Nacional

El PNV vence en las principales instituciones vascas salvo en Vitoria, donde resiste el PP

Los nacionalistas mantienen su dominio en las Juntas de Vizcaya y logran ser la fuerza más votada en las de Guipúzcoa y Álava. En San Sebastián, arrebata la alcaldía a Bildu, que pasa a ser tercero. El PP, que se deja la mitad de concejales respecto a 2011, sí amplía sus apoyos, mayoritarios, en el ayuntamiento de Vitoria.

El PNV ha sido el gran vencedor de las elecciones en Euskadi al haberse mantenido como primera fuerza en sus feudos de Vizcaya y Bilbao y haber logrado ser el partido con más representantes en las Juntas Generales de Guipúzcoa y Álava, además de arrebatar la alcaldía de San Sebastián a Bildu. En este panorama, únicamente el popularJavier Maroto ha resistido el impulso del partido nacionalista y conservará el Ayuntamiento de Vitoria, incluso con un mayor apoyo que hace cuatro años.

La formación de Andoni Ortuzar (PNV) volverá a gobernar la Diputación vizcaína y el Consistorio de Bilbao como lo hace desde 1979, pero sin mayorías absolutas. Uno de los principales retos que se había marcado el Partido Nacionalista Vasco para estas elecciones era volver a dirigir el equipo de Gobierno en San Sebastián, algo que no lograba desde hace tres décadas, y volver a ser la primera fuerza en Guipúzcoa.

En las Juntas Generales de Guipúzcoa, EH Bildu ha perdido más de 30.000 votos

En este sentido, el candidato del PNV a la alcaldía donostiarra, Eneko Goia, ha conseguido mandar a Bildu hasta el tercer puesto, un resultado que ha provocado que la coalición abertzale haya reconocido que "no ha hecho todo bien" y que esto le ha pasado factura en las urnas. En las Juntas Generales de Guipúzcoa EH Bildu ha perdido más de 30.000 votos -teniendo en cuenta los que obtuvo Aralar-, lo que le ha dejado con 17 procuradores, 6 menos que en 2011, mientras que el PNV ha conseguido 18, 4 más que hace cuatro años.

Otro de los objetivos del PNV era "reconquistar" Álava, un territorio donde ha gobernado el PP. En esta provincia, pese a que los populares han logrado unos 500 votos más que los nacionalistas, el PNV se ha convertido en la formación con más representantes en la Cámara foral lo que legitima a Ramiro González para presidir la futura Diputación. No obstante, todo esto quedará a expensas de los futuros pactos, en los que tendrán mucho que decir formaciones como Podemos, que ha irrumpido con fuerza en las Juntas de Álava, con 8 procuradores, y con 6 en Guipúzcoa y Vizcaya.

Podemos, "clave" en las Juntas Generales

Además de los malos resultados de EH Bildu, que ha dejado de ser la principal fuerza municipal en el conjunto de Euskadi, el PP ha sido el gran perdedor de los comicios, ya que se ha dejado hoy la mitad de sus concejales y junteros. Los populares han conseguido sin embargo que Javier Maroto sea el candidato más votado al Ayuntamiento de Vitoria y referente institucional del partido en Euskadi, al haber incluso aumentado sus apoyos ciudadanos.

Los socialistas han mantenido el tipo en San Sebastián y Bilbao, pero han cosechado los peores resultados de su historia en Vitoria y Álava. El PSE-EE ha conservado seis de las siete alcaldías que tenía en el País Vasco desde 2011, debido a que ha perdido la de Barakaldo (Vizcaya), unos resultados que dejan contentos a los dirigentes socialistas al haberse consolidado como tercera fuerza municipal pese a la irrupción de los nuevos partidos.

Ha sido Podemos el que más espectacularmente ha entrado en el panorama político vasco, ya que ha logrado convertirse en la cuarta fuerza política en las tres juntas generales, con lo que podría ser "una de las claves de la gobernabilidad", sobre todo en Álava y Guipúzcoa, como ha dicho hoy Roberto Uriarte, su secretario general. También ha entrado en el mapa político vasco Ciudadanos, con su escaño en las Juntas Generales de Álava.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba