Nacional

Forcadell, Casals y un exeurodiputado de ICV encabezarán lista plebiscitaria del 27S

La lista de CDC y ERC la liderará el exeurodiputado comunista Raül Romeva y le seguirán Carme Forcadell, expresidenta de la ANC, y Muriel Casals, de Òmnium Cultural.

Raül Romeva en el centro en una sesión en el Parlamento Europeo
Raül Romeva en el centro en una sesión en el Parlamento Europeo Flickr/greensefa

Ya no hay vuelta atrás. Artur Mas se ha embarcado en el “navío de la independencia” aceptando que el timón esté gobernado por Esquerra Republicana de Catalunya –por utilizar la misma terminología náutica que al president le gusta utilizar-. El presidente de la Generalitat y de Convergència Democràtica (CDC), Artur Mas, ha cedido a las presiones de sus socios –otrora distanciados tanto por el perfil de sus votantes como por la moderación que caracterizó a los convergentes respecto de la radicalidad de los republicanos- de ERC y está siguiendo a rajatabla el plan para “alcanzar la independencia tras las elecciones del 27 de septiembre” fijado por los independentistas liderados por Oriol Junqueras.

Junqueras rectifica: acepta incluir políticos

A pesar de que en los últimos meses el propio Junqueras se negó a que hubiera políticos en la lista de CDC y ERC que pretende romper la unidad constitucional de España tras los comicios, Junqueras ha aceptado aliarse con Artur Mas imponiendo su hoja de ruta. Esta tarde se harán pública a bombo y platillo las pretensiones y los integrantes de la lista única de CDC y ERC –en la que no estarán presentes nombres de los antisistema de la CUP- en la que han entrado dirigentes de las entidades cívicas independentistas que desde 2012 llevan presionando a Mas organizado manifestaciones a favor de esta opción política.

"Cataluña tiene que decidir libremente su futuro hacia la independencia, en España ya no hay nada que hacer", decía Romeva

Así, la lista no estará encabezada por un independiente al cien por cien, sino por un exeurodiputado ecosocialista y comunista de ICV, Raül Romeva, quien dejó el año pasado antes de las elecciones europeas su escaño y en un encuentro con este redactor en Bruselas llegó a justificar su adhesión a la independencia de Cataluña con este argumento: “Cataluña tiene que decidir libremente su futuro hacia la independencia, en España ya no hay nada que hacer”. Y esto a pesar de que la gestión de Artur Mas desde 2012 ha provocado que haya pedido más de 40.000 millones al Gobierno central en créditos estatales en condiciones muy ventajosas para pagar nóminas de funcionarios y farmacias, entre otros proveedores con la administración catalana. Cabe recordar que la Generalitat catalana arrastra una deuda de 65.000 millones de euros a cierre del ejercicio de 2014.

“Nosotros ahora vemos en esta lista única hacia la independencia un camino claro hacia la declaración unilateral si ganamos con mayoría absoluta (68 diputados) las elecciones del 27 de septiembre y Artur Mas será nuestro candidato a reelegir en la presidencia del gobierno catalán porque ha aceptado la ruta hacia la secesión”, explican fuentes de ERC a Vozpópuli.

La ANC y Òmnium logran integrar una lista con Mas

En la lista única de CDC y ERC también figurarán la expresidenta de la Assemblea Nacional Catalana (ANC) Carme Forcadell y la presidenta de Òmnium Cultural, Muriel Casals, que ocuparán los tres primeros lugares de la lista unitaria pactada por CDC y ERC con la sociedad civil.

Es una muestra del “agradecimiento y de los servicios prestados a favor de la secesión organizando manifestaciones en la calle y por eso están en la lista tanto la ANC como Òmnium”, aseguran desde la formación independentista. No se descarta que en la lista única estén presentes declarados defensores de la secesión como el exentrenador del Fútbol Club Barcelona y exjugador de la selección española, Pep Guardiola, y otros artistas relevantes.

En los números cuatro y cinco irán el presidentArtur Mas y el líder de Esquerra, Oriol Junqueras. Aunque Romeva encabece la lista, los actores implicados pactaron que será Mas quien presida el nuevo Govern si la lista unitaria obtiene la mayoría el próximo 27 de septiembre, en unas elecciones que las fuerzas soberanistas plantean en clave plebisicitaria. El exeurodiputado de ICV optó por no presentarse a las últimas elecciones europeas y el pasado marzo abandonó la militancia del partido por discrepancias con la dirección.

"Si no resolvemos de forma urgente y satisfactoria la situación paralizadora que supone el debate nacional, poco podremos hacer en todas las otras cuestiones", dijo entonces el exdirigente de ICV. Poco después, pasó a coordinar la campaña 'Ara és l'hora' para el 27 de septiembre para la entidad separatista ANC, que recibe todo el apoyo público del gobierno catalán que preside Artur Mas.

El pasado 3 de marzo, tras dejar Iniciativa, Romeva aseguró que no se planteaba ir en ninguna otra lista ni para las elecciones municipales ni para las autonómicas. Por su parte, Carme Forcadell, fundadora de la Plataforma per la Llengua, fue concejala de ERC en el Ayuntamiento de Sabadell y posteriormente dejó la militancia para centrarse en entidades de la sociedad civil, hasta que fue elegida presidenta de la ANC desde su fundación. El pasado mes de mayo la relevó Jordi Sànchez. En cuanto a Muriel Casals, preside desde el 2010 Òmnium Cultural, una de las tres entidades que más actos proindependencia han impulsado, junto con la ANC y la Associació de Municipis per la Independència (AMI).

A cambio del apoyo a Mas si ganase, éste debería conformar un "gobierno de concentración para negociar con la UE y el Reino de España la secesión de Cataluña"

Crear un “gobierno de concentración”

Tal y como adelantó ayer este diario, en el futuro programa electoral que deben configurar en las próximas semanas los dirigentes de ERC han impuesto a Artur Mas que a cambio de apoyar su hipotética reelección si gana las elecciones autonómicas deberá conformar un “gobierno de concentración para negociar con la Unión Europea y el Reino de España la secesión de Cataluña”, algo completamente ilegal y que previsible sería recurrido por el Gobierno central ante el Tribunal Constitucional. También se prevé redactar una “futura Constitución catalana y convocar en seis meses un referéndum para que los catalanes voten sus propias instituciones políticas al margen del Reino de España”, eso sin tener en cuenta la probable salida de una hipotética Cataluña independiente de la Unión Europea.

En la lista por Barcelona los tres primeros lugares los propondrán las entidades. Suyos serán también los dos primeros nombres de las listas de Tarragona, Girona y Lleida. En Barcelona, Mas será el cuarto, Junqueras el quinto, y tras ellos dos independientes. A partir del octavo lugar CDC y ERC se alternarán en una proporción de 60 a 40. Igual proporción se respetará en el gobierno catalán compartido, caso que su lista conjunta consiga la investidura. Mas será de nuevo el president, ERC ocupará una vicepresidencia, la presidencia del Parlament y cuatro de cada diez conselleries en un Ejecutivo con portavoz de CDC en unas elecciones que pretende “plebiscitarias a favor o no de la secesión”, aunque legalmente serán autonómicas.

En cuanto al futuro programa de esta lista independentista de Artur Mas y Junqueras, se basará en la hoja de ruta de 18 meses ya pactada entre ambos partidos, en forjar las “estructuras del Estado catalán” diseñadas por el Consell Assessor que lidera Carles Viver Pi-Sunyer, y en el eje económico y social.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba