Las profesiones de sus señorías los diputados (y II)

De bachilleres a ingenieros: los estudios de los 2.192 diputados que ha habido en España

¿Qué son los diputados en la vida civil? ¿Qué han estudiado, dónde han trabajado, tendrán salida profesional cuando dejen el escaño? 'Vozpópuli' analiza el currículo de los 2.192 diputados que han sido elegidos en España: ha habido de todo.

Por el Congreso han pasado 2.192 diputados con estudios y profesiones muy variopintos.
Por el Congreso han pasado 2.192 diputados con estudios y profesiones muy variopintos. EFE

¿Qué son los diputados en la vida civil? ¿Qué han estudiado, dónde han trabajado, tendrán salida profesional? Vozpópuli ya publicó una primera parte en un amplio reportaje sobre la vida, obra y milagros de los 2.192 diputados que hasta hoy han sido, pero como el listado era tan amplio se hacía necesaria una segunda parte. A esta redacción llegaron quejas de algunos diputados que no veían reflejada su profesión en el reportaje. Ahora completamos el estudio con esta segunda parte que arroja nuevos datos reveladores sobre sus señorías.

La profesión mayoritaria de los diputados que han pasado por el Congreso desde junio de 1977 es la de abogado (35,78%), seguida de maestro o profesor, incluyendo a los profesores universitarios (20,31% en total) y los catedráticos, así como los funcionarios públicos (9,54%). Pero ha habido obreros, médicos, enfermeras, informáticos, jueces y hasta marinos. Por el Congreso ha pasado prácticamente de todo.

De administrativos, comerciales y bachilleres

En  los escaños del Congreso se han sentado 28 administrativos (el 1,28% del total de los 2.192 diputados); son nombres como María Josefa Aguado, o el que fuera alcalde de Madrid, Juan Barranco, o el propio exministro de Fomento, José Blanco, la diputada de IU Presentación Durán o el catalán Enric Ribas.

Por intentar seguir un orden alfabético, ha habido 4 diputados (el 0,18%) que se ganaban la vida exclusivamente como asesores fiscales: Juan Bertomeu, Antoni Fernández Teixidó (un hombre, por cierto, que ha saltado de partido en partido: desde el PCE hasta CiU, pasando por el CDS de Suárez), Ramón Moreno o la abogada Inés María Rodríguez.

Nueve (el 0,41%) han sido arquitectos, como Xerardo Estévez, Rafael Olea o Ruben Darío Henríquez, que permanecieron sólo una legislatura, o como Carlos Manglano de Mas o el comunista Jerónimo Andreu, que permanecieron ocho años en el escaño (dos legislaturas).

Biólogos ha habido 13 (0,59%), como Jesús Martínez-Pujalte (del PP, hermano de Vicente, que aún permanece en el Grupo Popular), César Aja, Miguel Ángel Heredia, Ángel Díaz Sol, Rosa María Bonàs o Juan Antonio Barrio de Penagos, uno de los líderes de la corriente interna del PSOE Izquierda Socialista.

Se han ganado la vida como comerciales cuatro diputados (el 0,18%): Andrés Eguíbar, Francisco Perea, Juan Sabater (también deportista) y José Velasco Aparicio (que permaneció ocho años en el escaño). Y con estudios de bachiller, por el Congreso han pasado 48 diputados (el 2,20%), como Josep Pau i Pernau y José Antonio Amate, que ambos estuvieron seis legislaturas (unos 24 años), o como Conrado Alonso (4 legislaturas), José Luis Corcuera (que fue sindicalista y ministro del Interior y permaneció 8 años en el escaño) o, en fin, Lucita Villar o José Luis Asenjo, que repitieron en dos legislaturas.

Escritores, enfermeras, farmacéuticos, químicos…

El hemiciclo tuvo ocasión de ver entre sus ocupantes al escritor y poeta comunista ya fallecido Rafael Alberti, toda una novedad en el año 1977. Pero es que ha habido tres escritores (el 0,14%) entre los diputados: el referido Alberti, el también fallecido José Antonio Labordeta (inolvidable gran persona) y Joaquín Fúster.

En un polo muy opuesto, en los escaños se han sentado cinco enfermeras (el 0,23%): María Concepció Tarruella y Eloísa Álvarez durante dos legislaturas, y María Josep Atienza, María Cristina Suárez-Bárcena y Elvira Velasco, en una. Y farmacéuticos han sido 21 diputados (el 0,96%), como los exministros Federico Mayor Zaragoza y Julia García-Valdecasas (ya fallecida), o nombres menos conocidos como Senén Bernárdez o Remedios Martel.

De un campo distinto, en este caso el de la Física, han pasado por el Congreso 8 diputados (el 0,36%), como los exministros Jesús Sancho Rof (el del ‘bichito’ de la colza) y Javier Solana. Y como representantes de la Geología hemos tenido a cuatro diputados (el 0,18%): Josep María Obiols (que lideró el PSC), Juan Miguel Rodríguez (en tres legislaturas), José Luis Estrada y el vasco Iñaki Antigüedad.

Por seguir en campos parecidos de las ciencias, ha habido 28 químicos (el 1,28%), siendo el ejemplo más claro el muchas veces exministro Alfredo Pérez Rubalcaba (diputado en 6 legislaturas) o su compañero de pupitre, Jaime Lissavetzky, por no hablar del también exministro y alcalde Juan Carlos Aparicio (del PP, con 7 legislaturas), Carlos Dávila (que tuvo mucho que ver con la energía), o el propio secretario general de la UGT, Cándido Méndez.

Licenciados en Geografía e Historia ha habido 72 (el 3,28%), como Manuel Pezzi, Chesús Yuste, Iñigo Aguirre Kerexeta, Emilio Alonso Sarmiento (que mandó mucho en las finanzas del PSOE) o la popular Cayetana Álvarez de Toledo, que ya lleva dos legislaturas.

Por volver al campo de las letras, ha habido 48 filósofos (2,20%), como Francisco Javier Moldes Fontán, Irene Moreno, Antonio Moreno o María del Carmen Nestares. Mientras que psicólogos han pasado por el Congreso 23 (el 1,05%), como las socialistas María Dolores Renau, Consuelo Rumí o la histórica Elena Vázquez Menéndez. Y, en fin, sociólogos han sido 19 (el 0,87%), como los exministros Jesús Caldera, José María Maravall, Leire Pajín, Ana Palacio o Félix Manuel Pérez Miyares, así como el actual ministro de Educación, José Ignacio Wert, o José Andrés Torres Mora, que fue el cerebro gris en la sombre de Zapatero.

Licenciados en Políticas -los estudios del ascendentePablo Iglesias dentro de Podemos- ha habido 65 diputados (el 2,98%), como Óscar López (que fue secretario de Organización del PSOE), o los exministros Ana Mato y Juan Fernando López Aguilar.

En un círculo muy distinto al anterior, pero acaso complementario, periodistas o comunicadores en general ha habido 51 en el Congreso (el 2,34%), empezando por el fallecido Santiago Carrillo (que siempre se autodefinió como tal), o los históricos (ya fallecidos también) María Victoria Fernández-España, Antonio Fontán o Carlos Sentís, y los más modernos Belén Bajo, Pilar Rahola, Miguel Ángel Rodríguez, Irene Lozano, Eva Durán o Juan de Dios Ramírez Heredia.

La Teología también ha estado presente en el congreso, con 7 representantes (el 0,32%), como Xabier Arzalluz, Joxe Joan González de Txabarri, Manuel Pérez Castell o Gabriel Urralburu.

De la FP a la Ingeniería, informática y veterinaria

Diez diputados completaron estudios de Formación Profesional en diferentes ramas (el 0,46%), como María Virtudes Cediel o María Dolores Compte, pero ha habido 123 ingenieros (el 5,64%), con nombres muy sonados que han ocupado diversos altos cargos en los diferentes gobiernos.

Ingenieros han sido el histórico nacionalista vasco Juan Ajuriaguerra, o el expresidente del Gobierno Leopoldo Calvo-Sotelo, o el exvicepresidente económico con Suárez, Fernando Abril Martorell (estos tres ya han fallecido), pero también otros ilustres como los exministros Francisco Álvarez-Cascos, Josep Borrell y Jaime Lamo de Espinosa, el actual presidente de Asturias, Javier Fernández, Mariano Alierta, Joaquín Abril Martorell, el andalucista Miguel Ángel Arredonda o Víctor María Calvo-Sotelo Ibáñez-Martín.

Ha habido cuatro informáticos (el 0,18%); Eva Amador, Antonio Cárceles, María Teresa Riera y Antonio Fernández. Y hasta ha habido un marino (el 0,04%): Alfonso Soler.

Finalmente, por el Congreso han pasado 12 veterinarios (el 5,17%), como José Alarcón, Alejandro Alonso, Juan Cruz Sagredo o el histórico de la política Luis Mardones.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba