Nacional

Los equipos de rescate hallan muerto al espeleólogo español Gustavo Virués Ortega en Marruecos

Al parecer, el espeleólogo fallecido se cayó en un acantilado de varios centenares de metros situado en la localidad de Tarmest.

El espeleólogo fallecido
El espeleólogo fallecido Facebook

Uno de los tres espeleólogos españoles que se encontraban desaparecidos en las montañas del sur de Marruecos está muerto, informaron este sábado las autoridades marroquíes a la agencia oficial de noticias marroquí, MAP. El Ministerio del Interior ha confirmado que el espeleólogo fallecido en las montañas del sur de Marruecos es Gustavo Virués Ortega, de 41 años, casado y con dos hijos. Su identidad se ha hecho pública una vez que su familia ha sido informada. En cuanto a los otros dos, son un inspector jefe de la Policía Nacional, José Antonio Jiménez, que también ha fallecido según han informado fuentes de Interior, y que presentaba una fractura en una pierna y una contusión en la cabeza, mientras que el agente del mismo cuerpo Juan Bolívar Bueno ha resultado ileso, según ha comunicado el ministerio del Interior en España.

Como ya comunicaron esta tarde fuentes diplomáticas españolas, las labores de rescate se han detenido y continuarán este domingo, por lo tanto los tres españoles continúan en el fondo del acantilado junto a los equipos de rescate de la Gendarmería marroquí. "Los equipos de rescate de la Gendarmería Real han podido socorrer esta tarde del sábado a dos de los tres espeleólogos españoles que se habían caído en un acantilado situado en la provincia de Uarzazate", han indicado a la MAP las autoridades marroquíes, mientras han añadido que "desgraciadamente el tercer espeleólogo ha fallecido".

Los dos supervivientes están heridos y han recibido primeros auxilios en el lugar y serán evacuados al hospital

Además, destacan el superviviente ha recibido primeros auxilios en el lugar y será evacuado al hospital. Al parecer, el espeleólogo fallecido se cayó en un acantilado de varios centenares de metros situado en la localidad de Tarmest, perteneciente al poblado rural de Iminulauen. Las autoridades locales de la provincia de Uarzazate subrayan que los tres españoles, que según fuentes familiares poseían notable experiencia tanto en espeleología como en montañismo, no estaban acompañados de un guía profesional.

Ya por la mañana, fuentes diplomáticas españolas informaron de que la Gendarmería marroquí había avistado con vida a dos de los tres espeleólogos y aunque no habían podido hablar con ellos, sí pudieron confirmar que "se movían". Las fuentes no pudieron indicar hasta más tarde la identidad de estas dos personas y se mostraron muy prudentes respecto a la situación del tercer español que había desaparecido porque se percataron de que no realizaba ningún movimiento. Por respeto a las familias, no quisieron hacer pública esta información.

Sin embargo, la mujer de uno de ellos detalló a Efe en Granada que el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, les había comunicado por teléfono que los tres se encontraban bien y que reaccionaron con señales al vuelo de las unidades aéreas destinadas a su búsqueda. Una información que ahora ha sido desmentida por las autoridades marroquíes.

Este sábado, nada más ser localizados, un equipo integrado por la Gendarmería Real marroquí, Protección Civil y dos médicos se dirigió hasta el acantilado en una compleja operación. Al no poder aterrizar el helicóptero en esta zona montañosa, el equipo de la Gendarmería marroquí se desplazó a pie hasta donde se encontraban los montañeros, según relataron las fuentes, que destacaron que no tenían contacto por radio con los equipos de rescate y todo la información era "visual" y llegaba con "cuenta gotas".

Los tres españoles viajaron hasta Marruecos en un grupo organizado procedente de Sevilla y compuesto por nueve personas, y estaban preparados técnica y físicamente para afrontar la expedición. Se separaron del grupo el pasado lunes, quedaron en encontrarse esa misma tarde o el martes y, tras no saber nada de ellos, el jefe de la expedición presentó la denuncia el miércoles ante la Gendarmería marroquí y avisó al Consulado. De hecho, el resto de integrantes del grupo, que decidieron quedarse la pasada noche en la montaña para ayudar en la búsqueda, fueron los primeros en localizar a sus compañeros.

El grupo pertenece a la Federación Andaluza de Montañismo, ya han escalado en los Andes y en los Alpes, y llevaban meses preparando el viaje a Marruecos y habían diseñado los itinerarios y rutas. En la zona se encuentra el cónsul general en Casablanca, Eduardo de Laiglesia del Rosal, que se desplazó a Uarzazate para seguir las tareas de búsqueda y rescate en coordinación con las autoridades del país, así como un subinspector de apoyo operativo de la Consejería de Interior de la embajada de España en Marruecos. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba