Nacional

Valenciano acepta las disculpas con la boca pequeña: "Son tarde y a la fuerza, pero sí, las aceptamos"

La candidata socialista ha matizado que el exministro ha ofendido a mucha gente y ella no puede hablar en nombre de todo el mundo, además de que el problema no ha sido lo que ha dicho sino lo que realmente piensa, "muy lejos del planteamiento necesario para la política del siglo XXI".  

La candidata socialista a las europeas en uno de los mítines de campaña
La candidata socialista a las europeas en uno de los mítines de campaña Efe

"Desde luego aceptamos sus disculpas. Es verdad que ha ofendido a mucha gente y yo no puedo hablar en nombre de todo el mundo. Son tarde y a la fuerza, pero sí, las aceptamos. Aunque el problema no es lo que dice, sino lo que piensa, porque tiene percepciones de lo que pasa en nuestra sociedad que no es acorde con la política del siglo XXI, desde mi punto de vista no es compatible su modo de pensar con el siglo XXI", decía Elena Valenciano en una entrevista radiofónica. 

La candidata socialista a las europeas se refería así al reciente perdón que su contrincante popular, Miguel Arias Cañete, quien minutos antes se había disculpado en otra emisora por sus desafortunadas palabras respecto al debate, algo sobre que muchos defienden que sólo es un tropiezo. "Para mí significa que comparte el estereotipo que tanto daño nos ha hecho a lo largo de los siglos en la historia. Las mujeres hemos sido condenadas a ser de segunda categoría, personas subordinadas, y hemos salido de ahí hace muy poco tiempo. Volver a lanzar un mensaje así es muy grave porque es golpear la línea de flotación de lo que llevamos combatiendo desde hace mucho. En Europa afortunadamente ese asunto de la igualdad es de altísima sensibilidad, y Cañete no lo va a tener fácil para ser comisario", explicaba.

Sobre la polémica creada en torno al uso de las redes sociales y las detenciones por amenazas e insultos, Valenciano ha admitido que ella misma, que en un determinado momento llegó a cerrar su perfil en Twitter por estos motivos, también había recibido este tipo de comentarios, "y cuando me pasa me pregunto: ¿Esto me lo dirían a la cara por la calle? Pues seguramente no, porque entonces podría tomar medidas y denunciar, pero si me lo dice un huevo en Twitter, pues no puedo. Las reglas deberían ser las mismas", reflexionaba. 

A la candidata del PSOE le preocupa la participación en estos comicios, ya que como ella misma dice, "se van a tomar decisiones definitivas en los próximos meses, y para eso hay que votar. si gana la derecha nos van a dar otra vuelta de tuerca, y yo voy a hacer lo posible para que la gente participe". Eso sí, reitera que sea cual sea el resultado, el calendario del partido no se moverá de cara a un posible adelanto de las elecciones primarias. "Ha sido aprobado por el comité federal y las tomas de decisiones internas no se van a alterar. Además, es que estoy convencida de que vamos a ganar", decía. 

Para ello, repetía de nuevo sus principales propuestas de cara a las elecciones, basaras en recuperar ese pilar social que dice haberse perdido en Europa. "Tenemos que reconstruir ese pilar que nunca llegó a crecer del todo pero que en los últimos años ha sido derruido. No haber medido el impacto de lo que iban a hacer ha sido el gran error de la derecha. La deriva gubernamental ha hecho que cuando llegó la crisis los mecanismos de toma de decisiones estaban completamente pervertidos. Hay que recuperar el método comunitario y el Parlamento Europeo lo pide", afirmaba. 

Además, defendía la necesidad de elaborar una directiva que obligue a eliminar la brecha salarial existente entre hombres y mujeres, con multas para las empresas que impidan la igualdad o que rompan el principio vigente desde el Tratado de Roma de que a igual trabajo, igual salario. También recordaba que existen mecanismos para estimular el empleo joven, y su partido plantea un fondo que permita o bien continuar con la formación o bien entrar en el mercado laboral con ayuda de la UE. "Barajamos opciones para aumentar ese presupuesto de 6.000 millones a 21.000. Se trata de darle oxígeno a la economía para que la gente joven y los mayores de 50 años, que están sufriendo mucho, reciban también planes de empleo para poder recolocarse. Si el empleo es la prioridad como se dice, en el presupuesto se tiene que reflejar", declaraba. 

Por último, y respecto a la posible dimisión de su compañera de partido Magdalena Álvarez, Valenciano comentaba que es la afectada quien tiene que tomar la decisión, y que lo que tienen que hacer es sentarse para decidir qué hacer, ya que hay normas en el BEI que dictan cuándo o en función de qué cargos una persona se tiene que ir. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba