Nacional

Cifuentes da un "sí" a reformar la Constitución y un "no" a la aventura secesionista catalana

"La Constitución Española no es ni puede ser, en modo alguno, un texto inamovible, que deba permanecer inalterado a lo largo del tiempo. Su articulado incluye mecanismos para llevar a cabo reformas", ha expresado este jueves la delegada del Gobierno en Madrid en los actos homenaje a la Carta Magna. 

Cristina Cifuentes durante su intervención en el acto de conmemoración del XXXV aniversario de la Constitución en la sede de la Comunidad de Madrid
Cristina Cifuentes durante su intervención en el acto de conmemoración del XXXV aniversario de la Constitución en la sede de la Comunidad de Madrid EFE

La delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, se ha mostrado este jueves abierta a reformas de la Constitución "legales y desde el consenso" para extender las cotas de autogobierno dentro de los límites constitucionales, dotar de coherencia y máxima equidad al sistema de financiación autonómica y desarrollar las previsiones legislativas constitucionales a la luz de la experiencia de estos 35 años. 

En los actos homenaje a la Constitución celebrados este jueves en la Real Casa de Correos, Cifuentes ha dado un "sí" a modificar la Carta Magna también para "redistribuir competencias con el fin de eliminar duplicidades, racionalizar la Administración, disminuir el gasto público, evitar la ruptura de la unidad de mercado e impedir ineficiencias en la gestión".

"La Constitución Española no es ni puede ser, en modo alguno, un texto inamovible, que deba permanecer inalterado a lo largo del tiempo. Su articulado incluye mecanismos para llevar a cabo reformas, de acuerdo con un procedimiento que requiere de mayorías cualificadas y de la participación de todo el pueblo español", ha añadido.

Cifuentes ha lanzado "un no rotundo y sin ambages a los procesos unilaterales que, al margen de la ley y de las previsiones constitucionales, pretenden romper España"

Eso sí, Cifuentes ha lanzado "un no rotundo y sin ambages a los procesos unilaterales que, al margen de la ley y de las previsiones constitucionales, pretenden romper España y destruir su identidad como Nación, queriendo dejar atrás siglos de historia, de cultura y de valores compartidos, sin contar para ello con la decisión de todos y cada uno de los españoles"

"Quienes esto persiguen se encontrarán, no les quepa duda, con la firmeza del Gobierno de España, y la fortaleza y el rigor de la propia Constitución", ha apostillado.

"El independentismo es, sin duda, la mayor de las amenazas que vive hoy la Constitución, y supone un atentado directo al corazón de nuestra convivencia"

Cifuentes también ha criticado a los "irresponsables" que quieren modificar la forma política del Estado, a los que apuestan "por un modelo territorial sobre bases federales de más que dudosos beneficios" y, sobre todo, "quienes pretenden conseguir, de forma directa y unilateral, la ruptura de España que es, también, la ruptura de la Unión Europea en su concepción actual".

"El independentismo es, sin duda, la mayor de las amenazas que vive hoy la Constitución, y supone un atentado directo al corazón de nuestra convivencia", ha afirmado la delegada, quien ha recordado que la Constitución se asienta de "manera ineludible" sobre los conceptos  de "Nación", "soberanía" e "indisolubilidad".

"No cabe mayor deslealtad"

"La Constitución ha sido garante durante estos 35 años del derecho a la autonomía de las nacionalidades y regiones de España. Pero la configuración del modelo territorial establecido en la Constitución precisa como requisito inexcusable de las más altas cotas de lealtad institucional, totalmente incompatible con el propósito de algunos de romper la Nación española utilizando como plataforma para ello las cotas de autogobierno que la propia Constitución ha hecho posible", ha proseguido.

En este sentido, la delegada ha criticado, en referencia al independentismo catalán, la "aventura secesionista inviable jurídicamente, que parece querer distraer la atención de los ciudadanos respecto a los graves problemas económicos y sociales que atraviesan de manera especial algunas comunidades autónomas".

"La aventura secesionista catalana es inviable jurídicamente y parece querer distraer la atención de los ciudadanos respecto a los graves problemas económicos y sociales" 

"Que no duden, quienes desde el autogobierno que les ha permitido alcanzar la Constitución, pretenden romper unilateralmente la unidad nacional, que la propia Constitución, y el resto del ordenamiento jurídico, incluyen instrumentos eficaces para impedirlo", ha avisado.

Cifuentes aboga por una España fuerte y unida, que sea la suma de todas y cada una de las comunidades que la han conformado históricamente,"una España abierta y plural, donde las comunidades autónomas puedan desarrollar sus potencialidades en un clima de tolerancia y libertad, sin más limitación que el marco constitucional". "Nadie puede ser excluido, ni puede autoexcluirse, de esta meta común, según parece pretender alguna comunidad, como Cataluña", ha apostillado.

"Nada puede haber tan importante como para hacer que se rompa unilateralmente una convivencia forjada a lo largo de siglos de historia en común"

Por eso, ha manifestado que España "necesita a Cataluña y Cataluña necesita a España". "Juntos hemos superado grandes dificultades a lo largo de los siglos  y no podría comprenderse la España de hoy sin la enorme contribución de Cataluña a la cultura, la economía, el arte y la ciencia, que son ya patrimonio de todos y cada uno de los españoles", ha agregado.

"Queremos a Cataluña y a los catalanes, no hay razones objetivas para lo contrario y, precisamente por ello, podemos y debemos entendernos en el marco de la Constitución de 1978, que es la Constitución de todos. Nada puede haber tan importante como para hacer que se rompa unilateralmente una convivencia forjada a lo largo de siglos de historia en común", ha apuntado la representante del Gobierno central en Madrid.

Los movimientos sociales "no pueden sustituir a la democracia"

La delegada del Gobierno en Madrid ha aludido a la participación de los ciudadanos en los asuntos públicos a través de iniciativas como los movimientos sociales, "que la propia Constitución reconoce, pero que no puede sustituir, según algunos pretenden, a la democracia representativa fundamentada en los partidos políticos".

"Porque la democracia no son sólo las urnas, pero sin urnas no hay democracia, y la Constitución representa la mayor salvaguardia del sistema democrático que, hoy por hoy, es el mejor de los sistemas posibles", ha añadido.

Recuerdos a las víctimas del terrorismo

En su discurso, delegada también ha transmitido todo su cariño y rendir "el más cálido homenaje" a las asociaciones de víctimas del terrorismo y expresarles su solidaridad "en estos dolorosos momentos, en los que se nos hiela el corazón al comprobar que legalidad y justicia, términos que creíamos idénticos, siguen incomprensiblemente caminos dispares".

Cifuentes ha reiterado su compromiso de velar por el cumplimiento de la Ley de leyes, garantizar el ejercicio de los derechos fundamentales, hacer compatible en todo momento los principios de seguridad y libertad, como referente esencial de la labor que realizan las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y velar por que el Estado de Derecho sea una realidad y se configure día a día como fundamento del orden político y la paz social.

35 años de Constitución

"Han pasado 35 años desde que los españoles, al refrendar con nuestro voto la Constitución de 1978, sentamos las bases para la convivencia pacífica, el reconocimiento de la diversidad territorial y la garantía de los derechos y libertades públicas. Todos los elementos que nos definen e identifican hoy como Nación", ha señalado.

Cifuentes ha señalado que la Constitución de 1978 "marcó un antes y un después" en nuestra historia, porque "no era un texto impuesto,  sino el fruto del consenso, del diálogo, de la voluntad de reconciliación, de la cesión de unos y de otros para alcanzar una meta común que permitiera reforzar lo que nos une como Nación, sentando las bases para construir una sólida democracia  y desarrollar un nuevo modelo territorial".

Para la representante del Gobierno central en Madrid decir Constitución en 1978 era decir "nuevos tiempos, democracia, unidad, solidaridad, afán de justicia y libertad, proyecto común como Nación, sobre la base de unas reglas de juego diseñadas por todos, aceptadas por todos y respetadas por todos".

Y también, a su juicio, ha contribuido "decisivamente" a la estabilidad política, la vertebración territorial, la salvaguardia de los derechos de los ciudadanos mediante el imperio de la ley y factor de estabilidad política, "que durante décadas ha permitido desarrollar en paz un proceso de transformaciones y modernización sin precedentes".


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba