El titular de Hacienda oscurece el despliegue electoral de su partido

La polémica sobre el despacho de Montoro eclipsa el despliegue del PP en Andalucía

Protagonista a su pesar, el ministro ha eclipsado momentáneamente la campaña del PP en Andalucía. El episodio sobre su antiguo despacho profesional y el pulso de la Agencia Tributaria con el juez Ruz le han convertido en el objetivo de los focos informativos.

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro
El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro Europa Press

El ministro de Hacienda se ha convertido en el eje de la actualidad política en las últimas horas. Sin pretenderlo y, por supuesto, sin desearlo, dos episodios han eclipsado la campaña electoral del PP en Andalucía, en la que se está colocando buena parte del equipo ministerial y los principales dirigentes del partido. Este súbito protagonismo del titular de Hacienda ha provocado enorme contrariedad en la cúpula de Génova, que lucha a brazo partido por sacar adelante una de las campañas electorales más complicadas de los últimos tiempos.

Las revelaciones sobre un supuesto caso de corrupción de Equipo Económico, el antiguo bufete de asesoría fundado por Montoro, con el nombre de Montoro y Asociados, tras salir del Gobierno de Aznar, ha alterado la actualidad informativa. La Cámara de Comercio de España encargó al mencionado bufete unos trabajos en 2012, cuando Montoro ya no figuraba en la consultora. Ese trabajo está siendo objeto de investigación por parte de la Fiscalía Anticorrupciónpor si incurre en un presunto delito de corrupción. El revuelo organizado tras conocerse la noticia ha caído como un terremoto en la sede del PP, centrado en sacar adelante el reto de la cita con las urnas andaluzas.

Tanto el PSOE como UPyD habían apuntado directamente a Montoro e incluso a la vicepresidenta Sáenz de Santamaría como responsables últimos de la actitud poco colaboradora de la Agencia Tributaria

Al mismo tiempo, también el martes se sustanció la respuesta definitiva de la Agencia Tributaria a los requerimientos del juez Ruzsobre la posibilidad de que el PP hubiera incurrido en un delito fiscal por no declarar determinadas aportaciones opacas. Este pulso entre el magistrado de la Audiencia Nacional y la Oficina Nacional contra el Fraude (Onif) viene de largo. Finalmente se le entregó a Ruz el informe requerido. Tanto el PSOE como UPyD habían apuntado directamente a Montoro e incluso a la vicepresidenta Sáenz de Santamaría como responsables últimos de la actitud poco colaboradora de la Agencia Tributaria. Hasta hubo amenaza de ser objeto de una recusación parlamentaria.

En busca del anonimato

Dos incidencias de género muy diferente pero con un protagonista común, Cristóbal Montoro, quien en los últimos días había pretendido no protagonizar ningún tipo de polémica. El PP está centrado en'salvar al soldado Bonilla', su candidato a la presidencia de la Junta de Andalucía. Incluso Sáenz de Santamaría se ha entregado afanosamente a la campaña. En Almería protagonizó un monólogo muy distendido, en el que asimilaba a Podemos y Ciudadanos con los 'ociosos de la obra', que contemplan a los operarios que trabajan por construir un edificio. Fue su segunda revelación sobre un escenario, después de aquel 'bonita'que le dedicara a Susana Díaz.

Los sondeos ofrecen un mínimo repunte de los 'populares'. Y hay nervios en el PSOE. Susana Díaz protagonizó un estruendoso resbalón en el debate televisivo del lunes, donde se mostró intolerante, impertinente, mandona y faltona. Un error. Algo que ha favorecido a Juanma Moreno, quien según avanza la campaña está encontrando el tono ajustado para sus intereses. A escasos días de la celebración de los comicios, es Montoro sin embargo quien, con estos dos hechos tan poco positivos, se ha convertido en el protagonista del momento. Una contraprogramación sobrevenida. Las elecciones andaluzas han pasado, de esta forma, a un segundo plano.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba