EL FIN DE LA VIOLENCIA TERRORISTA

La banda ETA ultima un comunicado en el que ofrecerá el desarme 'con condiciones'

El Ministerio del Interior cree que la organización utilizará la manifestación del próximo sábado en Bilbao a favor de sus presos para hacer público un texto en el que se mostrará dispuesto a hacer efectiva la entrega de armas si Madrid y París nombran un interlocutor para dialogar.

Concentración del pasado 31 de diciembre ante la cárcel de Martutene para solicitar la puesta en libertad de los presos de ETA enfermos.
Concentración del pasado 31 de diciembre ante la cárcel de Martutene para solicitar la puesta en libertad de los presos de ETA enfermos. EFE

ETA está dispuesta a dar en breve un nuevo paso... pero aún lejos de lo que le exige el Gobierno. Los expertos de la lucha antiterrorista han hecho llegar al Gobierno datos recientes sobre la intención de la organización terrorista de hacer público en los próximos días un nuevo comunicado con "avances". Entre ellos, un nuevo ofrecimiento a París y Madrid para iniciar contactos que estarían precedidos por la entrega de sus armas. Sin embargo, para dar este paso la organización seguirá poniendo condiciones. En concreto, exigirá el nombramiento formal por parte de los ejecutivos español y francés de un interlocutor para iniciar el diálogo que reclaman para resolver lo que califican de "consecuencias del conflicto", es decir, la situación de sus presos y exiliados. Así lo han asegurado a este diario fuentes de la lucha antiterrorista, que apuntan a que ETA podría utilizar como altavoz del mismo la manifestación que a favor de los presos de la banda se celebrará el próximo sábado en Bilbao convocada por asociaciones de apoyo al colectivo.

Los expertos policiales estiman que la organización terrorista aún atesora 10 toneladas de material explosivo, 150 pistolas y medio centenar de armas largas

Según estas fuentes, la preparación de este comunicado fue conocida por los servicios de información policiales hace semanas y, por el contenido de las conversaciones interceptadas en el entorno de la organización, se esperaba un mensaje 'rompedor' respecto a los últimos pronunciamientos de la banda. Sin embargo, en los últimos días los expertos antiterroristas han ido enfriando las expectativas sobre el contenido del mismo y ayer mismo aseguraban a este diario que el mensaje final de la banda armada variará "poco, muy poco" respecto a los anteriores --el último se hizo público a finales de noviembre--, "salvo sorpresa de última hora". De hecho, el análisis que desde los servicios de información hacen del mismo es que su destinatario no serán tanto los gobiernos de Madrid y París, a los que se dirigirá formalmente, como a la propia militancia de la organización y la izquierda abertzale. "Todo indica que será un comunicado de consumo interno, un intento de dejar claro que ellos se siguen moviendo y que si no se avanza es por culpa del Ejecutivo de Mariano Rajoy", añaden estas fuentes.

Siempre según las fuentes consultadas, que en algunos casos manejan información procedente de los mensajes interceptados a miembros de la organización terrorista dentro de las cárceles, ETA reiterará en su nuevo comunicado su apuesta por el fin de la violencia y recalcará que ya ha dado muestras públicas de ello en anteriores ocasiones. En segundo lugar, auguran los expertos, la banda lanzará una fuerte crítica a los gobiernos de Madrid y París, pero sobre todo al español, por seguir con lo que califican de "represión" y, sobre todo, por su política penitenciaria. Y, por último, mostrará su "disposición" a la entrega de su arsenal, aunque sin comprometerse en fechas. Los expertos policiales estiman que la organización terrorista aún atesora 10 toneladas de material explosivo, 150 pistolas y medio centenar de armas largas

El desarme, tema recurrente

De confirmarse el contenido del mensaje al que apuntan los datos de la lucha antiterrorista, no será ésta la primera vez que la banda armada habla de la entrega de sus armas, aunque hasta ahora había hablado de su 'control' por medio de un grupo de personalidades internacionales como paso previo a un futuro desarme. De hecho, la organización había hecho referencia a él en textos anteriores después de que la autodenominada Comisión Internacional de Verificación (CIV), un órgano creado hace un año por seis personalidades que nunca ha sido reconocido por el Gobierno español, le hubiera lanzado públicos rapapolvos porque la mayoría de los miembros de la organización terrorista que habían sido detenidos en el sur de Francia tras el fin de la tregua iban armados, lo que consideraban podía poner en riesgo el proceso abierto.

En su anterior comunicado, de noviembre, la banda ponía el desarme como un proceso paralelo al acercamiento de sus presos a Euskadi y Navarra

La entrega de las armas aparecía, por ejemplo, en el que es hasta ahora ha sido el último comunicado de la banda, hechó público el pasado 25 de noviembre. Entonces, la organización lo mencionaba como un paso paralelo, no previo, al traslado a cárceles del País Vasco y Navarra de sus presos, la vuelta de sus exiliados y la salida de las Fuerzas de Seguridad del Estado de ambas comunidades. Los dirigentes etarras auguraban que todos esos pasos traerían "el final definitivo de la confrontación armada". Ahora, sin embargo, los analistas de la lucha antiterroristas no descartan que ETA acepte anteponerlo a los otros temas. "Ese sería el único avance si finalmente se produce", apuntan fuentes políticas vascas, que auguran que tan escaso paso volverá a ser tachado de insuficiente por el Gobierno de Mariano Rajoy.

Y es que los servicios de información de Policía y Guardia Civil han visto que desde el anuncio de la tregua definitiva de ETA los comunicados de la banda han defraudado a todo el mundo, "incluido a la izquierda abertzale. Siempre se esperaba mucho y al final suelen incidir en lo de siempre", añaden. En este sentido recuerdan el caso del comunicado del colectivo de presos de ETA (EPPK en sus siglas en euskera) del pasado mes de junio, y que la propia banda endureción en el último momento en respuesta a la detención entonces en el sur de Francia de dos miembros de la organización. Aquel texto debía haber abierto la puerta a que una parte significativa de internos de la banda hubieran podido solicitar beneficios penitenciarios, entre ellos el acercamiento a cárceles del País Vasco y Navarra, sin la amenaza de que se les expulsara del colectivo. Al final, supuso todo lo contrario y terminó dando un portazo a esta posibilidad. Ahora, desd Interior no descartan que se vuelva a producir una frustración similar.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba