Nacional

Ana Botella mantiene en el Ayuntamiento a directivos relacionados con Madrid 2020

En espera de que la candidatura revele esta semana sus cuentas definitivas, el Consistorio, principal impulsor del tercer y fracasado intento, sigue retribuyendo a personas ligadas a la carrera olímpica: Gómez-Angulo, Chapman, Villalonga, Del Amo… “¿Qué piensa hacer la alcaldesa con esa ‘Santísima Trinidad’?”, protesta Gabi Calles (PSOE). 

Botella comparece junto a Gómez-Angulo (dcha.) durante una rueda de prensa.
Botella comparece junto a Gómez-Angulo (dcha.) durante una rueda de prensa. AYUNTAMIENTO DE MADRID

En la candidatura de Madrid 2020 siempre se dijo que sus miembros tratarían de estar “al margen de los políticos”; una voluntad imposible, porque para optar a unas olimpiadas es necesario no ya el apoyo sino el impulso del Ayuntamiento de turno, además del respaldo del resto de Administraciones. Por eso el Ayuntamiento de Madrid fichó a sus propios directivos, ajenos al equipo de casi 30 personas que integraba la candidatura. Hoy por hoy, los primeros continúan, todos, en el Consistorio, bien como asesores, bien al frente de empresas, bien a cargo de áreas de Gobierno.

Dos semanas después del batacazo olímpico, ya no tiene sentido que muchos de esos directivos municipales sigan recibiendo un sueldo público. Y menos en un Ayuntamiento que cerrará el año, si las cuentas no se desbocan aún más, con una deuda superior a 7.000 millones de euros, y que ha sido muchas veces objeto de crítica por contar con una remesa interminable de asesores.

Así, aparecen nombres conocidos, como el de Juan Antonio Gómez-Angulo, exsecretario de Estado para el Deporte con José María Aznar (y viejo conocido de la familia Aznar Botella por ende). Actual Coordinador General de la Alcaldía (tras un efímero paso de tres meses por la concejalía de Seguridad), se suponía que Gómez-Angulo contribuiría con su experiencia si Madrid se hacía con los Juegos Olímpicos, algo que no ha sucedido. Las malas lenguas cuentan que el exsecretario de Estado ostenta más poder que los delegados de área del equipo de Botella, y que se le ha visto incluso abroncando al delegado de Las Artes, Pedro Corral, durante los fastos de la Puerta de Alcalá del pasado 7 de septiembre, día de la derrota.

Madridec, gestora de las instalaciones

Precisamente Corral, delegado de Las Artes, Deporte y Turismo, ocupa otro puesto relacionado con los Juegos, aunque él sí puede justificar su permanencia en el equipo de Botella por aparecer en las listas del Partido Popular al Ayuntamiento de Madrid. Pero no quienes están teóricamente debajo de él en el organigrama: entre otros, está su predecesor en Las Artes, Fernando Villalonga (quien tuvo que dimitir junto a Gómez-Angulo en mayo por no ir en las listas).

Polémico como pocos, el diplomático Villalonga, también amigo de los Aznar Botella, fue recolocado al frente de tres empresas municipales que serán fusionadas a finales de 2013 tras haberse realizado un ERE en cada una de ellas. Curiosamente, las tres tenían algo que ver con los JJOO: la arruinada Madrid Espacios y Congresos (Madridec), gestora de la mayoría de las instalaciones olímpicas (cuya construcción le granjeó a la sociedad una deuda de 300 millones); Madrid Visitors & Convention Bureau (la oficina de turismo) y Macsa (Cultura).

La ‘Santísima Trinidad’ de Botella

Pero aún hay más: el consejero delegado de Madridec, Pablo del Amo, fue uno de los fichajes de la alcaldesa para limpiar la cúpula de la sociedad tras la tragedia del Madrid Arena. Del Amo, que no se habla con Villalonga, está al frente de una empresa que desaparecerá dentro de pocos meses. Su continuidad es otra incógnita. Este último se trajo en primavera, además, a Kami Rashidi, un businessman árabe de turbio pasado en España (su historial habla de compras fallidas de equipos de fútbol mediante promesas abrumadoreas). Rashidi no aparece en ninguna relación laboral o anuncio del Ayuntamiento de Madrid, pero su presencia es un secreto a voces: se le contrató para buscar inversores privados a quienes colocar las ruinosas instalaciones. Perdidos los terceros Juegos consecutivos, su permanencia pende ahora de un hilo.

El consejero delegado de Visitors & Convention Bureau es, por su parte, Timothy Chapman, otro de los llamados a jugar un papel relevante si Madrid hubiera ganado. Chapman recaló en Visitors tras ser cesado de Macsa por Del Amo. Demasiados nombres y demasiados sueldos. “¿Algún día nos dirá la alcaldesa qué es lo que piensa hacer con esta Santísima Trinidad?”, ironiza el concejal socialista Gabi Calles, ponente en la comisión de Las Artes. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba