El presidente rompe la piñata electoral con regalos para familias, autónomos y empresas

Rajoy anuncia que los nuevos contratos indefinidos no tendrán que cotizar por los primeros 500 euros

Con cinco convocatorias a las urnas a la vista en apenas diez meses, Mariano Rajoy ha roto este mediodía la piñata electoral anunciando regalos para las familias, trabajadores autónomos y empresas, colectivos todos ellos neurálgicos para que el PP salga bien librado en el duro tránsito que le espera hasta las legislativas.

Rajoy, durante su intervención en el debate sobre el estado de la nación.
Rajoy, durante su intervención en el debate sobre el estado de la nación. EFE

Los agraciados en esta ocasión son, por este orden, las familias, los trabajadores autónomos y las empresas, pues Rajoy ve margen para compensar los sacrificios hechos por la clase media durante la crisis. Hoy ha anunciado que cuando finalice la vigencia de la tarifa plana para la contratación, el Gobierno pondrá en marcha una tarifa reducida para los nuevos contratos indefinidosLos primeros 500 euros del salario estarán exentos de cotizar a la Seguridad Social. Esta rebaja de cotizaciones favorece en especial la incorporación de los trabajadores más vulnerables, aquellos donde se concentra más el paro y la temporalidad.La reducción de la cotización no tendrá impacto en la generación de derechos de prestaciones para el trabajador. Al final, la cotización a la Seguridad Social de los empleados con salarios más bajos se reducirá en un 70%, los que cobren 1.000 euros verán reducidas sus cotizaciones en cerca de un 50% y los salarios más elevados, situados en la base de cotización máxima, verán rebajas del 14%.

Los primeros 500 euros de salario no cotizarán para los nuevos contratos indefinidos

Rajoy ha anunciado también la próxima aprobación de un plan integral de apoyo a la familia. En la reforma fiscal que entró en vigor en enero, se incorporaron varios ‘cheques familiares’ que se concretan en ayudas para las familias numerosas o con ascendientes o descendientes con discapacidad. Suponen 1.200 euros al año para cada uno de los casos y son acumulables entre sí. El presidente ha informado hoy de que estos ‘cheques’ se extenderán a las familias monoparentales formadas por un progenitor y dos hijos. En conjunto, se verán beneficiadas por esas medidas más de un millón de personas.

Reestructuración de la deuda de familias y empresas

El presidente también se ha comprometido a reformar el Estatuto del Trabajo autónomo, en el que se incluirá una bonificación especial para la conciliación dirigida a estos trabajadores. El Consejo de Ministros también aprobará en breve una ley de segunda oportunidad para ayudar a las familias y empresas a reestructurar sus deudas mediante acuerdos extrajudiciales. Como se ha hecho en otros países europeos, el Gobierno revisará los plazos de prescripción de las reclamaciones de deuda, que quedarán fijados en cinco años en lugar de los 15 vigentes en la actualidad. El objetivo es que las familias y los empresarios no se vean obligadas a vender sus bienes para pagar sus deudas. Otra medida dirigida a los autónomos: el Gobierno bonificará durante un año el 100% de la cotización a la Seguridad Social por contingencia comunes de quienes reduzcan su jornada por cuidado de hijos menores de siete años o de personas mayores dependientes. Esta bonificación va dirigida a los autónomos que contraten un trabajador que le permita mantener la actividad.

Las familias monoparentales con dos hijos accederán a nuevas desgravaciones fiscales

El Gobierno reformará también en breve el Código de Buenas Prácticas bancarias para que se beneficien del mismo más familias. Este Código ha permitido hasta la fecha alrededor de 12.000 reestructuraciones de deuda y 3.500 daciones en pago.

En la piñata se incluye también un marco jurídico para el sector público que complemente la eficacia conseguida tras la eliminación de más de 2.000 entidades.

Por último, Rajoy se ha comprometido a crear una oficina de gestión y recuperación de recursos y activos derivados de la comisión de un delito. Dentro del paquete de lucha contra la corrupción, el presidente ha anunciado también una reforma de la ley General Tributaria orientada a prevenir el fraude con la publicidad de aquellos de mayor cuantía y de los que han merecido reproche penal. Para intensificar también la lucha contra el fraude, se reformarán la ley ordenadora del sistema de inspección de Trabajo.

"España ha salido de la pesadilla"

En el Gobierno pesa la convicción de que a la recuperación económica se ha llegado sin un relato sólido que pueda ser entendido por la mayor parte de la población y, sobre todo, que derive en un apoyo expreso al PP por la gestión que ha realizado desde su triunfo electoral de 2011. Eso explica el tiempo que este mediodía ha empleado Mariano Rajoy en recordar en qué condiciones recibió el país y como ha evolucionado. Lo cogió, ha dicho, al borde de la quiebra y a un paso del rescate, cuando se perdían 3.200 empleos diarios, con la caja vacía después de perder unos ingresos tributarios de más de 70.000 millones“España ha salido de la pesadilla”, ha dicho Rajoy, tras recordar que el año pasado se crearon más de 400.000 empleos netos y que la prima de riesgo está por debajo de los 100 puntos después de haber escalado a los 635 en la etapa del Gobierno socialista. Este año, ha dicho el presidente, se crearán 500.000 empleos y se crecerá al 2,4%, cuatro décimas por encima de las previsiones oficiales.

Una nueva oficina se encargará de gestionar la recuperación del dinero obtenido por actuaciones corruptas

Y todo ello se ha conseguido sin tocar las pensiones y sin que los españoles, en opinión de Rajoy, hayan percibido deterioro en la asistencia educativa, sanitaria o en el pago de las prestaciones por desempleo. Cuando el PSOE gobernaba, ha recordado, el gasto en desempleo sumaba tanto como el gasto de todos los ministerios. “Ya no somos un problema para Europa y nos hemos convertido en un ejemplo de recuperación económica después de haber estado al borde de la quiebra”, ha concluido.

El presidente sabe que afronta el último debate de la nación de la legislatura con cierta ventaja, a la vista de la debilidad que refleja el liderazgo de Pedro Sánchez. Mientras Rajoy centra su atención en recuperar los cuatro millones de votos que el PP ha perdido desde las elecciones generales, buena parte de ellos refugiados en la abstención, y en dar vitaminas a los candidatos de su partido que se examinan en mayo en 13 comunidades y más de 8.000 ayuntamientos, el secretario general del PSOE, después de un semestre al frente de su partido, todavía tiene que demostrar su capacidad para remontar en las encuestas y para sobrevivir a la emboscada interna que se le ha empezado a tender desde Andalucía. De ahí que en las filas socialistas se comente que el discurso de esta tarde tendrá más importancia en clave interna que externa, entre otras razones por las dificultades que arrastra Sánchez, heredadas de Alfredo Pérez Rubalcaba, para atravesar la barrera mediática y encontrar a alguien que le escuche.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba