Nacional

Los reyes presiden junto a los príncipes y Rajoy el desfile del 12-O

.

Don Juan Carlos y doña Sofía, así como don Felipe y doña Letizia, llegaron a la plaza de Neptuno de Madrid a las 10.30 horas y fueron recibidos, entre tras autoridades, por Rajoy, que había llegado poco antes al mismo lugar acompañado de su esposa, Elvira Fernández. También lo había hecho previamente la infanta Elena, que este año está ubicada en la tribuna que ocupan, entre otros, los representantes de los partidos políticos, y no junto al resto de la familia real.

Sin los Duques de Palma

Quienes este año no han acudido al acto son los duques de Palma. Los reyes y los príncipes han sido recibidos con aplausos cuando han descendido de los vehículos en los que se han desplazado hasta la plaza de Neptuno. La llegada de Rajoy ha sido acogida con silencio a diferencia de años anteriores, en los que su predecesor en el cargo, José Luis Rodríguez Zapatero tuvo que escuchar silbidos del público al hacer acto de presencia para asistir al desfile. En el acto están presentes también todos los ministros excepto el de Economía, Luis de Guindos -quien se encuentra en Tokio participando en la reunión del Fondo Monetario Internacional-, los presidentes del Congreso y del Senado y de otras instituciones del Estado como el Tribunal Constitucional. También han acudido los presidentes de Aragón, Asturias, Canarias, Castilla y León, Extremadura, Madrid, Murcia, Navarra y Castilla-La Mancha, además del de la ciudad autónoma de Ceuta.

El acto comenzó con la interpretación de himno nacional, y acto seguido don Juan Carlos ha pasado revista a las tropas que le rendían honores. Este año ha hecho el recorrido a pie, mientras que el año pasado lo hizo subido en un vehículo militar debido a que en septiembre de 2011 había se había sometido a una intervención quirúrgica por la rotura del tendón de Aquiles.

Austeridad

El homenaje a la bandera y a los caídos por la patria dió paso al vuelo de la patrulla acrobática Águila, que ha dibujado en el cielo con sus estelas la bandera española. Son los únicos aviones presentes en el desfile militar, ya que, en aras de la austeridad, no hubo este año exhibición aérea ni tampoco acorazados, carros de combate o blindados. En total, en el desfile participaron unos 2.600 militares de los tres ejércitos y efectivos de la Guardia Civil. A su término los reyes han ofrecido en el Palacio Real una recepción a las autoridades del Estado y a los representantes de los partidos políticos.

La infanta Elena, ni en la tribuna ni en el saludo de la recepción

La infanta Elena no ha estado presente en la tribuna desde la que lo siguieron los reyes y los príncipes ni en la línea de saludo en la recepción posterior que ofrece don Juan Carlos en el Palacio Real. Doña Elena llegó a la plaza de Neptuno de Madrid, lugar en el que han ubicado las tribunas de autoridades para seguir el desfile, poco antes de que lo hicieran don Juan Carlos y doña Sofía y los príncipes de Asturias.

Posteriormente, a diferencia de años anteriores, no se dirigió a la tribuna principal en la que se han situado los reyes y los príncipes, sino que lo hizo a la destinada a otras autoridades como los dirigentes de los partidos políticos. En concreto, se sentó junto al secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, con quien estuvo departiendo durante el acto.

Fuentes de la Casa del Rey han informado a de que la infanta Elena tampoco estará en la línea de saludo para recibir a los invitados en la recepción posterior ofrecida por don Juan Carlos y en la que se situarán también los reyes y los príncipes. Las fuentes citadas han señalado que doña Elena no tiene por qué participar necesariamente en los actos oficiales en los que la representación de la Familia Real corresponde a la jefatura del Estado.

Por tanto, han explicado que, a partir de hoy, en actos de este tipo estarán presentes los reyes y los príncipes, dado que don Felipe es el heredero de la Corona. Por su parte, la infanta Elena podrá acudir o no al margen de la representación oficial de la jefatura del Estado. Esta decisión no cuestiona en ningún momento la pertenencia a la Familia Real de la infanta Elena, que seguirá teniendo su agenda de actividades oficiales.

Quienes no han acudido este año ni al desfile ni a la posterior recepción en el Palacio Real son los duques de Palma, que en 2011 sí estuvieron presentes en uno de los últimos actos oficiales en los que estuvo presente Iñaki Urdangarin. A mediados del pasado mes de diciembre la Casa del Rey le apartó de las actividades oficiales de la Familia Real, unos días antes de que el juez José Castro le citara como imputado en el caso Nóos.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba