Nacional

El atestado policial exonera a los presuntos violadores de la Feria de Málaga: "Parecía una escena porno"

El informe coincide con los testigos en las numerosas contradicciones de la chica y en el consentimiento de las relaciones.

La calle Larios, una de las principales arterias malagueñas
La calle Larios, una de las principales arterias malagueñas Europa Press

El caso de la presunta violación de la Feria de Málaga, que tanto debate ha generado en redes sociales, ha dado un giro total tras conocerse el atestado y lo declarado ante la juez por los testigos oculares, así como la reproducción del vídeo, filmado por uno de los jóvenes. Lo que desembocó en un difícilmente comprensible archivo de la denuncia ahora parece que cobra sentido. Según los testigos, la violación no fue tal, sino que tuvo en todo momento consentimiento y alguno de ellos no dudó en calificarlo como "una escena porno".

Numerosas contradicciones de la chica

Según el atestado policial, que reproduce 'La Opinión de Málaga', la chica incurrió en numerosas contradicciones. Cinco testigos declararon junto a los jóvenes ya acusados por el caso. Según la versión de la joven, salió de trabajar sobre las siete de la mañana, y al coger el bus hacia Torremolinos, cinco chicos la abordaron y le tocaron "los pechos y el culo", le echaron los brazos por encima y la llevaron hasta un toro mecánico para forzarla a mantener relaciones sexuales. Señaló que la amenazaron verbalmente: "O te dejas o te matamos", "o nos haces caso o te matamos", y que practicaba sexo oral mientras otro de los jóvenes la penetraba analmente. También dijo haber visto cómo otro grababa la escena con un teléfono móvil. 

Asimismo, destacó que le habían sustraído el móvil y las ganancias de la noche -la chica trabajaba como relaciones públicas-, unos 33 euros. Tras el relato, la llevaron al Clínico donde le aplicaron un punto de sutura, y en dependencias policiales se depositó la ropa que llevaba para análisis, junto a un pañuelo de papel con restos orgánicos.

Bailando con los 'agresores'

La policía citó a declarar a dos de sus supuestas amigas, a instancias de la joven. Dichas amigas se encontraban con ella por la noche en la caseta del Real, así como el encargado de la misma. Todos ellos negaron que la chica saliera de trabajar a las 7 y afirmaron que su hora de salida era las 3 de la mañana, y a la vez manifestaron que ella había estado toda la noche bailando con los supuestos agresores y que al cierre de la caseta se fue con ellos. Su jefe, declaró haberla visto junto a ellos "alegre y de buen rollo". Algo que choca frontalmente con la versión de la chica.

 La joven aseguró que la amenazaron verbalmente con frases del estilo "o te dejas o te matamos", "o nos haces caso o te matamos"

Dicha versión coincide plenamente con la de los testigos presenciales que declararon ante la juez, que han sido clave para la puesta en libertad de los cinco acusados. Durante cerca de tres días han permanecido detenidos y aislados de sus familias, según recoge 'La Opinión de Málaga'.

Los cinco detenidos declararon en todo momento que eran inocentes del delito de violación, y que las relaciones sexuales habían tenido consentimiento. Todos ellos coincidieron al decir que la chica accedió a tener sexo con dos de los mayores de edad, a los que practicó felaciones simultáneas, mientras uno de ellos tenía también relaciones anales por expreso deseo de ella, según el atestado. El documento judicial recoge además que todos ellos quedaron sorprendidos por la denuncia y alegaron que en ningún caso había sido forzada y que ella había "disfrutado".

"Parecía una escena porno"

Así describió uno de los testigos la situación. Cinco de ellos declararon que la joven estuvo alrededor de una hora con los jóvenes y que en todo momento parecía consciente de la situación y de lo que se encontraba haciendo. Uno de ellos alegó que si hubiera reclamado socorro la habrían ayudado, pero que en ningún caso lo solicitó. Declaró, además, que la chica al finalizar se había ido "tan tranquila".

En el vídeo grabado por uno de los menores se aprecia supuestamente cómo la chica consiente las relaciones consentidas e, incluso, mira a cámara

Otro testigo declaró ante la juez que la escena parecía sacada de una película "porno". "Se escuchaban risas y ella se alternaba entre los dos", cuenta un trabajador de una hamburguesería que se encontraba frente a la atracción del toro mecánico. Este testigo fue clave para el archivo, puesto que al concluir la relación sexual, la chica se acercó hasta su puesto y le pidió una servilleta para limpiarse. La mismo con la que, al parecer, trató de inculpar a uno de los jóvenes y que se quedó tirada en la colchoneta de la atracción.

El visionado del vídeo grabado por uno de los menores ha sido fundamental para el archivo de la denuncia, pues en él se ve a la chica mantener relaciones consentidas, incluso mirando a cámara. La defensa ofreció sin necesidad de orden que la autoridad judicial lo examinara para dar veracidad a los testimonios de los jóvenes. El abogado defensor de los jóvenes confía que en pocos días la juez decrete el archivo completo del caso, una vez concluidas todas las diligencias pertinentes.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba