EL FINAL DE LA LUCHA ANTITERRORISTA

197 crímenes sin resolver: uno de cada cuatro asesinatos de ETA no ha sido esclarecido

Un estudio del Gobierno vasco cifra en 849 las víctimas mortales de la violencia terrorista. La investigación judicial sobre 197 de ellas han sido sobreseídas o archivadas por falta de autor.

Imagen del último atentado mortal de ETA, perpetrado en Palma de Mallorca en 2009.
Imagen del último atentado mortal de ETA, perpetrado en Palma de Mallorca en 2009. GTRES

Un día después de que la Audiencia Nacional haya excarcelado a los históricos miembros de ETA Santiago Arróspide Sarasola, Santi Potros, y Alberto Plazaola, el Gobierno vasco ha presentado este viernes en Vitoria un eshaustivo informe sobre "la situación procesal" de los 927 asesinatos terroristas de todo signo perpetrados entre 1960 y 2014 en "el caso vasco" que revela que casi una cuarta parte de los 845 crimenes cometidos por la banda armada nunca han sido esclarecidos. El documento, en cuya elaboración han participado el fiscal y magistrado emérito del Tribunal Supremo José Antonio Martín Pallín, el profesor de Filosofía del Derecho y exdiretor general de Apoyo a Víctimas del Terrorismo José Manuel Rodríguez Uribes; la profesora de Derecho Penal de la Universidad del País Vasco Enara Garro, y el periodista y escritor Carlos Fonseca, cifra en 197 casos aún no se conoce quiénes fueron sus autores y sus investigaciones se encuentran ya "sobreseídas o archivadas". Es decir, un 23,20%.

De los 849 crímenes que el informe adjudica a ETA, 548 ya han sido sentenciados, a 65 les afectó la Amnistía de 1977 y 18 han sido reabiertos en los últimos años

El documento, elaborado en el marco del Plan de Paz y Convivencia puesto en marcha por el Ejecutivo de Iñigo Urkullu (PNV) para la "clarificación del pasado", no se ciñe, sin embargo, a los asesinados por ETA, y recoge también los fallecidos a manos del Batallón Vasco Español (BVE) y los grupos que surgieron a su sombra, a las de los Grupos Antiterroristas de Liberación (GAL), y aquellos que nunca fueron reivindicados, todos ellos dentro del que denominan "caso vasco". Así, en os GAL el porcentaje de crímenes sin escalrecer es aún mayor que en el caso de ETA. De ls 27 que se adjudican a esta organización terrorista en el informe, diez permanecen sin autores conocidos. O lo que es lo mismo, un 37%. Con el BVE, ese porcentaje se queda en el 24,39% ya que de los 41 asesinatos que se les adjudica, 10 están aún sin aclarar. Finalmente, en el caso de atentados mortales de "autoría deconocida y otros", el estudio señala que de los diez perpetrados en el periodo estudiado, los sumarios de al menos tres (un 30%) se encuentran "sobreseídos o archivados".

Sobre la situación judicial de los 849 asesinatos cometidos por ETA, el informe del Gobierno vasco detalla que además de los sobreseídos (170) y archivados (27), existe sentencia sobre 548 (el 64,55%) y que en otros 65 casos(7,6%) se vieron afectados por la Ley de Amnistía de 1977. Además, la Justicia ha reabierto 18 en los últimos años (el 2,12%) y siete más (0,82%) se encuentran en los que en términos jurídicos se denomina "expurgo", es decir, aquellos expedientes de investigación que, por decisión judicial, han sido destruidos ya que por su antigüedad no tienen posibilidades efectivas de ser resueltos. Finalmente, el estudio especifica que de once casos (1,30%) no se ha encontrado ningún dato sobre su situación judicial y en tres más (0,35%) la instrucción de la causa depende de las autoridades judiciales.

Los crímenes de la ultraderecha

Idéntico estudio se hace con las víctimas mortales de los otros grupos terroristas, aunque en este caso los autores del mismo destacan la ausencia "considerable" de datos oficiales sobre el estado oficial de las causas. Así, de 41 crímenes cometidos por el BVE y sus grupos 'satélites' u otros incontrolados, existe constancia de sólo siete sentencias (17.07% del total) y 10 sobreseimientos provisionales. "De los restantes 24 asesinatos (58,54%) desconocemos la situación procesal de las causas", destacan, aunque admiten que muchos de estos atentados fueron perpetrados en Francia, "lo que hace muy díícil seguir la instrucción de los procedimientos más allá de las reseñas periodísticas". No obstante, el informe del Gobierno vasco destaca que dos víctimas de este grupo han sido incluidas "por error en el listado de victimas de ETA" que maneja el Ministerio del Interior.

De los 927 asesinatos terroristas cometidos en "el contexto vasco" entre 1960 y 2014, ocho nunca fueron reivincados o lo fueron por siglas 'fantasma'

Más información cuentan sobre los cometidos por los GAL, aunque este grupo actuó fundamentalmente en el País Vasco francés entre 1983 y 1987. De los 27 asesinatos que se les ajudica, doce (el 44,44%) ya han sido juzgados y sobre ellos recae una sentencia judicial. Nueve más (el 33,33%) han sido archivados, en un caso (3,70%) se ha dictado el sobreseimiento provincial y en los últimos cinco (el 18,51%) se instruyen en Francia y los autores del informe reconocer desconocer "su situación procesal". Sobre los últimos diez crímenes estudiados, los de "autoría desconocida u otros", el estudio detalla que ocho nunca fueron reivindicados "por ningún grupo terrorista o lo fueron por siglas hasta ese momento desconocidas que no volvieron a atribuirse ningún asesinato más, lo que hace dudar de su existencia real". Uno más, fue supuestamente perpetrado por el Directorio Revolucionario Ibérico de Liberación (DRIL), sin relación directa "con el contexto vasco", y otro por los Guerrilleros de Cristo Rey. De todos ellos, dos han sido sobreseidos, dos más fueron administrado, uno ha sido achivado y sobre los cinco restante los autores reconocen no haber conseguido datos.

TRABAS DE INTERIOR AL ESTUDIO

El informe de los expertos del Gobierno vasco incluye una crítica directa al Ministerio del Interior y su falta de colaboración en la elaboración del estudio. "Pese a los requerimientos de este equipo, que se ha ofrecido a explicar personalmente su metodología de trabajo y aclarar cualquier duda sobre el mismo, la Subsecretaría y la Secretaría de Estado de Seguridad no respondieron a ellos", se lee textualmente en el documento. Sus autores llamaron también a la puerta de la Dirección General de Apoyo a Víctimas del Terrorismo, dependiente también de Interior, pero ésta "condicionó el acceso los datos solicitado al resultado de un estudio jurídico previo que determinara si facilitar la información requerida violaba o no la Ley de Protección de Datos. Al cierre de este estudio no hemos recibido respuesta", se lamentan.  Además destacan la "paradoja" de que esgriman "el derecho a la intimidad de las víctimas" y en la página web del departamento exista una "relación nominal de las últimas víctimas de ETA".

Tampoco encontraron colaboración en la Fundación de Vïctimas del Terrorismo, en la que están representadas todas las asociaciones, ni en la Fiscalía de la Audiencia Nacional. El máximo responsable de este, Javier Zaragoza, "trasladó a este equipo la dificultad para localizarlas al no existir una relación nominal de víctimas del terrorismo, dado que los sumarios se encuentran dispersos por los distintos juzgados de instrucción archivados por número de legajo", recalcan. Tampoco obtuvieron respuesta cuando solicitaron a la Fiscalía que hiciera "la comprobación". Por todo ello, los autores reconocen la posibilidad de que el documento contenga "errores atribuibles, al menos en parte, a la imposibilidad de contrastar la información que hemos manejado con documentación oficial Pedimos disculpa por ello", añaden.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba