Se encuentra sumamente abatido por la situación judicial de la infanta Cristina

Inquietud en Zarzuela por los síntomas de depresión que afectan a don Juan Carlos

Don Juan Carlos no se encuentra bien. No se ha movido de la Zarzuela desde su abdicación. Su nuevo estatus, de 'rey saliente' y, en especial, el impacto de la imputación de su hija Cristina por parte del juez Castro, le han afectado profundamente.

No ha salido aún de Palacio. Don Juan Carlos no ha abandonado la Zarzuela desde que el día 19 abdicara la Corona en su hijo don Felipe. Se encuentra triste, no tiene ganas de hablar y pasa muchas horas en solitario, comentan fuentes del entorno de la Familia Real. Apenas abandona sus habitaciones. Se le ha improvisado una pequeña sala que utiliza como despacho, ya que el que hasta ahora ocupaba ha pasado a ser utilizado por el rey Felipe VI. En su entorno familiar hablan de síntomas de depresión. Nada serio, dicen, pero sí preocupante.

¿Dónde está don Juan Carlos?, se preguntaban en algunas instancias oficiales de Madrid días después de la ceremonia de proclamación de Felipe VI. Doña Sofía viajó la semana pasada a Ginebra para acompañar a su hija Cristina en los duros momentos de la imputación por el escándalo del 'caso Nóos', un affaire que ha hecho temblar los cimientos de la monarquía. Pero de don Juan Carlos apenas han trascendido novedades. Recibió la noticia del auto del juzgado de Palma casi en solitario. Su esposa se encontraba en Suiza y su hijo, el rey don Felipe, desarrolla una agenda oficial intensísima. Esa tarde se reunía con representantes de las Fuerzas Armadas y los Cuerpos de Seguridad del Estado.

Algunas versiones apuntaban la posibilidad de quehubiera emprendido un viaje privado, un desplazamiento a algún país próximo. En la última fase de su reinado, don Juan Carlos protagonizó una tour de forceespectacular, con una gira agotadora por media docena de países del Golfo Pérsico. Se trataba entonces de recuperar algo del prestigio perdido de la Corona antes de proceder a la sucesión. Quizás algo se consiguió, o al menos en eso insistían los antiguos portavoces de la Casa Real, empeñados en transmitir la idea de que la imagen de la Corona remontaba en paralelo a los minutos de telediario que conseguía don Juan Carlos en su agitada agenda.

Los augurios del cirujano

Aún convaleciente de su última intervención quirúrgica del pasado noviembre, el rey 'saliente' ofrecía un aspecto algo mejorado, pero todavía con ostensibles dificultades de movilidad. El doctor Cabanelaanunció en su momento ante la opinión pública que don Juan Carlos podría moverse ya sin dificultades ni necesidad de apoyo alguno, es decir, ni muletas ni bastón, "en la próxima primavera". Pasó la primavera, entró el verano y no ha sido así. Don Juan Carlos, según se pudo ver el pasado 19 de junio, fecha de la proclamación de su hijo, seguía necesitando el bastón y se desplazaba con ostensibles dificultades. Ha mejorado pero no hasta el nivel de lo sugerido por su optimista cirujano.

Después de 39 años de ejercer las funciones constitucionales de monarca y de jefe del Estado, es natural esta sensación de abatimiento, comentaban en su entorno familiar. Pero subrayaban, no obstante, el impacto sufridotras la imputación de la infanta Cristina. Algo previsto, casi descontado, pero que deja huella. "Un mazazo", según las mencionadas fuentes.

Representación oficial

Don Juan Carlos no sale de Palacio, habla con su hijo, departe con miembros de su equipo, recibe alguna visita, conversa telefónicamente con algunos amigos. Cumple a rajatabla las actividades de rehabilitación programadas por los doctores. Pero no da muestras de querer retomar una actividad. Se anunció en su momento que don Juan Carlos asistiría a primeros de agosto a la toma de posesión del presidente de Colombia, extremo aún no confirmado oficialmente. Ayer se supo que será Mariano Rajoyquien represente a nuestro país en la asunción del nuevo presidente de Panamá, el próximo martes. Moncloa y Zarzuela trabajan en estas horas para solventar este problema de protocolo, en especial para designar a la persona que acuda a estas tomas de posesión, cometido que hasta ahora corría a cargo del anterior Príncipe de Asturias. Precisamente este lunes los reyes don Felipe y doña Letizia viajan al Vaticano para ser recibidos por el papa Francisco, en el que será el primer desplazamiento internacional de su reinado.

También está pendiente que Felipe VI decida algunos detalles sobrelas funciones y el papel a desarrollar próximamente por su padre, al igual que los emolumentos que habrá de recibir en adelante, dentro de los presupuestos de la Casa Real. Don Juan Carlos continúa ostentando el título de rey, el tratamiento de Su Majestad y sigue siendo capitán general, eso sí, en la reserva.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba