En el PSOE se achaca su actitud pasiva a sus intereses empresariales

Felipe González declinó participar en la campaña del PSC por su rechazo al “derecho a decidir”

Esta ha sido la primera campaña del PSC en la que no ha participado Felipe González, a pesar de que el candidato Pere Navarro le pidió que protagonizara varios mítines. El ex presidente no quiere saber nada del llamado “derecho a decidir”, aunque en las filas socialistas se sospecha que su negativa escondió más motivos.

Cuando anoche los socialistas catalanes hicieron recuento de votos y comprobaron que también les ha abandonado parte del electorado “españolista”, muchos de ellos se acordaron posiblemente deFelipe González, un habitual en todas las campañas del PSC que, por primera vez en la historia reciente de este partido, ha rehusado participar en unas autonómicas. Detrás se esconde el desacuerdo con algunos de los postulados que el partido hermanado al PSOE defiende, sobre todo el llamado “derecho a decidir”, aunque entre los parlamentarios socialistas se sospecha que hay más motivos.

Es la primera vez que el ex presidente del Gobierno rehúsa participar en una campaña electoral de los socialistas catalanes

El éxito de público en la Diada celebrada el pasado 11 de septiembre pilló al PSC con el pie cambiado, hasta el punto de que primero reaccionó abrazando un proyecto federal y más tarde avaló la reforma de la Constitución y el derecho de autodeterminación. Alfredo Pérez Rubalcaba ha capeado el temporal como ha podido, pero Felipe González esta vez no se ha sentido concernido ni tampoco dispuesto a pisar este charco. Fuentes seguras informan que el candidato socialista a la Generalidad, Pere Navarro, le trasladó al ex presidente antes de iniciarse la campaña su deseo de que participara en algunos mítines, oferta que González rechazó en términos muy diplomáticos con el argumento de que “está retirado”.

En su círculo de colaboradores más inmediatos se explica de forma invariable que González no se ha implicado esta vez en la campaña del PSC debido a simples “problemas de agenda”. Pero lo cierto es que las calabazas que le ha dado esta vez a su partido han venido motivadas, en parte, por el fuerte rechazo que en el ex presidente provoca el llamado “derecho a decidir”. En una entrevista concedida el pasado martes a El Periódico de Cataluña, no ocultaba su animadversión a este reconocimiento, aunque con palabras suaves. “Oigo eso del derecho a decidir, que no hay ningún problema para que Cataluña se incorpore como Estado en Europa…No es una visión realista, no hay ningún dato que lo sustente…”, decía.

Pere Navarro le llamó personalmente antes de iniciarse la campaña para pedirle su participación en los mítines centrales

Para que conste en acta y el PSC tomara nota de ello, González recordó en la misma entrevista que nunca perdió unas elecciones generales en Cataluña, ni siquiera cuando en 1996 fracasó en el resto de España.

El propio Rubalcaba, que ha participado solo en dos mítines en la campaña catalana, albergaba el temor a que en alguno de ellos se le sacara a pasear en su presencia el derecho de autodeterminación. Y sus temores se cumplieron, aunque no donde él temía. Fue en un desayuno informativo celebrado la semana pasada en Madrid que contó con su presencia, donde el mismísimo Pere Navarro, primer secretario del PSC, además de candidato, defendió el derecho de los catalanes a pronunciarse sobre la autodeterminación. “Defenderemos el derecho del pueblo catalán a ser consultado sobre su propio futuro y que esa consulta sea vinculante”, advirtió Navarro.

Del mismo frasco tuvo que beber también la ex ministra de Defensa Carmen Chacón, pendiente de darle una segunda vuelta al fallido congreso celebrado por el PSOE en Sevilla en febrero, donde vio frustrado su acceso a la secretaria general por solo 22 votos de diferencia frente a Rubalcaba. El secretario de acción política del PSC y alcalde de Cornellà, Antoni Balmón, reivindicó la celebración del referéndum que ha ofrecido CiU. A Chacón se le puso cara de póquer.

Rubalcaba y Chacón han tenido que presenciar cómo desde el PSC se reivindicaba en esta campaña el derecho de autodeterminación

Fuentes socialistas sospechan que detrás del pretexto empleado por González para no implicarse en la campaña, se ocultan sus intereses empresariales, entre ellos el vinculado a su pertenencia al Consejo de Gas Natural, puesto para el que fue fichado a finales de 2010 “por su reconocimiento como estadista y su profunda conexión con Latinoamérica”. Si por algo se han destacado los empresarios en la deriva soberanista de CiU ha sido, salvo honrosas excepciones, por su silencio.

La ausencia de González de Cataluña fue llamativa teniendo en cuenta que tradicionalmente ha sido para el PSC uno de los oradores con mayor tirón popular en los mítines, de forma especial para los votantes más clásicos de este partido ubicados en el llamado cinturón rojo de Barcelona. Hace dos años, en las últimas autonómicas catalanas, González intervino con gran éxito de público en el acto central de la campaña, en el Palau Sant Jordi de Barcelona, junto al entonces presidente José Montilla y a Zapatero. Esta vez se le quitaron las ganas de repetir.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba