Los hijos de españoles nacidos fuera de España son ya más de 700.000

España vuelve a la emigración: en 2014 residían en el extranjero dos millones de españoles

Según el Padrón de Residentes Españoles en el Exterior, en 2014 había ya más de dos millones fuera de nuestro país. Es una consecuencia de la crisis, pero es que, además, casi 140.000 españoles tuvieron que salir entre 2012 y 2013.

El saldro migratorio español se ha ido aumentando progresivamente desde 2008, según el reconoce el Gobierno.
El saldro migratorio español se ha ido aumentando progresivamente desde 2008, según el reconoce el Gobierno. EFE

Tras siete años de crisis económica, España parece haber vuelto a los niveles de emigración que ya se vivieron a mediados del siglo XX: según los datos del Padrón de Residentes Españoles en el Exterior (PERE), en 2014 había ya más de dos millones de españoles fuera de nuestras fronteras. Estos datos oficiales muestran a las claras las consecuencias del desastre económico que se ha vivido en España: sólo entre 2012 y 2013 casi 140.000 españoles se han visto obligados a emigrar al extranjero, lo que significa que España va camino de regresar a los niveles de los años cincuenta: pareciera como si hubiéramos vuelto a ser emigrantes.

Los datos del PERE, elaborados por el Gobierno y remitidos al Parlamento, son muy elocuentes: de esos nuevos emigrantes, ya han nacido fuera de España 702.734 personas, según admite el Ejecutivo. Sin embargo, pocos tienen esperanzas de volver a España, y la oposición se pregunta sobre las medidas que proyecta establecer para garantizar los derechos de españoles que se han visto obligados a emigrar.

“España viene teniendo un saldo migratorio negativo desde el año 2010”

No hay respuesta al respecto, pero, recogiendo los datos del PERE, el Gobierno reconoce que “España viene teniendo un saldo migratorio negativo desde el año 2010”, es decir, que dejan de vivir en España más personas de las que vienen a vivir a nuestro país, y que “si nos centramos en la población española, el saldo negativo se remonta a 2008”. En definitiva, que desde 2008 hasta el primer semestre de 2013 “el saldo negativo se eleva, en relación con la población española, a - 90.529 personas”, según se recoge en el documento oficial remitido a la diputada socialista Carmela Silva.

Un saldo migratorio muy preocupante

Ésa es sólo la primera parte del drama, la que se refiere principalmente al periodo 2008-2011, que es precisamente el último tramo del Gobierno de Rodríguez Zapatero. Pero la realidad actual es mucho más dura, según ha tenido que reconocer el propio Gobierno de Rajoy en otro documento oficial remitido al socialista Miguel Ángel Heredia, en el que se reconoce abiertamente que 136.573 españoles se han visto obligados a emigrar durante los años 2012 y 2013, ya en plena etapa del PP.

El porcentaje de emigrantes españoles ha aumentado exponencialmente: un 38% en 2013 sobre los datos de 2012 (22.039 personas más); es decir, que en 2013 tuvieron que salir de España 79.306 personas, frente a las 57.267 que se vieron obligadas a hacerlo en 2012. De ahí que, según el PERE, ya haya exactamente 2.058.048 españoles residentes fuera de España.

El Gobierno, no obstante, quita hierro a este asunto y afirma en el citado documento que “dicha preponderancia de la cifra de españoles residentes en el exterior y nacidos fuera de España debe ser tenida en cuenta en el análisis de los movimientos migratorios desde un punto de vista sociológico, que no así desde el punto de vista de titularidad de derechos de ciudadanía”.

Se han recibido 500.000 solicitudes de nacionalidad española por esta vía y que se han concedido más de 250.000

Ahora bien, en el análisis oficial sobre estos flujos se dice que están relacionados con cuestiones como, por ejemplo, la concesión de nacionalidad a hijos y nietos de españoles por vía de la “Ley de la Memoria Histórica”, “que acceden a la ciudadanía sin necesidad de cambiar su residencia y pasan a figurar en los Consulados como españoles residentes en el exterior”. El gobierno sostiene que se han recibido 500.000 solicitudes de nacionalidad española por esta vía y que se han concedido más de 250.000.

Otros factores que alega el Gobierno del PP para endulzar estos datos están relacionados con la salida de España de personas que llegaron como inmigrantes y que han regresado a su país de origen tras haber accedido a la nacionalidad española; es decir, que han tenido que regresar a sus países de origen porque aquí ya no encontraban trabajo. Y otro más, como que “la realidad de saldo migratorio negativo de españoles, que como se ha señalado se remonta a 2008, había sido ignorada hasta el año 2012 en el marco de las políticas de emigración llevadas a cabo por el Gobierno anterior (el de Zapatero)”.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba