Nacional

Exetarra y parado: un terrorista arrepentido podrá cobrar el subsidio por desempleo

El Juzgado de lo Social número 4 de San Sebastián ha estimado una demanda de exrecluso de ETA Joseba Arizmendi Ohiartzabal, quien salió de prisión en noviembre de 2013 tras cumplir más de 22 años de condena y solicitó percibir el subsidio de desempleo para liberados de prisión.

Una oficina del Inem
Una oficina del Inem Efe

Un juzgado de San Sebastián ha concedido a un expreso de ETA arrepentido su derecho a cobrar el subsidio de desempleo para liberados de prisión, ya que ha pedido perdón a sus víctimas y no puede hacer frente aún al abono de la responsabilidad civil.

El Juzgado de lo Social número 4 de San Sebastián ha estimado una demanda de exrecluso de ETA Joseba Arizmendi Ohiartzabal, quien salió de prisión en noviembre de 2013 tras cumplir más de 22 años de condena y solicitó percibir el subsidio de desempleo para liberados de prisión.

Sin embargo, el Servicio Público de Empleo Estatal denegó su solicitud al considerar que el exmiembro de ETA arrepentido no reunía los requisitos para recibir la prestación, ya que no había abonado la responsabilidad civil a sus víctimas establecida en su condena. En la sentencia, a la que ha tenido acceso Efe, el Juzgado considera que el expreso sí reúne los requisitos que la ley establece, desde el 1 de enero de 2014, para permitir que condenados por terrorismo puedan cobrar este subsidio.

Estos requisitos son dos. El primero de ellos, de carácter ético, consiste en que el demandante se haya desvinculado de la organización terrorista a la que pertenecía, lo que Arizmendi hizo en julio de 2010, cuando cumplía pena en la cárcel de A Lama de Pontevedra, donde firmó un escrito de renuncia de la violencia y pidió perdón a sus víctimas, por lo que, señala la sentencia, "fue expulsado del colectivo de presos de ETA".

El segundo requisito, de carácter económico, indica que el demandante tiene que haber satisfecho la responsabilidad civil establecida en la sentencia, "considerando como tal la conducta efectivamente observada en orden de reparar el daño e indemnizar los prejuicios materiales y morales" de sus delitos. La sentencia señala que el cumplimiento de este requisito resulta "imposible" porque sus bienes fueron embargados mientras cumplía su condena y el expreso no tiene medios para hacer frente a las indemnizaciones.

Destaca también que, en su demanda, el exrecluso manifiesta su voluntad de hacer frente a esa responsabilidad, para lo que pidió que se descuente el 5 % del subsidio que solicita y se compromete a dedicar parte de futuros salarios a ese fin.

Por estos motivos, el Juzgado reconoce el derecho de este expreso de ETA arrepentido a cobrar el subsidio demandado. Arizmendi perteneció al comando Ipar Haizea y participó en el asesinato del guardia civil Francisco Robles Fuentes en Pasajes (Guipuzkoa) en mayo de 1991 y en el del vecino de Errenteria Raúl Suárez un mes después. Tras firmar su renuncia a la violencia, fue trasladado, junto con la histórica dirigente etarra Idoia López Riaño, a la cárcel alavesa de Nanclares de la Oca. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba