“Los recortes económicos no afectarán a la siniestralidad”

La DGT advierte de que habrá sorpresas en el cómputo de fallecidos en la carretera

Actualmente, la inmensa mayoría de los balances de siniestralidad que hace públicos el Ministerio del Interior se refieren únicamente a fallecidos en carretera a 24 horas, y excluyen a las víctimas en zona urbana y que fallecen días después.

La DGT advierte de que habrá sorpresas en el cómputo de fallecidos en la carretera
La DGT advierte de que habrá sorpresas en el cómputo de fallecidos en la carretera

La directora general de Tráfico, María Seguí, ha dicho hoy que el indicador de accidentes utilizado habitualmente por la DGT refleja solo una "fracción del problema" y ha reconocido que puede haber "sorpresas" cuando se haga un cómputo real de los fallecidos a treinta días en carretera y zona urbana. Y es que actualmente, la inmensa mayoría de los balances de siniestralidad que hace públicos el Ministerio del Interior se refieren únicamente a fallecidos en carretera a 24 horas, y excluyen a las víctimas en zona urbana y que fallecen días después.

En la presentación de un estudio sobre la seguridad vial en los medios de comunicación seguido por EFE, Seguí ha explicado que la cifra total de fallecidos en accidentes que la DGT publica hasta ahora en sus anuarios es una mera "estimación" realizada a partir de los datos reales de víctimas en las primeras 24 horas tras el accidente.

A falta de cifras reales, recopiladas en hospitales o mediante un seguimiento de los heridos, la DGT calcula el número de fallecidos a 30 días mediante un coeficiente corrector que arroja una simple estimación, no un cifra totalmente contrastada. Por ejemplo, el año 2010 se cerró inicialmente con 1.730 fallecidos en carretera a 24 horas, mientras que en el anuario de la DGT, que incluye fallecidos a 30 días y en ciudad, la cifra se elevó a 2.478 muertos.

Acabar con esta situación y ofrecer una estadísticas reales de siniestralidad equivalentes a las del resto de países de la UE, es uno de "primeros retos" que se ha fijado Seguí, que quiere implicar en este objetivo a las comunidades autónomas, los servicios sanitarios y los ayuntamientos, con los que ya se está trabajando. "Nos podríamos llevar una sorpresa", ha reconocido la directora de Tráfico, que ha pedido que tampoco se haga "alarmismo" con cifras pasadas, ya que lo importante es mejorar la seguridad vial en el futuro.

En este sentido, ha apostado por rebajar aún más el número de heridos graves, que en los últimos años no se han reducido en la misma proporción que el de víctimas mortales.

“Los recortes no afectará a la siniestralidad”

Preguntada por las limitaciones presupuestarias que afectan también a la DGT, Seguí ha expresado su confianza en que los recortes no afecten a las cifras de siniestralidad vial y se mantenga la tendencia descendente de los últimos años. En esa mejora de los datos de accidentes puede influir también, según la directora de Tráfico, la caída de los desplazamientos por la crisis que estudios recientes calculan en un 3 por ciento de media.

Seguí ha realizado estas declaraciones en la presentación de un estudio patrocinado por Línea Directa sobre la presencia de las noticias sobre seguridad vial en los medios de comunicación. Según el análisis, realizado por la Universidad de Navarra, la prensa escrita ha multiplicado casi por seis el número de noticias sobre seguridad vial en los últimos cuatro años.

El 57,8 por ciento de las informaciones analizadas hacían referencia a la "prevención", un 25 por ciento a sanciones y otro 30 por ciento a las nuevas medidas de circulación, como la reducción temporal de la velocidad máxima a los 110 kilómetros por hora.

Por contra, las operaciones especiales de tráfico por puentes o vacaciones solo merecen un 4,5 por ciento del total de noticias en prensa escrita, medios digitales, radio y televisión.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba