Nacional

¿Eurobonos salvadores? Los mercados penalizan la deuda del Fondo de Rescate

 La cantinela de que los Eurobonos pueden ser la salvación para las crisis de deuda soberana la están desmontando los mercados. La emisión del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (EFSF), colocada poco antes del verano ha sufrido un fuerte varapalo en el mercado secundario y ya tiene un spread de país periférico. Estos bonos tienen Triple A, gracias a la liquidez con que está dotado el fondo (más de 400.000 millones de euros y puede ser más) y que está respaldado por los 17 países de la zona euro.

 La cantinela de que los Eurobonos pueden ser la salvación para las crisis de deuda soberana la están desmontando los mercados. La emisión del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (EFSF), colocada poco antes del verano ha sufrido un fuerte varapalo en el mercado secundario y ya tiene un spread de país periférico. Estos bonos tienen Triple A, gracias a la liquidez con que está dotado el fondo (más de 400.000 millones de euros y puede ser más) y que está respaldado por los 17 países de la zona euro.

Según datos de Bloomberg, la rentabilidad de la emisión a cinco años del EFSF ha repuntado en alrededor de 70 puntos básicos, hasta situarse en el entorno del 2,50%. Es decir, más de 40 puntos básicos por encima del bund alemán, que cerró ayer en el 2,06%. La deuda germana es el gran refugio de los inversores posicionados en Europa ya que, mientras los grandes mercados han sufrido fuertes caídas, el activo alemán ha recortado su rentabilidad en unos 150 puntos básicos desde finales del primer trimestre del año.

Así, queda podría decirse que el verdadero Eurobono es el bund. Con semejante rotundidad lo afirma el think tank Sintetia, que en un artículo titulado “¿Cuál es el verdadero Eurobono?” ponía de manifiesto el castigo de los mercados a un activo en teoría tan solvente como la deuda del EFSF. José Carlos Díez, economista jefe de Intermoney, comenta que “está claro que el bono del EFSF está descontando una crisis europea”. El economista destaca cómo han sufrido ataques puntuales los países periféricos, los últimos España y ahora Italia, y que eso se ha traducido en una fuga de inversores hacia el bund.

Ello ha facilitado la apreciación del activo germano, ya que “estamos en un momento en el que el inversor quiere return OF capital, no return ON capital, es decir, preservación de la inversión”. Se trata de recuperar el principal siempre y cada vez hay menos sitio donde cobijarse en este sentido.

Alemania, ¿adiós a la Triple A?De hecho, Díez no descarta que si Alemania tarda en implementar las medidas adecuadas y encima se agranda el fondo de rescate en las cifras que se está diciendo últimamente, “perderá la Triple A”. Un asunto demoledor, que dejaría a la Eurozona sin ninguna economía con el máximo techo crediticio, ya que Francia está a punto de perderlos después de la última rebaja de Moodys.

Por cierto, la deuda gala ya tiene un spread con Alemania de 115 puntos básico, después de un espectacular repunte en las últimas semanas, cuando sólo tenía unos 30 puntos. Díez reconoce que “Francia también está sufriendo mucha tensión en los mercados”.

Habrá que ver cómo evolucionan los ratings y, sobre todo, la demanda en las próximas colocaciones de bonos. Pero si Alemania perdiera la Triple A, los Eurobonos no serían la salvación. “Todos los inversores se refugiarían en Suiza o en el dólar”. ¿Cómo se financiará Europa, entonces?


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba