Nacional

Pedro Sánchez eleva la tensión con los socialistas europeos para domar el ‘efecto Podemos’

“Algunos de nuestros eurodiputados querían votar sí a la Comisión, aunque después del ‘no’ a Juncker habría sido contradictorio”, reconocen en el PSOE. De 191 escaños socialistas en la Eurocámara, hubo 20 abstenciones, 13 de las cuales fueron ordenadas por Sánchez.

El PSOE no será el PASOK griego, engullido por la coalición de izquierda radical Syriza: al menos no a corto plazo. Para no verse arrollado por Podemos, Pedro Sánchez ha entendido que hay que echarse más al monte, y el primer gran escenario para la emboscada vislumbrado por el secretario general hace tiempo que se conoce: el Parlamento Europeo. Si ya en julio la orden de votar en contra de Jean-Claude Juncker como presidente de la Comisión generó malestar entre gran parte de los eurodiputados del PSOE, la decisión esta semana de abstenerse en bloque en la elección del equipo de comisarios de Juncker ha seguido la misma tónica.

“Efectivamente, hay un buen número de nuestros eurodiputados que habría votado a favor de la Comisión entrante”, reconocen en la bancada del PSOE en Bruselas. Con la abstención y el rechazo anterior al presidente luxemburgués, la delegación socialista española ha venido a decir que no avala la gran coalición de conservadores y socialistas tejida en Europa con el beneplácito de un puñado de liberales. Aunque un 75% de sus colegas comunitarios votaron que sí, los dirigentes del PSOE quitan hierro al asunto: “Nos hubiera resultado muy contradictorio justificar el no a Juncker con dar un aprobado a su equipo”.

De 191 eurodiputados socialistas del grupo S&D, hubo 12 votos en contra y 20 abstencionistas, 13 correspondientes al PSOE, es decir, todos

A nadie le escapa que la sombra de Pablo Iglesias planea sobre el partido, y que además de hechos que están por demostrar son necesarios algunos gestos. De 191 eurodiputados socialistas del grupo S&D, hubo 12 votos en contra capitaneados principalmente por el sector del PSF francés declarado en rebeldía contra las políticas de austeridad europeas, pero también contra las emprendidas por el propio François Hollande. Y de las 20 abstenciones, 13 corresponden al PSOE, es decir, todos los eurodiputados españoles según recoge VoteWatch. Si hay algo que reconocer a Pedro Sánchez es que sus decisiones carecen de fisuras internas.

El PP español está que trina con el nuevo desaire de Sánchez, y buena parte de sus eurodiputados juran y perjuran que Martin Schulz (socialista alemán, presidente de la Eurocámara) adoptará “represalias”, sin precisar eso sí cuáles. “Se trata de una irresponsabilidad en toda regla que viene dada por el efecto Podemos”, disparan en el PP, donde se acusa al secretario general del PSOE de “contribuir a la inestabilidad” que amenaza a Europa con cada vez más fuerza.

La que parece clara es la intención de Sánchez de armarse de argumentos, y no precisamente contra el PP: corroído en los sondeos por Podemos –es verdad que las recientes encuestas demuestran un frenazo de la joven formación y una intención de voto igualada-, el PSOE quiere acabar con la cantinela de que su grupo respalda la gran coalición comunitaria comprometida con los duros ajustes al sur de Europa. Pablo Iglesias no pierde ocasión en señalar que socialistas y populares pactaron el 70% de las decisiones en la pasada legislatura, y la izquierda española últimamente agita la amenaza de gran coalición reeditada en el Congreso de los Diputados.

“Es lógico que pueda existir cierto malestar interno, pero los ‘molestos' deben entender que el PSOE está viviendo un cambio"

“Es lógico que pueda existir cierto malestar interno, pero los ‘molestos' deben entender que el PSOE, al igual que otros partidos socialistas en la UE, está viviendo un cambio y una reflexión internas en las que hay que hay que replantearse bastantes cosas del pasado", defiende otra fuente.

Entre los eurodiputados del PSOE conviven varias visiones acerca de qué hacer con Europa. El canario Juan Fernando López Aguilar, excabeza de lista en 2009 y relegado en esta legislatura a puestos traseros, aboga públicamente por oponerse a la austeridad germana y por no rehuir la confrontación con otras opciones: él mismo ha protagonizado recientemente un debate con Pablo Iglesias que está aún por emitirse. Mientras, otros de sus compañeros prefieren consensuar con el PP europeo “contra los extremos de izquierda y derecha".


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba