Hospital san josé de Madrid

El rey se recupera de una operación "plenamente satisfactoria"

Don Juan Carlos, intervenido en la cadera izquierda, donde se le ha puesto una prótesis para resolver los problemas de desgaste que sufre por su artritis. Es la tercera vez que pasa por quirófano en menos de un año. "Hoy sí que paso por el taller", bromeó el monarca en su llegada al hospital San José de Madrid.

El rey Juan Carlos saluda a los medios a su llegada esta tarde al Hospital San José de Madrid para ser sometido a una intervención quirúrgica.
El rey Juan Carlos saluda a los medios a su llegada esta tarde al Hospital San José de Madrid para ser sometido a una intervención quirúrgica. EFE

El rey Juan Carlos ha sido intervenido en la tarde del viernes para implantarle una prótesis en la cadera izquierda, desgastada por artrosis. La operación, que ha concluido pasadas las 22.00, ha resultado "plenamente satisfactoria" según han informado fuentes de la Casa del Rey. La intervención se ha realizado en el Hospital Quirón San José de Madrid y el responsable de la misma ha sido el traumatólogo Ángel Villamor. Este traumatólogo ya operó al monarca en las intervenciones a las que se sometió en la cadera derecha el pasado abril, tras su caída mientras estaba de caza en Botsuana.

Minutos después de finalizar la operación, la Casa del Rey ha explicado en un comunicado que la intervención ha durado 90 minutos y que se ha realizado con una "técnica mínimamente invasiva" bajo anestesia general. El comunicado también explica que serán los médicos los que determinen el tiempo que debe pasar don Juan Carlos en el centro hospitalario.

A la salida del hospital, la Reina y el Príncipe de Asturias han destacado que la operación ha ido muy bien y ambos están "muy tranquilos", porque, según ha señalado don Felipe, en tono distendido, "como él diría, el taller es muy bueno, los mecánicos también y el paciente es único". "No le hemos podido ver, porque todavía está en postoperatorio, pero hemos hablado con el doctor Villamor y todo ha ido muy bien, como han visto en el comunicado", ha comentado el Príncipe, en unas breves declaraciones a los periodistas, antes de abandonar el centro hospitalario al volante de un vehículo en el que le acompañaba la Reina. Por su parte, doña Sofía se ha sumado a lo afirmado por el Príncipe y, ante las preguntas de los informadores sobre si volverán mañana a visitar al Rey, ha señalado: "mañana o pasado".

"Hoy sí paso por el taller"

En torno a las 19.00, el Monarca llegó al centro hospitalario en cuyas puertas se agolpaban un aluvión de periodistas. “¡Qué cantidad…!”, exclamó don Juan Carlos al verlos. Desde el asiento del copiloto de un vehículo oficial, el Rey bromeó sobre la operación a la que iba a someterse. “Hoy sí que paso por el taller”, dijo, en referencia a las palabras que utilizó en la Cumbre Iberoamericana de Cádiz para anunciar su operación.  

Una hora después de que el Rey ingresara, y cuando ya había empezado la operación, llegó al centro hospitalario la reina Sofía, que fue recibida a la entrada por el jefe de la Casa del Rey, Rafael Spottorno. Poco después llegó el Príncipe de Asturias.

Pruebas previas

Don Juan Carlos ya acudió al Hospital Quirón San José a última hora de la tarde del jueves para que se le practicara la última prueba médica previa a la intervención: una densitometría ósea que permite determinar la densidad mineral en esa zona de la cadera. Al llegar al hospital, donde permaneció en torno a media hora, el Rey bajó la ventanilla de su vehículo y ante la pregunta sobre cómo se encontraba, contestó: "Muy bien, bárbaro". Una vez dentro del garaje del centro médico, abandonó el automóvil sin hacer uso de muletas.

Tras la fractura en el lado derecho de la cadera que sufrió en una caída durante un viaje privado a Botsuana, don Juan Carlos fue intervenido quirúrgicamente en el mismo hospital a primera hora de la madrugada del 14 de abril, en una operación que duró algo más de dos horas y consistió en la reconstrucción de la zona afectada y la colocación de una prótesis similar a la de esta última intervención. Doce días después, volvió al centro médico y se sometió a una intervención para reducir una luxación en la parte derecha de la cadera provocada por un mal movimiento durante la audiencia que concedió en el Palacio de la Zarzuela al ministro emiratí de Asuntos Exteriores, jeque Abdullah bin Zayed al Nahyan. En ambas ocasiones, el monarca se puso en las manos del doctor Villamor, al que la prensa ha relacionado últimamente con la infanta Elena, aunque ninguno de los dos se ha pronunciado al respecto.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba