Nacional

Génova, irritada con Esperanza Aguirre, admite el creciente desgaste de Ana Mato

La todavía líder de los populares madrileños vuelve a enojar a la dirección del partido por querer abanderar la causa de la "regeneración democrática" y no haber "mirado lo suyo" cuando gobernaba en la Comunidad. La ministra de Sanidad cuenta con el respaldo de Rajoy y de Arenas.

Listas abiertas, devolver el poder a los ciudadanos, “desprofesionalizar” la política… La expresidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, volvió a 'montarla' el miércoles declarándose poco menos que la abanderada de la regeneración democrática. Aguirre lleva tiempo levantando ampollas en la sede nacional del partido a raíz de su actitud desde el estallido del 'caso Bárcenas'. Dirigentes populares y barones regionales están indignados con una compañera de filas que “podría mirar antes lo suyo” -en alusión a la Gürtel madrileña, los casos de espionaje en la Comunidad de Madrid o a las supuestas subvenciones que recibió a través de Fundescam, una fundación del partido- y de la que creen que ha “agitado las aguas” de Bárcenas “y dado credibilidad en conversaciones privadas a la entrega de los sobres con sobresueldos”, como señala otro dirigente nacional.

“Ahora no puede venir como la abanderada anticorrupción frente al resto del partido”, reprocha otro. Algunos recuerdan las palabras que la presidenta del gobierno aragonés, Luisa Fernanda Rudi, pronunció en el comité ejecutivo del 21 de enero en el sentido de que “nadie juegue en solitario”, en alusión directa a Aguirre. Incluso, aquel día, la propia Aguirre proclamó que "todos estamos en el mismo barco" y defendió la honradez de la "inmensa mayoría" de los políticos. Mas recientemente, el sábado pasado, se felicitó por el discurso de Mariano Rajoy en defensa de la honestidad del partido.

Pero la "vuelta al redil" de Aguirre siempre tiene fecha de caducidad, y esta vez sus compañeros no han tenido inconveniente en desautorizarla públicamente. Para empezar, la propia secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, replicó que cuando ella gobernaba en la Comunidad de Madrid, “también eran momentos de hablar” de regeneración democrática.  Agregó que siempre es buen momento para hablar de esta cuestión “porque los políticos tenemos que ser siempre transparentes, fiables y ejemplares, pero en este momento y en todos”.

Otro de los barones más poderosos del partido, el gallego Alberto Núñez Feijóo ha defendido que si hay algún político en este país que representa la regeneración democrática que exige Aguirre, ese es el presidente del Gobierno.

También el portavoz adjunto del Grupo Popular en el Congreso, Rafael Hernando, se apuntó a la reprimenda contra Aguirre al cuestionar  en “La noche en 24 horas” que “esto de que las listas abiertas son el paradigma de la regeneración democrática o que las circunscripciones personales también, da para tesis doctorales. Yo creo que tenemos un buen sistema electoral”. Asimismo, le recordó a su compañera de partido que Gobierno y PP abordaron el pasado año un amplio paquete de reformas de la ley de financiación de partidos  -para hacer que las donaciones vayan a cuentas identificadas y que los partidos publiquen sus cuentas- con la nueva Ley de Transparencia y del Código Penal en el que se introduce “la responsabilidad penal de los partidos y sindicatos”, recordatorio que venía a decirle que no se apuntara ella el tanto.

Mato cuenta con el respaldo de Rajoy y tiene fuertes valedores en Génova como Javier Arenas

Pero en algo dan la razón a Aguirre con respecto a la ministra de Sanidad, Ana Mato, quien comienza a acusar “desgaste” tras verse de nuevo citada en un amplio informe de la UDEF sobre el trato de favor que su esposo entre los años 2000 y 2005 recibió de la trama corrupta de Francisco Correa y que está en el sumario del caso Gürtel. La ministra ha conseguido el respaldo del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que es el que en definitiva tiene la última palabra sobre su continuidad, aunque cuenta también con importantes valedores en el PP como el vicesecretario de Política Autonómica y Local, Javier Arenas.

Las fuentes consultadas por Vozpópuli creen que todo depende de que la situación “se tranquilice” con respecto a la ministra, que ha vuelto a ver aparecer su nombre en primera página a pesar de no haber sido nunca imputada por la Gürtel y dado en su momento explicaciones ante el juez Pedreira que dijo no ver indicios de delito y que, aunque los hubiera habido habrían prescrito. De hecho, el informe de la UDEF forma parte de la investigación a su ahora ex esposo y ex alcalde de Pozuelo, Jesús Sepúlveda, éste sí, imputado por Gürtel y actual "funcionario" de Génova.

Pero ni siquiera en este asunto creen que Aguirre dé puntada sin hilo. La posibilidad de que Mato fuera la alternativa de la dirección nacional para hacerse con las riendas del partido en Madrid, tal y como informó este medio, podríjuez explicar el tono "furibundo" que Aguirre empleó, según asistentes a esa tensa reunión del miércoles de la dirección regional, para referirse a la ministra.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba