Nacional

El PP contraataca: recuerda que Valenciano llamó "feo" a Ribéry y ve una "anécdota" el desliz de Cañete

Jáuregui tacha de "deplorable" el "machismo y clasismo" del cabeza de cartel del PP, cuyas declaraciones marcan el momento más tenso del debate televisivo 'a seis'. Por su parte, González Pons exhibe triunfalismo económico y rechaza un gran pacto contra la corrupción propuesto por el candidato socialista.

Los candidatos electorales de los principales partidos que concurren a los comicios europeos, en el debate a seis.
Los candidatos electorales de los principales partidos que concurren a los comicios europeos, en el debate a seis. EFE

El patinazo machista del cabeza de lista del PP al 25-M, Miguel Arias Cañete, a raíz del cara a cara con la candidata socialista, Elena Valenciano, ha vuelto a ser protagonista del debate televisivo a seis que han mantenido este lunes los responsables de los partidos presentes en la Eurocámara. El número dos de la lista del PSOE, Ramón Jáuregui, ha introducido las palabras de Cañete para calificarlas de "deplorables" por su "machismo" y "clasismo". Ante ello, el vicesecretario popular, Esteban González Pons, no ha escurrido el bulto, sino todo lo contrario. El portavoz del PP tenía preparado su contraataque y ha mostrado un tuit de Valenciano donde ella preguntó: "¿Habéis visto a un tío más feo que Ribéry?". Además, ha tildado de "anécdota" el desliz de Cañete.

Este enfrentamiento sobre el desliz de Cañete, que seguirá marcando la campaña hasta el final, ha sido el momento más tenso del debate televisivo en TVE, convertido en una tertulia de temas deshilados y menos lectura de guión que el descafeinado Cañete-Valenciano. Este ambiente más relajado ha permitido al candidato popular hacer gala de un triunfalismo económico, recuperando el "¡España va bien!" --que ha repetido varias veces-- del expresidente José María Aznar. "Nos llaman la Alemania del Sur. Hemos superado la crisis de la intervención. En España, hemos empezado a dejar atrás el pasado", ha recalcado Pons.

Asimismo, ha apuntado que "si Zapatero hubiese gobernado cinco meses más, España habría sido rescatada con las consecuencias que ello hubiera tenido: las pensiones se habrían rebajado un 40%; se habrían despedido a 200.000 funcionarios; el salario medio habría sido reducido a la mitad o habría que haber pagado peajes por circular por cualquier carretera".

Meyer (IU) reprocha a González Pons que prometiera crear tres millones y medio de empleos, cuando "el Gobierno del PP ha destruido un millón"

Si bien el candidato popular apenas se ha referido a la corrupción (como hizo Cañete), Jáuregui sí que ha puesto el problema sobre la mesa y ha tenido la mano al PP para alcanzar un gran pacto, que incluya la lucha contra el fraude fiscal. "Los ciudadanos quieren partidos honrados y quiero reclamar la necesidad de establecer un marco legal único en la Unión Europea", ha enfatizado el dirigente socialista. Sin embargo, Pons ha despachado la oferta con una escueta respuesta: "¿Sabe señor Jáuregui cuántas veces sale la palabra corrupción en su programa electoral?".

Por su parte, Willy Meyer (Izquierda Plural) ha reprochado a Pons que prometiera crear tres millones y medio de empleos, cuando "el Gobierno del PP ha destruido un millón". "Ustedes han seguido un modelo especulador y corrupto. Nosotros apostamos por  invertir un 3% del PIB en crear empleo y poner fin al austericidio. El poco empleo que se crea es temporal y precario, semiesclavo", ha señalado Meyer. "El paraíso fiscal es un crimen contra la humanidad y hay que resolverlo", ha añadido. A su juicio, "el problema de la corrupción es consecuencia de un modelo especulativo" y ha aludido a los 10.000 millones de euros que ha gastado el Ministerio de Fomento en sobrecostes.

Para Francisco Sosa Wagner (UPyD), también "es imprescindible la lucha contra el fraude en la gestión de los fondos europeos y contra la evasión fiscal". En materia económica, ha propuesto crear un tesoro común y mutualizar la deuda entre los gobiernos. Respecto a la aventura independentista de Cataluña, ha sido tajante: "El nacionalismo es la peor enfermedad que puede contraer hoy día Europa".

"La independencia no asusta a los inversores"

El candidato de CiU, Ramón Tremosa, ha hecho hincapié en que "si PP y PSOE quisieran tanto a Cataluña el Corredor Mediterráneo ya estaría construido o no tendríamos una estafa como las preferentes". Además, ha destacado que la inversión internacional en Cataluña "alcanzó récord histórico el año pasado". Y en esta línea, Josep Maria Terricabras (L´Esquerra pel Dret a Decidir), ha esgrimido que "el proceso independentista no asusta a los inversores: hay 5.500 empresas extranjeras en Cataluña".


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba