Nacional

La alcaldesa de Durango (PNV), de condenar un atentado de ETA a acoger el brindis de expresos

Aitziber Irigoras, regidora del municipio vizcaíno, permite que el polémico acto se celebre en el café-teatro Plateruena, propiedad del Ayuntamiento. Las alarmas no se han encendido en Interior al preveer que sólo un reducido número de excarcelados por la derogación de la doctrina Parot acudiría a la cita.  

La alcaldesa de Durango, Aitziber Irigoras, en un acto de campaña de las últimas municipales.
La alcaldesa de Durango, Aitziber Irigoras, en un acto de campaña de las últimas municipales. EAJ-PNV

El doble juego del PNV ante la barbarie etarra vuelve a salir a relucir. Ahora se muestra en relación a los presos de ETA excarcelados a finales del pasado año tras la derogación de la doctrina Parot por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH). La vista gorda y el silencio cómplice reaparecen esta vez para no impedir el primer gran acto público de estos ex-reclusos, considerado por las víctimas, PP y UPyD como una humillación sin precedentes a quienes sufrieron el terror de la banda asesina. El hecho de que dichos ex-presos no se hayan arrepentido de sus crímenes, ni hayan perdido perdón a las víctimas, ni desvinculado de ETA no ha pesado en la conciencia de la alcaldesa de Durango, Aitziber Irigoras. La regidora peneuvista ha consentido que el brindis proetarra de este sábado se celebre en unas dependencias que son propiedad del Ayuntamiento: el Plateruena Kafe Antzokia.

Aunque este café teatro, destinado a conciertos musicales y eventos de promoción del euskera (todos los actos que acoge se desarrolla en la lengua autóctona), es gestionado por manos privadas, la titularidad del mismo corresponde al Consistorio que dirige Aitziber Irigoras, quien se encuentra ahora en su segundo mandato como primera edil. Según consta en la información remitida por la Ertzaintza al juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz, el alquiler del Kafe Antzokia para reunir a los presos puestos en libertad a raíz del fallo de Estrasburgo fue solicitado por un particular, tal y como suele hacer el entorno filoetarra en la organización de este tipo de acontecimientos. En concreto, en la documentación aportada por la Policía autónoma vasca consta que dicha persona había reclamado las instalaciones del café-teatro para llevar a cabo una rueda de prensa y, posteriormente, un almuerzo frío para alrededor de un centenar de personas

El hecho de que los ex-presos no se hayan arrepentido de sus crímenes, ni hayan perdido perdón a las víctimas, ni desvinculado de ETA no ha pesado en la conciencia de la regidora peneuvista

Esta comparecencia de prensa se anunció con el propósito de valorar el comunicado del pasado 28 de diciembre en el que el autodenominado Colectivo de Presos Políticos Vascos (EPPK en sus siglas en euskera) aludía al daño "multilateral" de los atentados de ETA y por primera vez aparcaba su petición histórica de amnistía para reconocer "la legalidad penitenciaria española" y la posibilidad de los reclusos de acogerse a beneficios individuales. Tanto la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), que dirige Ángeles Pedraza, como el colectivo Dignidad y Justicia (DyJ), que preside Daniel Portero, reclamaron a la Audiencia Nacional la suspensión del acto al entender que la convocatoria constituía un delito de enaltecimiento del terrorismo.

Al acoger este brindis proetarra en el antiguo matadero de la localidad vizcaína, la alcaldesa del PNV va a pasar a la historia como la regidora que condenó el atentado de ETA en Durango en 2009 contra una sede del PSE, pero que, al mismo tiempo, no puso el menor de los reparos (no se le ha escuchado estos días ninguna palabra contraria al acto) al homenaje rendido por el entorno batasuno a los 63 etarras excarcelados tras la derogación de la doctrina Parot. Aitziber Irigoras, docente en la Universidad de Deusto, calificó de "execrable" el último ataque de la banda asesina en su municipio y habló entonces de "indignidad". Ella misma leyó el comunicado elaborado por los portavoces municipales (con la ausencia de ANV) donde se decía que la acción suponía "un tremendo acto de barbarie contra la propia esencia de la democracia, ataca a la pluralidad política y aterroriza a vecinas y vecinos indefensos". Ahora, esta indefensión la siguen viviendo las víctimas de ETA ante exaltaciones de sus verdugos como la de este sábado.

Habrá más homenajes a los ex reclusos

Si bien desde el Ministerio del Interior se ha considerado "repugnante y deleznable" el acto de Durango, dejando que la Justicia, como marca la ley, fuese quien autorizara o no su celebración, la tesis manejada por el Gobierno para no encender las alarmas ha sido la previsión de que sólo un reducido número de excarcelados por el fallo de Estrasburgo acudiría al Plateruena Kafe Antzokia. No obstante, desde Interior aseguraron que estarían pendientes de todo cuanto ocurra en Durango, sobre todo de la posible participación de dirigentes de Sortu, marca heredera de Batasuna, lo que supondría una prueba más para ir pensando en formalizar la petición de ilegalización.

Además, fuentes de la lucha antiterrorista están convencidos de que habrá más homenajes a ex-presos beneficiados por el fin de la doctrina Parotcitas en las que miembros de Sortu podrían retratarse. El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, recalcó ayer que conductas de enaltecimiento del terrorismo, humillación o "equiparación de víctimas y verdugos" de una manera reiterada incurrirían en los supuestos fijados por el Tribunal Constitucional para dar lugar al "incidente de ilegalización sobrevenida".


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba