Nacional

La última cena de don Juan Carlos como rey: entre "viejos rockeros" de UCD y PSOE

José Luis Corcuera organizó la cita para agradecer al rey su labor durante 39 años. Juan Carlos I asistió al restaurante Currito, en la Casa de Campo de Madrid, con una treintena de destacados políticos de la Transición, en su gran mayoría altos cargos en los gobiernos del PSOE y de la extinta UCD. Ni un expresidente del Gobierno en la mesa.

Imagen de don Juan Carlos con sus "viejos rockeros"
Imagen de don Juan Carlos con sus "viejos rockeros" Restaurante Currito

La penúltima cena de don Juan Carlos como Rey fue en familia. Una familia que le ha estado acompañando durante sus 39 años de reinado y que le ha consentido todo, siempre. Pero en ella no estaban ni Sofía, ni Felipe, ni siquiera sus hijas, Elena y Cristina, ya apartadas de esa familia real presidida por un nuevo rey. Ni Felipe González, Zapatero o Aznar, con el que nunca mostró una afinidad igual a la que tuvo con los gobiernos socialistas.

Según relata el diario El Mundo, don Juan Carlos cenó con una treintena de políticos y “viejos rockeros” de la Transición, algunos de ellos aún en activo, la mayoría pertenecientes a UCD y al PSOE. El festín, que no estuvo anunciado a bombo y platillo como otros acontecimientos, tuvo lugar en el madrileño restaurante Currito, en la Casa de Campo.

El Rey escogió el restaurante ubicado en la Casa de Campo madrileña, especializado en comida vasca, pescado y carne roja, para volver a reunirse con su ámbito más cercano, en una cena en la que, según el diario ABC, el monarca aseguró: "aquí seguimos los viejos rockeros". Según el diario, no es la primera vez que se reúne con ellos.

Una cena de cuatro horas

El Mundo menciona que estos invitados estaban citados en torno a las nueve de la noche para degustar un menú de gazpacho de melón, bogavante y el Rioja favorito de don Juan Carlos, un Cune. El encuentro se demoró hasta la una de la madrugada, entre halagos y algún que otro favor solicitado por el rey. “Echen una mano a mi hijo”, les dijo a los presentes, levantándose hasta en tres ocasiones para agradecer su labor a quienes le acompañaron todos estos años.

A su izquierda, Alfonso Guerra; a su derecha, José Luis Corcuera. Los allí presentes, invitados todos ellos en secreto, estaban de alguna u otra manera involucrados en la Transición, sobre todo en los gobiernos de Adolfo Suárez y de Felipe González. 36 invitados entre los que destacan el expresidente autonómico José Antonio Rodríguez Ibarra, el exsindicalista Julián Ariza, los exministros de UCD José Luis Leal y Juan Antonio Ortega y Díaz-Ambrona y el expresidente de la Comunidad de Madrid Joaquín Leguina.

Tampoco faltó Alberto Oliart, que forma parte de la vieja e histórica guardia de UCD. Ni Rosa Conde, Alfonso Guerra, Virgilio Zapatero, Carlos Solchaga, José Luis Corcuera o José Barrionuevo. A la mesa también se sentaron, según el diario ABC, dos de los padres de la Constitución, Miquel Roca, abogado de la infanta Cristina, y Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón, y también un vicepresidente del Gobierno, Alfonso Guerra, «número dos» de Felipe González durante muchos años.

No hubo, por otra parte, ningún expresidente del gobierno en la cena. De hecho, pocos representantes de la derecha española acudieron a la llamada. Soledad Becerril, actual defensora del Pueblo, fue una de las cuatro mujeres que se sentaron a la mesa, y una de las pocas representantes del PP, partido que no gobernó hasta 1996 y con el que don Juan Carlos no ha tenido la afinidad que siempre ha mostrado con el PSOE. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba