Nacional

Valencia sigue a Cataluña y podría cobrar a los niños que lleven la comida de casa

La Comunidad Valenciana podría llegar a cobrar a los alumnos que lleven su comida de casa a los comedores escolares una "parte muy pequeña y simbólica" si ve que los 30 millones de euros que dedica anualmente al mantenimiento de comedores es insuficiente para atender las necesidades materiales que conlleva esa medida.

Varios niños en un comedor de Madrid.
Varios niños en un comedor de Madrid. Europa Press

El Gobierno valenciano solo cobrará a las familias por el uso de los comedores escolares, en caso de que los alumnos lleven su propia comida, si ve que los 30 millones de euros que dedica anualmente al mantenimiento de comedores es insuficiente para atender las necesidades materiales que conlleva esa medida.

Así lo ha asegurado hoy la consellera de Educación, Formación y Empleo, María José Catalá, tras visitar la empresa de seguridad digital S2 Grupo junto al president de la Generalitat, Alberto Fabra, y el conseller de Economía, Máximo Buch.

El pasado viernes, Catalá aseguró que la Comunidad Valenciana podría llegar a cobrar a los alumnos que lleven su comida de casa a los comedores escolares una "parte muy pequeña y simbólica", pero "nunca" se llegaría a los tres euros que deberán pagar en Cataluña.

Según Catalá, en caso de que en la Comunidad Valenciana se tuviera que cobrar por este concepto a los padres sería la parte correspondiente a los servicios de vigilancia del comedor, que actualmente está en 1,45 euros, aunque precisó: "Ni siquiera decimos que vayamos a hacerles pagar esa cantidad entera". Preguntada hoy por esta misma cuestión, ha insistido en que se trata de una medida que se está preguntando a "toda la comunidad educativa" y que, por el momento, no hay tomada ninguna decisión.

"Si con los 30 millones de euros que el Consell dedica cada año al mantenimiento de comedores es suficiente, no vamos a hacer pagar nada a los padres", ha asegurado.

Según la consellera, la valenciana es una de las regiones que más cantidad aporta a becas para comedor, con más de 70 millones de euros al año de los que se benefician cerca de 80.000 alumnos, es decir, el 50 por ciento. "Para la otra mitad de alumnos queremos abrir la posibilidad de generar ahorro", ha afirmado Catalá, quien considera que cada familia podría ahorrar unos 85 euros al mes si los alumnos llevan su propia comida al colegio.

En este sentido, ha subrayado que si los 30 millones anuales para el mantenimiento de comedores son suficientes para atender a los alumnos que no están becados y lleven su comida, no se realizará ningún cobro extra a los padres.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba