servicio de seguridad pública que la Institución presta tanto en el municipio como en la comarca". Y añadía que, además, "está alineado con el compromiso institucional de cercanía y atención inmediata a la población en demarcación del Cuerpo".

En el escrito, Interior también incidía entonces de nuevo en el incremento de la tasa de criminalidad que esgrimió en su anterior respuesta parlamentario, y en la que aseguraba que en el municipio fue en 2013 de 33 delitos por cada mil habitantes, muy por encima de la regional (15) y la comarcal (22), pero también sensiblemente inferior a la media nacional, que está en 46 infracciones penales. Dicha cifra (que se traduce en números absolutos en poco más de 70 delitos en un año ya que el pueblo cuenta con 2.200 empadronados) es fruto de "la mejor accesibilidad al municipio, tanto dentro de la propia comarca como desde el eje de comunicaciones Zaragoza-Logroño-Vitoria". Según el Ministerio, "esta circunstancia impulsa el desarrollo económico de la zona y, como consecuencia del mismo, el incremento de forasteros, bien en régimen de transeúnte o como nuevos residentes". "Este contexto social y económico repercute también el incremento de los riesgos relativos a la delincuencia", resaltaba finalmente el escrito. Ahora, la clave está en el área de la circunferencia y las "medias ponderadas".


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba