para no molestar a los sindicatos

Moncloa borra a los banqueros de la lista de invitados al acto por el empleo

El Gobierno, tras sondear a algunos invitados, ha optado por no incluir en su lista de participantes en el acto de presentación de su plan de empleo a las entidades financieras, con el objetivo evidente de no molestar a los sindicatos.

Francisco González, Isidro Fainé y Emilio Botín.
Francisco González, Isidro Fainé y Emilio Botín. EFE

El Gobierno ha borrado a Emilio Botín y otros dirigentes de entidades financieras de la lista de invitados para el acto de presentación de su plan de empleo, al que aisistirán este martes representantes de las organizaciones sindicales y patronales así como de otras agrupaciones sociales, económicas, académicas y políticas.

La decisión de Moncloa de no convocar a esta ceremonia -"algo más que una foto", aseguran- al sector bancario español se adoptó después de sondear a alguno de los invitados, en especial representantes de UGT, el sindicato que lidera Cándido Méndez, que prefiere evitar la instantánea con representantes de la banca. Según fuentes sindicales, esta actitud se debe a la controvertida imagen que entre sus militantes y seguidores tienen las entidades financieras, peor aún que el propio "gobierno de la derecha", comentaron.

Revulsivo para el trabajo juvenil

El acto de presentación pública del pacto por el empleo pretende transmitir a la desmoralizada sociedad española señales en positivo de la labor del Gobierno en la lucha contra el desempleo. Se trata de la plasmación gráfica y visual del paquete de medidas anunciadas por el Ejecutivo el pasado 23 de febrero y cuya repercusión social ha resultado de momento muy limitada.

En esa fecha la vicepresidenta Sáenz de Santamaría anunció la creación de un Fondo Público para la financiación de empresas (en torno a 20.000 millones de euros en este año), la transformación del ICO en un instrumento de ayuda eficaz a la empresa; fomento a la exportación y, por supuesto, una lista importante de políticas activas de empleo juvenil, emprendedores, FP y que suponen un revulsivo en toda línea para fomentar la creación de puestos de trabajo en la franja más joven de la sociedad (contratos a tiempo parcial con carácter formativo  para menores de 30 años). La tarifa plana de 50 euros en la cotización a la Seguridad Social los primeros meses seis meses para los trabajadores menores de 30 años que emprendan una negocio por cuenta propia es una de las estrellas del paquete. Angela Merkel recibió días atrás de la vicepresidenta del Ejecutivo español información de primera mano sobre esta ofensiva frontal del gobierno contra el desempleo juvenil, asunto que preocupa enormemente a la jefe del Gobierno alemán.

En estas semanas en las que el escándalo de las fotocopias de Bárcenas eclipsa las iniciativas políticas del Gobierno de Rajoy, este tipo de actos pretenden recordar que el Ejecutivo gobierna y lleva a cabo planes y proyectos que no siempre transcienden convenientemente a la sociedad. Los medios de comunicación están encelados en la corrupción y el escándalo y ni siquiera los medios públicos logran romper el muro del desinterés ciudadano. Contra el escepticismo general, fotografía en la Moncloa con sindicatos, emprendedores, organizaciones empresariales y algunos altos ejecutivos de empresas del IBEX. No se espera, pues, presencia de directivos bancarios en el acto, entre otras cosas, porque no se les ha invitado, aunque el Gobierno confía en que las entidades financieras colaboren activamente en el plan, tal y como ya han comunicado en privado en los encuentros que mantienen reponsables de la Banca con miembros de la oficina económica de la Moncloa.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba