LA INVESTIGACIÓN DE LA CONTABILIDAD 'B' DEL PP

Anticorrupción despacha con sólo seis preguntas a otros cuatro imputados del 'caso Bárcenas'

La comparecencia ante el juez Ruz de otros cuatro empresarios que aparecen en los 'papeles' del extesorero como supuestos donantes del PP concluye en pocos minutos después de que el Ministerio Público deje pasar los interrogatorio sin plantear casi cuestiones. Todos niegan los pagos.

Antonio Romeral en una imagen de archivo
Antonio Romeral en una imagen de archivo

La Fiscalía Anticorrupción ha vuelto a hacer alarde de 'pasividad' en una nueva jornada de declaraciones de empresarios imputados a cuenta de los 'papeles de Bárcenas'. El representante del Ministerio Público en la causa, Antonio Romeral, dejó pasar la comparecencia de cuatro constructores sin hacer prácticamente preguntas. Cuatro eran los que estaban citados, a los que sólo hizo seis preguntas. A dos de ellos, ni siquiera les planteó cuestiones. Al último, Ignacio Ugarteche, el que más, tuvo que responder únicamente tres. Todo ello en un día en el que todos los imputados se negaron a responder a las acusaciones y el juez Pablo Ruz tampoco estuvo especialmente incisivo en su interrogatorio, según destacan letrados que estuvieron presentes. Al final, las comparecencias se despacharon en poco más de un cuarto de hora cada una. Tiempo suficiente para que todos los constructores coincidieran en negar las supuestas donaciones irregulares y en diluir sus relaciones con dirigentes del PP a simples encuentros casuales en lugares públicos como restaurantes o el palco del Real Madrid.

La falta de preguntas de la Fiscalía y la negativa de los imputados a contestar a las acusaciones convirtió cada una de sus comparecencias en un breve trámite de poco más de quince minutos

El desarrollo de la sesión de este jueves ha sido, de hecho, una copia de la del miércoles. Los cuatro empresarios citados para declarar calcaron el argumento con el que los cinco constructores que les precedieron el miércoles intentaron auto exculparse: las supuestas donaciones irregulares al PP nunca existieron. El primero en comparecer ante el juez Ruz, José Luis Suárez, presidente de Copasa SA, rechazó haber realizado el 1 de marzo de 2004 la entrega de 75.000 euros que recogen los apuntes contables del extesorero. Suárez aseguró no conocer ni a Luis Bárcenas ni a Álvaro Lapuerta, aunque admitió que había coincidido con Francisco Álvarez Cascos en alguna inauguración cuando éste era ministro de Fomento, y con Mariano Rajoy, con quien, aseguró, le unía cierta relación por la condición de "gallegos" de ambos. Su testimonio solo ocupó un cuarto de hora.

No mucho más largo fue el que prestó el segundo constructor citado a declarar, Joaquín Molpéceres, del Grupo Licuas. Según los 'papeles de Bárcenas', este empresario donó 60.000 euros el 11 de junio de 2004. Sin embargo, y en la misma línea de todos los empresarios imputados, Molpéceres negó cualquier relación con dicha entrega y redujo su relación con los dos principales implicados, el extesorero y Lapuerta, a encuentros casuales posteriores a la fecha de la supuesta entrega de dinero. El constructor aseguró que al primero lo conoció cuando éste acudió al campo de golf que él presidía a hacerse socio y él le enseñó las instalaciones sin saber realmente de quién se trataba. Al segundo, sin embargo, se lo presentó otro dirigente del PP cuando coincidieron en un restaurante de la capital. Molpéceres incluso se desligó de la dirección de su empresa al asegurar que había dejado su gestión en manos de otros directivos y que él se dedicaba casi en exclusiva "al deporte" participando en diversos órganos federativos madrileños.

362.000 euros en ocho entregas

El tercero en declarar fue Ramón Aigé, presidente hasta 2009 de Sorigue-ACSA Conservacion de Infraestructuras SA. Su nombre aparecía de manera reiterada tanto en los primeros apuntes contables manuscritos que se conocieron como en los archivos informáticos que el propio Bárcenas entregó mas tarde al juez Ruz. En total, con su nombre o el de su empresa, figura como supuesto donante de 362.000 euros en ocho entregas realizadas entre julio 1994 y el mismo mes de 2008. Este jueves, sin embargo, ha negado que haya efectuado dichas entregas y se ha desligado de la gestión de la empresa que figuraba como autora de los pagos. El fiscal no le ha efectuado ninguna pregunta

El último en declarar, Ignacio Ugarteche, consejero de Urazca SA, siguió prácticamente el mismo guión. Su nombre figura en un apunte de marzo de 2007 en el que se recogía una entrega de 90.000 euros. Ante el juez Ruz, Urgateche ha negado dicha donación y, tras asegurar que no conocía a los dirigentes del PP, sólo ha admitido que en alguna ocasión coincidió en el palco del Real Madrid (el empresario llegó a presidir el Athletic de Bilbao) con el actual ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, cuando éste era alcalde de la capital. El representante de Anticorrupción no preguntó para ahondar sobre este detalle pese a que la empresa del constructor vasco se hizo con un contrato del consistorio madrileño para la explotación de un aparcamiento sólo nueve días antes de la fecha en la que supuestamente se produjo la donación que le adjudican 'los papeles de Bárcenas'.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba