Nacional

Levantan la sanción al trabajador que se negó a retirar residuos del ébola sin tener formación

La empresa concesionaria le sancionó con 15 días sin empleo y sueldo, pero este martes en el SMAC pagó al empleado, que exigía un protocolo para el tranporte de estos residuos.

El hospital Carlos III
El hospital Carlos III Gtres

La empresa Conesur, que sancionó a un trabajador con un falta grave con 15 días de suspensión de empleo y sueldo por negarse a la retirada de residuos tóxicos del ébola del Hospital Carlos III, retiró la sanción este martes en el SMAC.

Fue el pasado 29 de agosto cuando el trabajador de esta contrata del Carlos III se negó a retirar los residuos de las habitaciones donde se había tratado a los misioneros “por no existir un protocolo para la retirada y transporte y al no estar formado para ello”, según informó CCOO. Ante la negativa, la empresa sancionó al empleado del 1 al 15 de septiembre y en su nómina se retiró el importe de esos días, así como la parte correspondiente de la Seguridad Social.

El sindicato consideró que  era  un acto de abuso empresarial contra la salud de los trabajadores y, en este caso, contra la población madrileña, “pues no repararon en las consecuencias que esto tiene en la salud de las personas”. Sin embargo, a pesar de que las declaraciones del sindicato aseguraban la sanción, el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Javier Rodríguez, dijo en su comparecencia en la Asamblea de Madrid que al trabajador no se le había sancionado, cuando ya se le había descontado la cantidad correspondiente de su nómina. Ante la sanción, CCOO Industria puso a disposición del empleado el gabinete jurídico y la secretaría de Salud Laboral y acudieron el martes al SMAC para intentar llegar a un acuerdo.

Sin embargo, este martes la empresa retiró la sanción y procedió a pagarle los 15 días que le había retirado de su nómina de septiembre, según informó una portavoz de CCOO Industria. El sindicato se mostró sorprendido de “que las medidas de las empresas o de la Administración Pública, en lugar de ir dirigidas a extremar y garantizar la salud pública, consistan en criminalizar a trabajadores que pueden sufrir graves riesgos en su propia vida”. CCOO estaba dispuesto a exigir en los juzgados la defensa de este trabajador “que lo único que hizo fue negarse a hacer una barbaridad y manejar unos residuos sin la formación necesaria”.

En el hospital de Alcorcón fue la propia empresa concesionaria la que, tras la petición de la empresa, apoyó a sus trabajadores para que no limpiaran la zona donde estuvo la enferma de ébola hasta que tuvieran la formación y medios necesarios.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba