Nacional

Dudas de última hora en el PP sobre si Rajoy debe demandar a Bárcenas y a 'El País'

El resto de la cúpula popular aludida en los papeles del ex tesorero acudirán a lo largo de esta semana a los tribunales siguiendo el modelo de Cospedal: demanda por la vía civil contra Bárcenas y El País. El jefe del Ejecutivo siempre ha alardeado de que a lo largo de su vida política nunca se ha querellado contra nadie. Arenas dice que hay una "batalla" que busca la "sustitución" de Rajoy. El PSOE reclama al juez que se retire el pasaporte al que fuera también senador por Cantabria.

Que lo haga la 'número dos' del partido, esto es, María Dolores de Cospedal, o parte de la actual y antigua cúpula popular, vale, pero que sea el presidente del Gobierno el que se querelle, no ya contra su antiguo tesorero, sino contra uno de los principales medios de comunicación de España, es otra cosa, y en Moncloa creen que no es la mejor de las maneras para abordar el debate del estado de la nación que arranca este miércoles, el primero de Mariano Rajoy como inquilino de la Moncloa. El PP anunció este lunes a través de un comunicado que "a lo largo de los próximos días" el partido y las personas afectadas "por determinadas informaciones iniciarán las acciones legales pertinentes para defender tanto su honorabilidad como el daño que están haciendo dichas informaciones a la imagen del partido y a la reputación de sus dirigentes", pero eso no necesariamente incluye a Rajoy.

Además, el presidente del Gobierno siempre ha alardeado de que a lo largo de su dilatada vida política nunca se ha querellado contra nadie, ni por la vía civil ni penal, y no parece que eso vaya a variar, salvo una decisión de última hora. Sí firmó la declaración jurada que preparó la tesorera del partido, Carmen Navarro, para negar haber recibido sobresueldos en sobres no declarados al fisco. Otra cosa es la demanda conjunta que el partido va a presentar en defensa de su honor y propia imagen, lo que es complicado de alegar para las personas jurídicas, según indicaron los servicios jurídicos del PP y el despacho externo de abogados contratado, demanda, en todo caso, bajo la que se ampararía el jefe del Ejecutivo.

Posiblemente, la decisión de María Dolores de Cospedal de adelantarse al resto de sus compañeros de filas presentando el viernes una demanda civil contra su aborrecido Luis Bárcenas y contra la sociedad editora del diario El País en el registro de los Juzgados de Toledo responde a la intención de desviar la atención hacia ella y no hacia Rajoy. Así daba el pistoletazo de salida a unas demandas mil veces anunciadas pero que parecía que nunca terminaban de arrancar. El lunes, el vicesecretario de Política Municipal y Autonómica, Javier Arenas, informó que entre este martes y el miércoles irían a los tribunales para defender la "honorabilidad" de todos los miembros del PP, al tiempo que salió el defensa de la actuación de Manuel Fraga, José María Aznar y Mariano Rajoy al frente del liderazgo del partido, sin alusiones a Antonio Hernández Mancha, que fue el que prescindió de los servicios de Luis Bárcenas por falta de sintonía y confianza política y que volvería más tarde a la sede del partido de la mano de Manuel Fraga en 1989 cuando el congreso de refundación.

El lunes no hubo comité de dirección ni comparecencia ante la prensa para evitar las preguntas sobre la vinculación laboral de Bárcenas con el PP hasta diciembre de 2012

Fue precisamente en esa defensa de Rajoy que Arenas puntualizó que, aunque a la cuestión de los papeles de Bárcenas hay que "dedicarle tiempo, no hay que dedicarle todo" ya que hay que actuar contra la crisis y el paro, que pretende Moncloa que sean los dos grandes temas en torno a los cuales gire la intervención del jefe del Ejecutivo en el debate, unido indefectiblemente a un paquete de propuestas anticorrupción que bordearán la cuestión Bárcenas, del que, sin duda alguna, hablarán otros portavoces tras el discurso presidencial. Además apuntó a una maniobra, "batalla" lo llamó, "que lo que quiere es la sustitución del presidente del Gobierno". No concretó si esa batalla era externa o interna, aunque dijo que el lenguaje de la oposición le recordaba "al 11-M".

Del ex tesorero del PP habló el lunes el secretario de Organización del PSOE, Óscar López, para anunciar que exigirán al juez que le retire el pasaporte "porque ya está bien de peinetas y chulerías del PP a los españoles". El 'número tres' del PSOE hizo este anuncio en alusión a la imagen que se publicó el lunes de Bárcenas llegando al aeropuerto de Barajas procedente de Canadá, a donde fue a esquiar, y haciendo "la peineta", el conocido gesto de insulto con el dedo corazón, ante los medios de comunicación. Los socialistas "no vamos a consentir que Bárcenas, Rajoy y el PP le sigan haciendo la peineta a los españoles", dijo López, que también advirtió de que el presidente del Gobierno y su partido son "rehenes" de su extesorero, de la trama Gürtel y de "sus propias mentiras", y ha lamentado que los dirigentes populares estén "escondidos" tratando de "esquivar" preguntas sobre el caso.

En concreto, López se refería al hecho de que el lunes no se reuniera el comité de dirección del PP, que preside Cospedal, y que convoca en la sede del partido a los tres vicesecretarios populares, esto es, Carlos Floriano, Javier Arenas y Esteban González Pons, y a los portavoces parlamentarios de Congreso, Senado y Eurocámara, Alfonso Alonso, Pío García Escudero y Jaime Mayor Oreja, respectivamente. Desde Génova se remitió a la Junta Directiva Regional del PP de Castilla y León a la que acudió Arenas por lo que no hubo oportunidad de preguntar, por ejemplo, sobre la presunta relación laboral que el ex tesorero mantuvo con el PP hasta diciembre del año pasado, dado que siguió abonando sus cuotas de la Seguridad Social.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba