Nacional

Descalabro general de populares y socialistas en Europa: PP y PSOE, por debajo de los veinte eurodiputados

Los dos partidos mayoritarios pueden perder, en el mejor de los casos, el 20 por ciento de su representación en las elecciones europeas a favor de fuerzas políticas alternativas o extravagantes mientras que la participación, ya muy baja en 2009, amenaza con hundirse.

No lo tienen bien las formaciones políticas tradicionales ni en España ni en el conjunto de Europa. La crisis está abriendo la puerta al cuestionamiento del sistema de partidos que afecta muy especialmente a las dos ideologías que se han ido alternando en el poder, socialistas y conservadores. No se trata, por tanto de un fenómeno sólo doméstico, como han puesto de manifiesto las elecciones en Grecia o en Italia. A pesar del triunfo incontestable de Mariano Rajoy el 20 de noviembre de 2011, los sondeos actuales vaticinan un fuerte voto de castigo para el PP, con un PSOE, eso sí, que no consigue remontar y que, a pesar de estar en la oposición pierde apoyos a chorros. Y los sondeos sobre intención de voto para las elecciones europeas, que se celebrarán el año que viene, no iban a ser la excepción ya que no invitan al optimismo ni en Génova ni en Ferraz.

Una encuesta que maneja el PP vaticina una pérdida mínima del 20% de representación para los populares, en una consulta donde los niveles de participación son muy bajos y, además, un porcentaje de los que los que acuden a votar aprovechan para dar una bofetada al Gobierno sin importarles optar muchas veces por opciones políticas cuando menos extravagantes, radicales, antisistema o ultras. Si esto se puso de manifiesto con toda su crudeza en 1989, cuando el empresario condenado José María Ruiz-Mateos sacó escaño de eurodiputado, los populares albergan el temor de que surja cualquier "espontáneo" capaz de arrastrar el voto a lomos del descontento ciudadano.

El PP quedaría así por debajo de los 20 eurodiputados, según ha podido saber Vozpópuli. Una cosecha bastante magra si se tiene en cuenta que en los comicios al Parlamento Europeo de 2009 sacó 23 asientos en Estrasburgo frente a 21 del PSOE, y eso que estaba en la oposición. El consuelo que les queda es que los socialistas siguen sin remontar, quedando por debajo de los populares, lo que les permitirá, si se confirman los datos, salvar los muebles.

Los populares confían, a pesar de las malas expectativas, salvar los muebles quedando por delante del PSOE

La previsión es que los grupos popular y socialista del Parlamento Europeo pierdan en las elecciones europeas del año que viene buena parte de su representación. Actualmente, los populares y democristianos tienen mayoría con 265 escaños, seguidos de los socialistas con 184. Les siguen la alianza de los liberales y demócratas por Europa, con 84, los verdes con 55, el grupo de los conservadores y reformistas europeos, con 54; la izquierda unitaria europea con 35, Europa de la libertad y de la democracia, 32, y los no inscritos, que son 27. Es previsible un aumento de las izquierdas alternativas y de los verdes por ese lado del espectro ideológico, sin descartar fuerzas radicales tanto de izquierda como de derecha que hacen alarde, paradójicamente de antieuropeísmo

A ese más que posible voto de castigo se suma una abstención que se prevé altísima en una consulta que no mueve masas precisamente. Y es que la participación en 2009 fue del 46% del electorado que, con ser baja, superaba todavía en seis centésimas la de 2004, que fue la más exigua. Aunque los sondeos no suelen dar una idea aproximada de los índices de participación, en el cuartel general de los populares no descartan que ésta se hunda aún más dado el proceso deslegitimador tanto de los partidos como de Europa.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba