Nacional

El primogénito de los Pujol elevó del 3% al 5% las comisiones para beneficio del clan

Jordi Pujol, su esposa, Marta Ferrusola, y su hijo mayor vuelven al Parlament para explicar su fortuna oculta, ante una oposición que le aguarda con recelo por la reprimenda de su primera comparecencia en la que apenas despejó incógnitas.

El expresidente de la Generalitat Jordi Pujol con su esposa, Marta Ferrusola
El expresidente de la Generalitat Jordi Pujol con su esposa, Marta Ferrusola Archivo

Nuevo episodio con Jordi Pujol Ferrusola como protagonista. El primogénito del clan Pujol decidió "para beneficio propio o de su grupo" elevar la célebre comisión del 3% a un 5% para la adjudicación de distintas obras. Así lo recoge este lunes el periódico La Razón, citando un informe de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) después de que otro documento del mismo cuerpo señalara en septiembre del año pasado que tanto Pujol Ferrusola como su esposa, Mercè Gironés, habrían recibido "millonarias comisiones no justificadas" por intermediar supuestamente en operaciones urbanísticas e inmobiliarias, participar en la compra y venta de participaciones mercantiles y ofrecer asesoramiento sobre distintos negocios.

El escándalo, según este medio, fue destapado en febrero de 2005 por el entonces presidente de la Generalitat Pascual Maragall y entre los proyectos en los que el hijo mayor del expresidente de la Generalitat Jordi Pujol habría demostrado los "excelsos conocimientos que sustentarían los pagos", según refiere la UDEF, se encuentran la construcción de un centro de tratamiento de residuos en México y un sistema de red eléctrica en Gabón, la ampliación de una refinería en Cartagena (Murcia), la edificación de un hotel en Ibiza o la recalificación de varios solares en Palamós (Girona) y L'Hospitalet (Barcelona).

Vuelve al Parlament

Un mes después de declarar ante la juez como imputado, el expresident Jordi Pujol vuelve este lunes al Parlament junto a su esposa y su hijo mayor para enfrentarse a la comisión que investiga su fortuna oculta, ante una oposición que le aguarda con recelo por la reprimenda de su primera comparecencia.

El expresident deberá dar cuenta hoy del origen de los fondos que ocultó 34 años en el extranjero

Pujol, que hace cinco meses acudió voluntariamente a la comisión de Asuntos Institucionales, volverá a dar explicaciones sobre el origen de su fortuna oculta, ahora con el peso de su condición de imputado, ante la comisión sobre fraude y corrupción que el Parlament creó expresamente a raíz de la polémica que su carta de confesión provocó en julio pasado en Cataluña, tal y como recoge la agencia Efe.

La presencia de Pujol, citado junto a su esposa Marta Ferrusola y su primogénito, es esta vez obligatoria por tratarse de una comisión de investigación, pero la oposición teme que su hijo Jordi -imputado hace apenas unos días como gestor de la fortuna oculta- burle la comparecencia si acredita que reside fuera de Cataluña. En todo caso, fuentes parlamentarias creen que tanto Marta Ferrusola como Jordi Pujol Ferrusola podrían limitar su comparecencia a la lectura de un texto.

Apenas despejó incógnitas

El expresident, por su parte, deberá dar cuenta del origen de los fondos que durante más de 30 años su familia ocultó en el extranjero, esta vez sin temor a adelantar ante los diputados las explicaciones que debería reservarse para la juez: a diferencia de la comparecencia del 26 de septiembre pasado, ésta se produce un mes después de que Pujol se sometiera al exhaustivo interrogatorio de la instructora.

El primogénito de los Pujol habría elevado del 3 al 5% las comisiones por adjudicar ciertas obras

Durante cerca de dos horas, la declaración de Pujol como imputado apenas despejó las incógnitas que había suscitado su confesión; como en la carta que hizo pública el pasado verano, defendió ante la juez que los fondos que sus hijos tenían en cuentas andorranas procedían de un legado de su padre Florenci, pero no aportó ningún documento que acreditara esa herencia, pese a apuntar que su esposa tiene unos manuscritos que avalarían su versión.

Los diputados de la oposición no esperan del expresident muchos más detalles de los que ofreció a la juez que le ha imputado por fraude fiscal y blanqueo de capitales, pero, eso sí, esta vez no les cogerá desprevenidos si Pujol elude su batería de preguntas con la lluvia de reproches con que los bañó en su comparecencia ante la comisión de Asuntos Instituciones de septiembre pasado.

Mayor expectación suscitan las explicaciones que pueda dar Marta Ferrusola ante los diputados si no opta por guardar silencio, como hizo el pasado 27 de enero cuando se acogió a su derecho a no declarar en su comparecencia como imputada ante la titular del juzgado de instrucción número 31 de Barcelona. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba